Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La economía mexicana necesitará inversión, educación y salud en 2022

Además de los retos internos, México enfrenta el riesgo de la inflación y de la aparición de nuevas cepas de COVID, por lo que debe acelerar su proceso de vacunación, advierte la OCDE.
mié 01 diciembre 2021 05:55 AM
México economía ómicron
Hasta el momento, las autoridades han minimizado los riesgos en la población por la aparición de nuevas cepas de COVID, como Ómicron.

En 2022 y 2023, la economía mexicana comenzará a registrar tasas de crecimiento similares a las que tenía antes de la pandemia del COVID, y ese pronóstico lejos de generar tranquilidad, representa una serie de retos importantes para que el país pueda crear empleos de calidad y con buenos salarios en el mediano plazo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estimó el miércoles que este año, el Producto Interno Bruto (PIB) nacional tendrá un rebote de 5.9%, pero para el 2022 y 2023 las tasas se desacelerarán a 3.3% y 2.5%, respectivamente.

Publicidad

Alberto González, jefe de la unidad de México y Costa Rica en el Departamento de Economía de la OCDE, comenta en entrevista que la inversión, la educación y el combate a la informalidad laboral son los tres grandes retos internos que enfrenta el país para los siguientes años.

“Vemos que hay necesidades de gasto público crecientes: en inversión pública, en educación, salud y creemos que la manera de responder a esas necesidades es incrementar los ingresos tributarios. Y para México vemos que hay espacio para hacerlo ampliando las bases tributarias. No creemos que sea necesario incrementar los tipos impositivos, pero sí se puede recaudar más reduciendo las exenciones fiscales y reforzar impuestos como el predial y la tenencia”, detalló.

En la parte externa sobresalen los riesgos de la inflación y de la aparición de nuevas cepas de COVID que detengan o retrasen el proceso de apertura económica

Los elementos que están ocasionando la inflación son temporales y esperamos que sean transitorios, pero sí hay un riesgo de que se vayan a traspasando a los mecanismos de formación de precios y que se conviertan en incrementos más estructurales, agregó el economista de la OCDE.

Aida Caldera, jefa de división del departamento de Economía de la OCDE, señaló que la nueva cepa llamada ómicron genera mucha incertidumbre, lo cual manda una señal a los países para acelerar la vacunación contra el COVID.

En su reporte de Perspectivas Económicas presentado este miércoles, la OCDE destacó que si las presiones sobre los precios continúan y la inflación no converge gradualmente hacia el objetivo de Banxico del 3%, estarían justificadas nuevas subidas en la tasa de interés de referencia

El organismo estima que el principal instrumento de política monetaria de Banxico cierre este año en 5.25%, desde el 5% actual.

Recuperación mundial desigual

La OCDE pronosticó que este año la economía global cerrará con un crecimiento de 5.6%, para moderar su tendencia a 4.5% en 2022 y a 3.2% en 2023.

Sin embargo, advierte la aparición de desequilibrios importantes en la recuperación de las naciones: Hay áreas donde la recuperación no es completa, entonces hay que acelerarla. El mercado laboral no se ha recuperado totalmente, entonces el consumo aunque ha sido fuerte todavía se ve lastrado por que el mercado laboral, los salarios, los empleos no se han recuperado, dijo Aida Caldera.

Publicidad
Publicidad
Publicidad