Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Socios del T-MEC fortalecen competencias laborales

En México se trabaja en certificaciones de competencias laborales, programas duales empresa-escuela, prácticas profesionales y aprendices en empresas.
mié 31 agosto 2022 06:09 PM
Competencias laborales de Norteamérica
México, Estados Unidos y Canadá tienen una alianza para desarrollar la fuerza laboral y aumentar así la competitividad de la región.

Contribuir a la prosperidad de Norteamérica es uno de los objetivos centrales del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y para lograrlo es necesario fortalecer las competencias y capacidades laborales de los trabajadores de los tres países.

Norteamérica tiene una población económicamente activa, en conjunto, supera los 243 millones de personas. “Por lo tanto, trabajar en su desarrollo implica contribuir a la prosperidad de la región”, sostuvo la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora, en la inauguración del Foro trilateral para el desarrollo de la fuerza laboral en América del Norte.

Publicidad

La subsecretaria detalló que entre los objetivos para este año del Comité de Competitividad del T-MEC se encuentra identificar acciones para el desarrollo de competencias en el capital humano de la región, para que los gobiernos de los tres países lo implementen.

Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, apuntó que “los tiempos nos obligan a correr a pasos acelerados”. Por lo que celebro tener como aliados a Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) y el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer), “porque te llevan a trabajar en lo práctico, no solamente a tener un conocimiento en términos teóricos y, luego, certificarte”.

Agregó que la certificación es la llave para obtener un mejor trabajo y un mejor salario. México, además del T-MEC, tiene una alianza por separado con EU y Canadá, además de la tripartita para desarrollar la fuerza de trabajo.

“El uso de la tecnología nos obliga a actualizarnos de una manera muy rápida y, sobre todo, ¿qué vamos a hacer para reconvertir y reconvertirnos? Nosotros mismos, en el uso de cierta tecnología, tenemos que irnos adaptando a pasos acelerados”, apuntó Clouthier.

La funcionaria recordó que una empresa que no es mexicana, de la cual no dio el nombre, decidió invertir en México por dos motivos: porque en su país no encuentra gente; por la población joven que hay en México, y por las instituciones académicas que forman y capacitan el talento.

En su intervención, Jorge Shields, titular de la Unidad de Estudios e Intercambios Académicos del Conalep, señaló que están trabajando en el diseño y creación de nuevos programas de aprendizaje y vinculación docente.

Shields de Conalep propuso que la agenda de acción “se focalice en la implementación de proyectos regionales” en los que participen empresarios, gobiernos subnacionales, la academia y comunidades locales, tal como ya se hace con la Secretaría de Economía en la fabricación de semiconductores en el noroeste y en el sureste con la creación de la carrera de Logística y Transporte Ferroviario.

Para lograr una ruta de trabajo adecuada se deben identificar los requerimientos y rasgos de la fuerza de trabajo regional, ser congruente con el plan de vida de los jóvenes y que las empresas tengan claro cómo ayudarlos a cumplir su plan de vida; además, se tiene que precisar lo que cada país percibe como problemas para la formación de jóvenes.

En México se trabaja en certificaciones de competencias laborales, programas duales empresa-escuela, prácticas profesionales y aprendices en empresas. En este último punto, destacó la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, está el programa del gobierno federal Jóvenes construyendo el futuro, el cual permite a los beneficiarios aprender durante un año las necesidades de la empresa, al mismo tiempo, obtener experiencia laboral.

A la fecha llegamos a 2.3 millones de jóvenes, de los cuales el 60% son mujeres, capacitados en todo el país; desde las industrias más grandes vinculadas al T-MEC, empresas medianas y pequeñas unidades económicas, que son la mayoría en nuestro país, destacó Alcalde.

 
Publicidad
Publicidad