Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los bancos sortean la crisis del COVID gracias a nuevas normas financieras

Las reformas de Basilea III ayudaron al sistema bancario global a mantenerse resiliente durante la pandemia, afirma el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.
mar 06 julio 2021 09:05 AM
Los bancos frente al impacto del COVID-19
La repentina desaceleración de la actividad económica se asoció con un fuerte aumento en la demanda de liquidez, apuntó el informe.

Las reformas regulatorias que se implementaron luego de la crisis financiera de 2007 ayudaron a los bancos a hacer frente al impacto del coronavirus, informó este martes el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

“El sistema bancario se mantuvo resiliente durante la pandemia, fortalecido por los aumentos sustanciales de capital y por la liquidez en poder de los bancos desde la adopción de las reformas de Basilea III”, sostiene el informe Primeras lecciones de la pandemia COVID-19 sobre las reformas de Basilea.

Publicidad

El sistema bancario global habría enfrentado mayores tensiones si las reformas no se hubieran adoptado e implementado. Los índices de capital y liquidez permitieron a los bancos satisfacer la demanda de préstamos y complementar las medidas de apoyo adoptadas por las autoridades, señala el documento.

La demanda de préstamos tanto de hogares como de empresas, aumentó considerablemente. Durante la pandemia, los bancos siguieron prestando y ofreciendo otros servicios críticos.

“Los gobiernos y bancos centrales respondieron con amplias medidas de apoyo fiscal, monetario y regulatorio. A diferencia de la crisis financiera, en la que los bancos fueron la fuente y propagación del estrés, a la fecha los bancos se han mantenido resistentes y han complementado el apoyo del sector público al seguir brindando servicios financieros básicos para amortiguar el impacto de la pandemia en la economía en general”, sostiene el informe.

“La repentina desaceleración de la actividad económica se asoció con un fuerte aumento en la demanda de liquidez en medio de preocupaciones en torno a la capacidad de las empresas para absorber el impacto. Las empresas no financieras usaron de forma preventiva las líneas de créditos existentes para crear reservas de efectivo para enfrentar la disminución de ingresos provocado por las medidas de contención de la pandemia”, detalla el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

La liquidez del mercado, incluso en mercados considerados como profundos y líquidos, también se deterioró; surgieron signos de estrés en mercados de financiamiento de corto plazo, incluidos mercados de bonos, comerciales y repos, esto porque inversores apalancados y no apalancados redujeron su actividad.

¡Escúchanos!

“El COVID-19 fue un recordatorio de la importancia de tener un sistema bancario resiliente respaldado por estándares globales y prudentes”, dijo Pablo Hernández de Cos, presidente del Comité de Basilea y gobernador del Banco de España.

El análisis que realiza el comité de Basilea se actualizará conforme se tenga más información relacionada con el impacto del COVID-19.

Publicidad
Publicidad
Publicidad