Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los aranceles de Trump son lo último que necesita General Electric

Deutsche Bank advirtió que las tarifas aumentarán los costos de General Electric, y es posible que General Electric no pueda pasar esos precios más altos a los clientes; la empresa lo niega.
Mala racha
Mala racha La empresa, que desde el año pasado ha enfrentado problemas financieros. (Foto: Wicki58/Getty Images)

Los aranceles pueden ser lo último que necesita General Electric (GE) en este momento.

GE fabrica motores a reacción, turbinas de plantas de energía, trenes y otra maquinaria pesada que utilizan mucho acero y aluminio, los dos metales que el presidente Trump planea elegir para los aranceles de importación.

Lee: General Electric desarrollará en Francia la turbina eólica más grande del mundo .

Deutsche Bank advirtió este miércoles en un informe que las tarifas aumentarán los costos de General Electric, y es posible que no pueda pasar esos precios más altos a los clientes.

GE también obtiene la mayor parte de su dinero en el extranjero, dejándolo vulnerable si los aranceles comienzan una guerra comercial.

"Creemos que GE se encuentra entre los principales en riesgo fundamental por el rápido aumento de los precios del acero y el aluminio", escribió el analista John Inch en el informe.

Publicidad

Lee: Demandas millonarias amenazan a General Electric .

Inch dijo que GE se enfrenta a dos riesgos clave: mayores costos y pérdida de negocios causados por represalias comerciales de otros países. El analista señaló que las tensiones comerciales surgen en un momento en que GE se enfrenta a un mercado de energía "deprimido" y con ganancias "considerables" y presión de efectivo.

Las acciones de GE cayeron casi un 3% este miércoles en Wall Street y están cerca de su nivel más bajo desde 2010.

En un comunicado, General Electric dijo que los informes sobre el impacto de las posibles tarifas de acero y aluminio sobre sus costos son "completamente infundados".

Lee: Las malas apuestas le cuestan muy caro a General Electric .

"Nuestros datos internos muestran que nuestro consumo de metales importados que probablemente se verán afectados por las tarifas es mínimo", dijo GE. "Estamos monitoreando la situación a medida que se desarrolla".

Una portavoz de GE dijo que la evaluación de la compañía se basa en la recomendación del Departamento de Comercio de una serie de acciones comerciales para Trump. El presidente ha dicho que quiere imponer un arancel del 25% sobre las importaciones de acero y un gravamen del 10% sobre el aluminio. Se espera un anuncio final más adelante esta semana.

GE ha sido durante mucho tiempo un campeón del libre comercio. Es la compañía multinacional por excelencia, con operaciones en más de 180 países y más del 60% de sus ventas provienen del exterior.

Lee: General Electric tiene una deuda de 31,000 mdd en pensiones .

"Desfavorecemos las barreras al comercio, la inversión y el movimiento de personas", escribió el CEO de GE John Flannery en su reporte anual a los accionistas dado a conocer el mes pasado.

"GE continuará siendo una voz fuerte en apoyo del libre comercio y la sólida competencia internacional", escribió.

Deutsche Bank señaló que GE produce una amplia gama de equipos grandes y costosos hechos de metales, incluidos acero y aluminio. Los motores a reacción de GE pueden pesar 9,000 libras. Y las locomotoras grandes pueden pesar más de 400,000 libras.

Lee: General Electric firma contrato de 330 mdd para planta de energía en México .

El acero de entrada ya se está volviendo más caro. Los precios de referencia para el acero fabricado en EU han subido un 5% en la última semana al nivel más alto en casi seis años, según S&P Global Platts.

Otro problema: algunos de los rivales de GE fabrican la mayoría de sus productos en el extranjero, lo que les brinda una ventaja de costos.

Estos competidores podrían "aprovechar el precio más elevado de los metales de EU para capturar participación de mercado", dijo Inch, quien comenzó a recomendar que los inversionistas vendieran sus participaciones en GE en mayo de 2017, cuando las acciones eran casi dos veces más altas que hoy.

Lee: General Electric plantea la posibilidad de una división del conglomerado .

Es poco probable que los crecientes costos ayuden al esfuerzo de GE para vender su negocio ferroviario, que se basa principalmente en los Estados Unidos y usa metales.

A pesar de que la economía de Estados Unidos está prosperando y el mercado bursátil está cerca de niveles récord, GE ha caído en tiempos difíciles. Los problemas en la división de energía y los años de mala negociación han desatado una crisis de efectivo que obligó a GE a reducir a la mitad su dividendo el año pasado y a despedir a miles de trabajadores.

Las dificultades financieras de GE se han visto agravadas por una montaña de problemas legales, que incluyen los relacionados con hipotecas de alto riesgo, tácticas agresivas de contabilidad y demandas de accionistas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad