Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Este es el laboratorio mexicano que quiere conquistar Europa y Estados Unidos

Grupo Neolpharma invierte 50 millones de dólares en una planta en la Ciudad de México, para llegar mercados de Europa y Estados Unidos.
Con confianza.
Con confianza. La farmacéutica mexicana pide tener confianza en los productos mexicanos que ya pasaron por todas las medidas de revisión oficiales. (Foto: D-Keine/Getty Images)

Grupo Neolpharma invierte 50 millones de dólares (mdd) para instalar una nueva planta en la Ciudad de México, en la que empezará a producir medicamentos en 2019.

La empresa se centra en tres líneas terapéuticas: sistema nervioso central, cardio-metábolica y de alta especialidad.

Ahora, uno de los medicamentos que producirá en esta planta es Transkrip, que fue desarrollado en conjunto con la Unam, y trata alteraciones en la producción de sangre, en lo que se considera un tipo de cáncer.

Lee: Novartis planea crecer su negocio de oncología en México

“Esta planta es la oportunidad de llegar a mercados como Europa y Estados Unidos, porque detecté que los costos de producción en México son menores que los que ellos tienen, y no estamos alejados en costos de los laboratorios que dominan esos mercados, que son los chinos y los indios. Somos competitivos”, indicó en entrevista Efrén Ocampo, director general de Grupo Neolpharma.

El largo camino de un medicamento

Publicidad

Este laboratorio 100% mexicano, con más de 40 años de experiencia, trabaja para obtener todas las certificaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos para poder llevar sus soluciones a ese país.

Para que un medicamento comience su comercialización, debe superar un proceso de al menos siete años, que incluye las fases preclínicas, el trabajo in vitro, pruebas de toxicidad, efectos y, finalmente, las pruebas en humanos.

Lee: Boehringer invertirá en 500 mdp para crecer capacidad en México

"Las moléculas nuevas tienen que pasar por todo el mecanismo de evaluación de los riesgos sanitarios, y aquí es donde entra la Cofepris, que ha hecho muchos esfuerzos para reducir los tiempos. Pero todavía hay un área de oportunidad en los grupos que dictaminan: tienen que ser más científicos y menos dictaminadores”, dijo Ocampo.

Grupo Neolpharma aprende de su experiencia internacional con la planta que posee en Puerto Rico para aplicar las mejores prácticas a los procesos de su nueva fábrica en México y cumplir desde el inicio con los requisitos de la FDA, para agilizar la búsqueda de nuevos mercados.

Publicidad

"Cuando llegas al mercado, se te venció mucho el tiempo de patente. En un medicamento, invertimos arriba de 300 millones de pesos, y destinamos casi el 10% de nuestros ingresos en innovación. Este esfuerzo lo estamos culminando con un centro de alto nivel internacional en la Ciudad de México, integrando toda nuestra capacidad de innovación y desarrollo en un solo lugar con la experiencia de nuestra planta en Puerto Rico”, comentó el directivo.

Lee: Gedeon Richter vende 30,000 pruebas de embarazo al mes

Además de la producción propia, las plantas de Neolpharma pueden manufacturar a otras empresas porque cuentan con capacidad instalada y la posibilidad de realizar convenios que cumplen con los requisitos de la FDA, en el caso de Puerto Rico.

Lo que falta, reflexiona Ocampo, “es credibilidad de parte de los médicos, para todos los productos que presentan los investigadores mexicanos y que fabricamos los laboratorios nacionales. Una vez que se demuestran los beneficios terapéuticos de los medicamentos, y que además ha pasado por toda la discusión de la Cofepris, falta que tengan aceptación”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad