Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La guerra y el invierno complican la lucha inflacionaria en la eurozona

Pese a compartir el objetivo de frenar el encarecimiento de productos y servicios, el Banco Central Europeo tiene que considerar factores que no se viven en el resto del mundo.
vie 04 noviembre 2022 06:01 AM
BCE y su particular lucha contra la inflación
La situación económica en Europa se verá afectada por la duración del conflicto en Ucrania y por el invierno, factores que suman incertidumbre a las decisiones del BCE.

Los bancos centrales del mundo tienen un objetivo en mente: bajar la inflación. Sin embargo, los caminos y los riesgos para lograrlo son diferentes.

Tal es el caso del Banco Central Europea (BCE), que el 27 de octubre elevó 75 puntos base su tasa de interés para dejarla en 1.5%, que tiene que responder a una comunidad integrada por más de 25 países y, en este escenario de altos precios, también debe poner atención al contexto geopolítico y a cuestiones climatológicas.

Publicidad

“Ahorita están sufriendo los efectos de un conflicto armado, entre Rusia y Ucrania, y les está pegando directamente al suministro de energéticos, particularmente al gas natural”, señaló Víctor Ceja, economista en jefe de casa de bolsa Valores Mexicanos (Valmex).

El aumento de tres cuartos de punto porcentual del BCE estuvo en línea con lo que esperaba el mercado y, aunque el sentir es que se tardaron en comenzar con el ciclo alcista, a diferencia de otros bancos centrales, en la zona euro no es sencillo tomar este tipo de decisiones.

“El Banco de México tiene cinco miembros (en la Junta de Gobierno), la Fed tiene 11 miembros activos. La Unión Europea tiene 25”, explicó Luis Gonzali VP y codirector de inversiones en Franklin Templeton.

Una incógnita en el bloque es hacia adelante, pues mientras en países como Estados Unidos o México se conoce cuál podría ser el techo para el aumento de tasas de interés con niveles cercanos a 5% y 10.5%, respectivamente, este dato se desconoce para la eurozona.

Esto se debe, explicó Víctor Ceja, a que la inflación en los países miembros son diferentes, y tienen la certidumbre de eventos de muy corto plazo.

“No sabemos que tanto se pueda prolongar el conflicto armado ni cuál pudiera ser el impacto en el precio de los energéticos; además, tienen la cercanía del invierno. Puede ser más frío de lo previsto, entonces, esto implicaría más presión inflacionaria”, anticipó el experto.

A pesar de esto, el directivo Franklin Templeton consideró que la política monetaria en la zona euro no será muy restrictiva, pues “es probable que Europa ya esté en recesión. Los bancos centrales también están preocupados por los efectos que pudieran tener estas subidas de tasa”.

Lo ocurrido en Inglaterra hace unas semanas, donde “casi vemos un posible descalabro del sistema financiero, donde el banco central tuvo que salir a poner orden. Eso dejó tocados a otros bancos centrales”, detalló Luis Gonzali.

La política monetaria está en terreno neutral. “A partir de ahora (1.5%) todos los incrementos que se den, los colocarían en terreno restrictivo. No hay claridad sobre cuál es la tasa neutral; puede ser entre 1.5% y 3%”, explicó Ceja de ValMex.

En más de la política monetaria en Europa, el BCE sigue reinvirtiendo las ganancias de capital de los programas tradicionales de compra de activos.

 

“Todavía tienen ciertos elementos de relajamiento monetario, se van a acabar, pero todavía están ahí”, explicó Ceja al tiempo de señalar que la reinversión de utilidades en el programa de compra se debe a que hay países con problemáticas muy serias y es necesario “seguirlos ayudando con liquides”.

“En el resto del mundo esto ya no ocurre. Se acabó el dinero gratis”, precisó.

Incertidumbre y preocupación

Entre los habitantes de la zona euro hay un sentimiento de preocupación e incertidumbre, pues los precios de los energéticos pudieran subir todavía más, así como desabasto de gas natural.

“La gente ya está siendo más prudente en su gasto. Esto, lo que anticipa -con el alza en tasas de interés y la guerra-, la economía se va a desacelerar cuando menos lo que resta de este año y en los primeros meses de 2023”, anticipó Víctor Ceja.

Dada la dependencia con Rusia y Ucrania, el panorama económico para Europa luce más complicado; también hay que esperar que tan frío será el invierno, dos factores que añaden más incertidumbre a la ecuación.

Si bien la duración de la recesión en Europa será mayor que en Estados Unidos y en México, consideró Luis Gonzali. Víctor Ceja ve una recesión leve en la zona euro.

¿Impacto en México?

Contrario a lo que pasa con las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, lo que ocurre con el Banco Central Europeo no tiene mayor repercusión en México.

Las decisiones del Banco Central Europeo son “bastante acotadas” hacia el sistema financiero mexicano, aseguró Luis Gonzali.

Sin embargo, advirtió Víctor Ceja, el impacto podría ser través de incertidumbre y mayor turbulencia financiera, en el que “la variable que reacciona de manera inmediata es el tipo de cambio y en los mercados financieros”.

Otro impacto que se pudiera dar, pero esto porque Rusia y Ucrania son productores de energéticos y granos, se pudiera ver “en una mayor inflación de algunos granos que afectan a la economía mundial, pero también a México”.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad