Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Acelerar tu negocio, ¿hasta cuándo?

La clave para crecer no está en tomar varios programas de aceleración, sino en encontrar el que se ajuste a las necesidades de la empresa.
Para cumplir metas.
Para cumplir metas. Los especialistas consultados señalan que más que el número, lo importante es que el programa cumpla con objetivos concretos y necesidades del emprendimiento. (Foto: Xavier Arnau/Getty Images)

En las etapas tempranas del desarrollo de su negocio, los emprendedores requieren de ayuda para crecer y, para ello, suelen recurrir a programas de aceleración. Sin embargo, cuando no se tiene claro qué objetivos se pretenden alcanzar con estas aceleradoras, el efecto puede ser contraproducente, advierten especialistas consultados.

“¿Cuántos programas una compañía debería de hacer? Honestamente, creo que deberían ser pocos”, afirmó René Lomelí, director de Operaciones de 500 Startups en América Latina, un fondo de inversión de capital semilla, tras su participación en el Foro Fundadores, organizado por Startup Grind. "Hemos visto compañías que aplican con nosotros y han pasado por cuatro o cinco programas. Ahí vemos que el emprendedor no ha logrado encontrar un producto validado en el mercado o, tal vez, no es tan ambicioso y se siente cómodo en la etapa en la que está”, agregó.

Por ello, el directivo cifró en tres el número de programas máximo recomendado, aunque aclara que es decisión del emprendedor buscar el valor en cada uno de ellos.

Lee también: Crecen las aceleradoras corporativas, ¿y sus egresados?

Cecilia Ezquerro, cofundadora de Leco, una start-up que ofrece lentes de contacto y de armazón por Whatsapp, consideró que no hay problema con el número de programas, si estos ofrecen un valor particular para un momento específico del negocio.

Incluso, hay empresas que llevan incluso dos programas de aceleración al mismo tiempo. “En las dos generaciones que hemos tenido, hubo compañías que estuvieron compartiendo programas. Fue un porcentaje pequeño, de 10 o 15%, pero sí lo están haciendo”, indicó Eric Cardeña, director del Programa MassChallenge México.

Publicidad

Cardeña afirmó que esto es positivo si de cada aceleradora obtiene lo que está buscando. “Cuando no es así, y sólo lo está haciendo para mantenerse a flote, creo que debería enfocarse más en su empresa, su crecimiento y las operaciones. La aceleración es el camino para llegar de cero a mil en el menor tiempo posible, siempre que esté enfocado”.

Te interesa: 5 puntos débiles que las aceleradoras de negocios deben fortalecer

Juan José Mora, director general y cofundador de Atlantia Search, un marketplace de investigación de mercados, proviene del mundo corporativo y recurrió a las aceleradoras para crear su empresa. “Nosotros corrimos un solo proceso de aceleración con Wayra, que nos sirvió mucho en determinado momento, pero ya entendiendo el estado de nuestra empresa”, explicó.

La empresa participó posteriormente en The Bridge, de Coca Cola, una iniciativa que apoya a start-ups para comercializar sus soluciones tecnológicas. “Corrimos un segundo programa para comercializar a toda la red de la refresquera, está dirigido a vender a su red internamente e introducir innovación. Ese tipo de programas para nosotros tuvo mucho sentido”.

El emprendedor advirtió que si una start-up ha terminado un proceso de incubación, sí es conveniente participar en uno de aceleración. "Pero todo depende de lo que busque la compañía, el estado en que se encuentre y los beneficios que le aporte”, concluyó.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad