Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Eva, la startup para detectar el cáncer de mamá, planea su salto fuera de México

La empresa emergente fundada por el mexicano Julián Ríos, buscará levantar una tercera ronda de inversión de 10 millones de dólares a finales de 2021 para financiar su expansión.
lun 12 abril 2021 12:50 PM
Julián Ríos, fundador de Eva
Julián Ríos inició una compañía a partir de la invención de un brasier capaz de detectar de forma temprana el cáncer de mama, luego de que su madre y su abuela fueron diagnosticadas con esta enfermedad.

Eva, la empresa emergente fundada por el mexicano Julián Ríos, buscará levantar una tercera ronda de inversión de 10 millones de dólares a finales de 2021, para continuar su expansión en México e incursionar en Latinoamérica.

Brasil, la economía más grande de la región, está en la mira del emprendedor para ofrecer el servicio de detección de cáncer de mamá sin dolor y sin radiación en menos de 10 minutos.

Ríos, quien estudió ingeniería física en el Tecnológico de Monterrey, creó en 2016 un brasier que permitía detectar anomalías relacionadas con el cáncer de mama. Desde entonces, el emprendedor ha perfeccionado un modelo de negocio alrededor de su invento para ofrecer un servicio de detección oportuna y accesible de la enfermedad.

Publicidad

“La misión de Eva ha sido muy clara: cómo evitamos que más mujeres lleguen a un diagnóstico tardío”, explica Ríos, CEO de Eva.

A nivel mundial, cada año se producen 458,000 defunciones por cáncer de mama. Entre los tumores malignos, este es la principal causa de muerte en las mujeres, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante el último año y medio, el emprendedor ha abierto clínicas que utilizan la termografía infrarroja para registrar el calor irradiado del cuerpo asociado a posibles anomalías. Los exámenes, auxiliares para la detección de cáncer de mama, tienen un costo de 400 pesos y los resultados se envían por WhatsApp o correo electrónico en un máximo 48 horas después de haber realizado el examen. Son acompañados por la llamada de un médico radiólogo que da seguimiento y ayuda en la interpretación.

Tras una primera experiencia, el emprendedor afirma que más del 30% de las pacientes se afilian a su membresía, con la cual tienen acceso a un plan de salud más completo por un costo anual de 1,188 pesos.

Con este modelo de negocio, Eva ha logrado atraer a inversionistas como Kaszek Ventures, que se sumó en su última ronda de inversión, donde levantó alrededor de 3 millones de dólares, llevando el total de recaudación de fondos a un poco más de 14 millones de dólares en los últimos cinco años de historia de la compañía.

Ríos reconoce que un punto clave para atraer inversionistas al proyecto ha sido las aprobaciones recibidas por parte de autoridades como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), y por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Es importante para la recaudación de fondos contar con aprobaciones. Uno no puede estar siempre en el laboratorio creando tecnología. Debes salir al mercado y probar que tus hipótesis son correctas. Las aprobaciones (de la FDA y la Cofepris) han sido claves para levantar las últimas rondas”, explica el emprendedor.

Enzo Cavalie, fundador de Startupeable -un sitio web en español con recursos educativos para emprender, escalar y levantar Venture Capital- comenta que las regulaciones han limitado el crecimiento del HealthTech en Latinoamérica.

“Cuando estás en industrias reguladas como salud y educación no es tan fácil”, dice Cavalie. “La autorización favorece a quien la tiene, reduce la competencia en un sector. Cuando consigues estar regulado ya estás en otro nivel”, añade.

Publicidad

La expansión de Eva en México

México es uno de los países con la mayor tasa de mortalidad por cáncer de mama en la región de Latinoamérica. En 2019, por cada 100,000 mujeres de 20 años o más se reportaron 35.24 casos nuevos de cáncer de mama, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El primer Eva Center abrió en mayo del 2019, en Puebla, y desde entonces Ríos ha inaugurado once más, en Monterrey, Ciudad de México y Estado de México.

Ahora, el plan es cerrar 2021 con 23 centros para realizar el examen y llegar a más de 30,000 mujeres en el país. Más clínicas tanto en nuevos mercados, por ejemplo, Jalisco; como en los que la empresa ya tiene operaciones, por ejemplo, Monterrey y Ciudad de México.

Publicidad
Publicidad
Publicidad