Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Rentarías tu casa como oficina?

Gonzalo Agüero sabe que el trabajo colaborativo está en auge, así que sumó casas a su plataforma Worknmates. La idea, dice, es que los empleados tengan más opciones para trabajar a distancia.
mié 02 febrero 2022 05:00 AM
renta de casa
Las empresas ahorran al menos el 50% del gasto que destinaban a su oficina y solo pagan por el tiempo que sus trabajadores ocupan los espacios en renta, según Worknmates.

Que las empresas empezaran a permitir que sus colaboradores laboren desde cualquier lugar del mundo llevó a Gonzalo Agüero a fundar Worknmates, una plataforma que ofrece casas en renta, pero no para vivir, sino para trabajar por hora o por día.

Como si fuera un Airbnb, Worknmates ofrece a los empleados una serie de espacios y amenidades para alquilar, que van desde un escritorio individual o compartido, una sala de juntas hasta un área común en el jardín de una casa. “Y el anfitrión pone el precio final”, apunta Agüero.

A través de la plataforma, cada casa publicada muestra las amenidades del lugar, como zona de snacks, servicio de café, velocidad del internet, aforo permitido, horarios disponibles, costo por modalidad, perfil del anfitrión, ubicación y, sobre todo, la calificación y comentarios que han dado otros usuarios que ya rentaron el lugar.

Publicidad

“Nosotros asesoramos a los dueños para que su casa sea un espacio idóneo y atractivo para rentarse como oficina”, menciona el fundador y CEO de Worknmates. “La intención es que un anfitrión reciba al menos a diez personas por día para que sea rentable para él o ella, tomando en cuenta el consumo y pago de servicios que debe hacer”.

Sin embargo, no cualquier casa es candidata a rentarse como oficina, así el anfitrión prepare el mejor café del mundo. Por el momento, un departamento de 60 u 80 metros cuadrados no entra en el modelo de negocio de Worknmates, pues en tiempos pandemia resulta poco atractivo encerrarte en la casa pequeña de un extraño y trabajar cerca de otras personas que ni siquiera conoces.

“Nuestro valor diferenciador está en la experiencia y en la posibilidad de ofrecer a los colaboradores alternativas de alquiler para fines laborales, sin la necesidad de que tengan que desplazarse tan lejos. Por eso, además de casas amplias incluimos en la plataforma coworkings y hoteles que conecten con la idea de rentar espacios flexibles de trabajo”, señala.

Además, las casas deben cumplir con ciertos estándares de calidad, puntualiza. Los dueños deben garantizar una sana distancia e higiene constante, implementar protocolos de prevención, señalética, tener un seguro comercial, luz artificial y natural en balance, mobiliario ergonómico, wifi de alta velocidad, salas comunes, espacios de ocio y aseo. Una vez que el lugar es aprobado por el equipo de Worknmates, el anfitrión puede publicar su casa en la plataforma.

Agüero detalla que por cada reserva obtiene un 15% de comisión, no obstante, su modelo de negocio no solo abraza a los usuarios finales, ya que también está enfocado en hacer alianzas con las organizaciones.

“Lo que acordamos con las empresas es que asignen un presupuesto mensual a sus empleados para que puedan alquilar un espacio flexible, donde trabajen mejor”, indica. “Es un beneficio laboral que agradecen los trabajadores en busca de un espacio de calidad y que esté cerca de su casa”.

Worknmates fue creada en febrero de 2021, de manera simultánea, en Argentina, México, Brasil y Colombia. Hoy también tiene presencia en Estados Unidos, y España, así como una base de 2,500 espacios en renta y más de 100 clientes, que en promedio dan a sus empleados 60 dólares (1,233 pesos) al mes para que alquilen un espacio flexible de trabajo, en caso de que así lo requieran.

El directivo asegura que estas empresas ahorran al menos el 50% del gasto que destinaban a su oficina y que solo pagan por el tiempo que sus trabajadores ocupan los espacios en renta. En promedio, explica, un empleado alquila un lugar dos veces por semana, considerando que la renta de un escritorio individual en una casa ronda los 175 pesos al día y que una sala de reunión en un coworking puede costar 520 pesos la hora. Todo depende de la zona y de las amenidades.

“La expectativa para este año es ampliar el número de casas que se renta a través de la plataforma. También queremos continuar con las alianzas con los coworkings. Hoy estamos trabajando con empresas como WeWork, IOS y Selina y estamos negociando una ronda de inversión superior a los 2 millones de dólares para continuar con el plan de expansión”, dice el fundador.

Publicidad

La demanda de la flexibilidad

En México, la mayoría de las empresas ya reconoce que estar físicamente en la oficina no es sinónimo de productividad. Ahora, consideran que la modalidad híbrida y flexible de trabajo es funcional y les puede dar mayores beneficios tanto a las organizaciones como a los empleados.

En la semana del 21 al 27 de enero, el Termómetro Laboral de la bolsa de empleo OCCMundial halló que con el formato híbrido el 47% de los profesionistas mexicanos han podido mejorar su estilo de vida personal y laboral.

Incluso ocho de cada diez profesionistas pronostica que el teletrabajo y la flexibilidad laboral podrían posicionarse como las prestaciones favoritas al momento de buscar empleo y de permanecer en uno.

Según la medición de esta compañía, para el 21% trabajar en una modalidad flexible incrementa su productividad, mientras que para el 13% representa un ahorro económico. Pero también lo es para las organizaciones, pues el 9% afirma que la posibilidad de trabajar a distancia se traduce en ahorro de costos en la operación diaria del negocio.

“Aunque todavía no termina la pandemia, lo que sí se sabe hoy es que los espacios tradicionales de trabajo tendrán que adaptarse”, dijo Álvaro Villar, director general de WeWork México, en una entrevista con Expansión, en septiembre del año pasado.

“El éxito de un modelo de negocio está en ofrecer flexibilidad, pues hoy los colaboradores demandan eso, al tiempo que las organizaciones buscan nuevos caminos para adaptarse a la realidad laboral”.

Villar admitió que la pandemia y el cierre de las oficinas por el Covid-19 dio un fuerte golpe a su negocio de renta de oficinas. Sin embargo, encontró en la crisis un área de oportunidad para crecer. A sabiendas que la pandemia desdibujó la línea que dividía la vida privada de la profesional optó por ofrecer la posibilidad de reservar espacios por una hora o un día, contrario a los contratos de arrendamiento por meses o años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad