Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El mercado laboral se recuperará hasta 2023 en el mundo, estima la OIT

Al menos 220 millones de personas seguirán desempleadas este año, mientras 100 millones de asalariados trabajan en condiciones más precarias, tras la llegada de la pandemia de COVID-19.
mié 02 junio 2021 10:36 AM
OIT desempleo
El verdadero impacto en el mercado laboral es aún mayor cuando se toman en cuenta la reducción de las horas de trabajo impuestas a muchos trabajadores y otros factores, comentó Stefan Kuehn, economista de la OIT.

La pandemia del COVID-19 derrotó al mercado laboral en el mundo y este se recuperará hasta 2023; al menos 220 millones de personas seguirán desempleadas este año, y se estima que dejó más de 100 millones de asalariados en la pobreza por pérdida de horas de trabajo y acceso a empleos de buena calidad, informó esta mañana la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"El crecimiento del empleo será insuficiente para compensar las pérdidas sufridas hasta al menos 2023", indicó OIT en el informe "Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2021".

El verdadero impacto en el mercado laboral es aún mayor cuando se toman en cuenta la reducción de las horas de trabajo impuestas a muchos trabajadores y otros factores, comentó Stefan Kuehn, economista de la OIT y autor principal del informe a Reuters.

Publicidad

En total, estimó que las pérdidas de horas de trabajo en 2020 en relación con 2019 ascendieron al equivalente a 144 millones de empleos a tiempo completo en 2020, un déficit que se mantuvo en 127 millones en el segundo trimestre de este año.

"El desempleo no captura el impacto en el mercado laboral", dijo Kuehn, y señaló que mientras que la contratación en Estados Unidos se reanudó después de una pérdida masiva de empleos, muchos trabajadores en otros lugares, particularmente en Europa, permanecieron en esquemas de horas reducidas.

Las mujeres, los jóvenes y los 2,000 millones de personas que trabajan en el sector informal han sido los más afectados, con 108 millones de trabajadores más en todo el mundo ahora clasificados como pobres o extremadamente pobres en comparación con 2019, afirmó.

A fines de 2021, el mundo aún contará con 75 millones de empleos menos que sin la pandemia no hubiera tenido lugar. E inclusive para fines de 2022, este atraso no se cubrirá, con 23 millones de puestos de trabajo suprimidos por la crisis sanitaria que ya ha provocado la muerte de más de 3,5 millones de personas.

"Sin un esfuerzo para acelerar la creación de empleos decentes y apoyar a los miembros más vulnerables de las sociedades y la reactivación de los sectores económicos más afectados, los efectos de la pandemia podrían sufrirse durante años bajo la forma de pérdida de potencial humano y económico y mayor pobreza y desigualdad", indicó el director general de la OIT, Guy Ryder.

Publicidad

Ser pobre, aún con trabajo

En 2020 se evaporó el 8.8% de las horas trabajadas en comparación con el cuarto trimestre de 2019, o sea, el equivalente a 255 millones puestos de trabajo a tiempo completo.

"Se han deshecho cinco años de progreso hacia la erradicación de la pobreza laboral", dijo el informe.

Aunque la reactivación económica se logre en algunas partes del mundo, para fin de año seguirán faltando el equivalente a 100 millones de puestos de trabajo a tiempo completo.

Este déficit "se añade a los elevados niveles de desocupación, subempleo y malas condiciones laborales", que ya imperaban antes de la crisis sanitaria.

A pesar de que se espera que la situación laboral mejore un poco durante el segundo semestre de este año, la recuperación será desigual, sobre todo debido a la brecha en las tasas de vacunación entre diferentes países.

Las naciones emergentes también enfrentarán dificultades para poner en marcha planes de recuperación consecuentes

Menos empleos y horas trabajadas se traducen en forma automática en mayor pobreza.

Respecto a 2019, 108 millones de trabajadores han caído a las categorías de pobres o muy pobres, lo que quiere decir que los hogares que dependen de ellos tienen que vivir con menos de 3,2 dólares diarios.

Para los 2,000 millones de personas que trabajan en el sector informal, las consecuencias de la pandemia han sido catastróficas, sobre todo para mujeres que abandonaron el mercado laboral masivamente, inclusive en los países ricos, para ocuparse de los niños privados de escuela.

Un fenómeno que hace que la OIT tema que se esté llegando a una "re-tradicionalización" de los roles de género.

Con información de Reuters y AFP.

Publicidad
Publicidad
Publicidad