Publicidad
Publicidad

Los 4 retos para los emprendedores de inteligencia artificial en México

Escasez de talento y falta de financiamiento son algunos de los desafíos que deben superar las empresas mexicanas para aprovechar el potencial de la industria.
Punto a favor.
Punto a favor. La disponibilidad de datos para practicar la inteligencia artificial es un desafío en América Latina, pero en México la situación ha mejorado, según los especialistas. (Foto: PhonlamaiPhoto/Getty Images/iStockphoto)

El emprendimiento en inteligencia artificial aún es incipiente en América Latina. Se utiliza sobre todo para clasificar información, predecir escenarios y operar chatbots. Pese a ello, las empresas del sector en la región registraron ingresos por 1.1 millones de dólares en 2017 y podrían alcanzar los 1.64 millones de dólares este año, según el estudio ‘El impacto de la Inteligencia Artificial en el emprendimiento en América Latina’, realizado por la consultora everis y la organización de emprendedores Endeavor.

Para que países como México, Brasil y Argentina aprovechen su potencial disruptivo, los especialistas consideraron que es necesario que las empresas del sector superen cuatro retos: la escasez de talento, la falta financiamiento, la poca divulgación del tema y la limitada disponibilidad a datos públicos.

“Faltan personas en el mercado de trabajo que sepan de inteligencia artificial”, aseguró Alberto Otero, jefe de Arquitectura Digital e Inteligencia Artificial de América en everis, durante la presentación del reporte, que incluyó la información 70 empresas de seis países de la región. “Se debe fomentar el talento, pero no sólo el relacionado con los científicos de datos, también lingüistas, abogados especializados y filósofos para los problemas éticos”.

Juan José Mora, CEO y cofundador de la empresa de investigación de mercados Atlantia Search, señaló que el futuro de esta industria dependerá de la capacidad que tengan las pequeñas y medianas empresas para generar talento, porque actualmente las grandes compañías son las están captando a especialistas de todo el mundo, incluso antes de que concluyan sus estudios académicos.

Lee: Expertos revelan el lado obscuro de la inteligencia artificial

Respecto de la falta de financiamiento para impulsar el crecimiento de las empresas de la industria, Miguel Font, director general de la empresa desarrolladora de asistentes virtuales Gus Chat, comentó que falta especialización entre los inversionistas. “Nunca he sentido que un inversionista haya llegado con suficiente conocimiento para entender esta tecnología”, afirmó.

Publicidad

Mora aseguró que eso también explica por qué no hay más empresas unicornio (start-ups valuadas en más de 1,000 millones de dólares) en la región. “El nivel de financiamiento que dan los inversionistas siempre va fundamentado en cuánto vendes más que en la tecnología que tienes detrás. El reto está en la profesionalización y aumento de nivel de los fondos, pero también en que los emprendedores elevemos nuestro nivel”, subrayó.

Otro de los desafíos es la divulgación. Si bien, la población está cada vez más relacionada con la inteligencia artificial, hay muchos mensajes futuristas alrededor, consideró Otero. El especialista propuso introducir el tema en las currículas académicas. “Además, la gente debe tener curiosidad por consultar estos asuntos en línea. Tenemos que hablar mucho sobre ello”, agregó.

Te puede interesar: Los retos legales del uso e implementación de inteligencia artificial

Esto, destacó, afecta a las empresas que desarrollan soluciones basadas en inteligencia artificial, donde el desconocimiento genera desconfianza en la venta de productos y servicios. “Los ciclos de venta eran muy largos, porque nos faltaba un caso de éxito”, comentó el CEO de Gus Chat. Sus ciclos de venta pasaron de seis a dos meses, tiempo similar al que tiene Atlantia Search con sus clientes.

La disponibilidad de datos públicos para practicar la inteligencia artificial es el cuarto reto para los emprendedores de América Latina, pero en México la situación ha cambiado favorablemente, reconoció Mora.

“Con todas las limitantes que pueda tener el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y otras dependencias, tenemos un acceso brutal a datos”, dijo el emprendedor. “Hay data del gobierno muy buena, una parte no está disponible pero esperamos que eventualmente lo haga. Y hay otra parte de empresas privadas que aún son celosas de esos datos, porque creen que es malo compartirlos”, concluyó.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad