Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Uber y Lyft quieren ser mucho más que automóviles

Los servicios de transporte compartido buscan ampliar sus métodos a modalidades como bicicletas y monopatines eléctricos.
bici
No importa cómo llegue Las empresas de viajes compartidos buscan soluciones integrales para las necesidades de una ciudad. (Foto: DragonImages/Getty Images/iStockphoto)

El futuro de los viajes compartidos se está moviendo más allá de los automóviles para incluir scooters eléctricos, bicicletas e incluso transporte público, a medida que Uber y Lyft compiten precipitadamente hacia “nuevas modalidades”.

Es una forma elegante de decir que las dos compañías quieren tener un rol en todas las vías para llegar del punto A al punto B. En última instancia, realmente no les importa cómo llegues allí, siempre que lo hagas mediante su plataforma.

Dos movimientos recientes subrayan su seriedad al respecto. Este lunes, Lyft anunció la adquisición de Motivate, el operador de bicicletas compartidas más grande de Norteamérica. Eso siguió a la noticia de que Uber está lanzando una unidad de "nuevas modalidades" para liderar su expansión en bicicletas, patinetas y más.

Lee: Lyft le “pedalea” el negocio a Uber

“No hay duda de que ambas compañías quieren convertirse en proveedores de transporte de espectro completo”, dijo Junfeng Jiao, profesor asistente de planificación comunitaria y regional de la Universidad de Texas en Austin.

Uber —que con una valoración de aproximadamente 62,000 millones de dólares vale aproximadamente cuatro veces más que Lyft— lidera la carrera hasta ahora.

Publicidad

En abril, se unió a Jump, un servicio de bicicletas compartidas que opera en 40 ciudades. La compañía también ha negociado acuerdos con Getaround, la startup que comparte vehículos entre particulares, y con Masabi, que realiza ventas móviles de boletos para el transporte público. Todo es parte del plan de la presidenta ejecutiva, Dara Khosrowshahi, para hacer de Uber tu servicio de transporte preferido.

El trabajo para lograr eso recae en Rachel Holt, quien dirigirá la unidad de modalidades. Se hizo de un nombre al liderar las operaciones de Uber en Estados Unidos y Canadá.

Cuando se unió hace casi siete años, Uber operaba en solo tres mercados. Ese número ahora se ubica en 630 en todo el mundo. Khosrowshahi quiere que ella aplique las mismas estrategias de expansión a estos nuevos negocios, comenzando con el uso compartido de bicicletas.

Recomendamos: Uber presenta recurso para volver a operar en Londres

Holt dijo a CNNMoney que Uber tiene “planes agresivos” para expandir el negocio de Jump. Sin embargo, “agresivos” es una palabra pesada para Uber, debido a que la rápida expansión de la compañía bajo la gestión de su fundador y ex presidente ejecutivo, Travis Kalanick, a menudo provocó choques con los reguladores y líderes municipales. Khosrowshahi ha tomado un enfoque más discreto desde que asumió en agosto.

Holt dijo que no ha establecido ningún punto de referencia para el crecimiento, y dice que cree que las ciudades encontrarán atractiva la adopción de Uber de otras opciones de transporte.

Publicidad

“Entre más podamos tener una solución integral para las necesidades de una ciudad, mejor”, dijo. “En muchos casos, ahora tenemos relaciones muy fuertes con las ciudades. Tener múltiples opciones aparte de solo autos seguirá haciendo que esas relaciones sean aún más cercanas”.

Uber, como Lyft, también ve que los monopatines eléctricos, o scooters, juegan un papel importante en el transporte urbano. La compañía ha solicitado uno de los cinco permisos que emitirá San Francisco (el epicentro de la locura de los scooters eléctricos), pero Holt dice que es demasiado pronto para decir si Uber desarrollará sus propios scooters o realizará una adquisición estratégica para ingresar al sector.

Lee: Lyft saca provecho de la crisis que atraviesa Uber

La rápida inyección de efectivo en startups de scooters eléctricos prácticamente requiere que Uber y Lyft se muden a ese sector. Bird recaudó 400 millones de dólares en cuatro meses y ahora tiene un valor de 2,000 millones de dólares. Lime, otro gran participante, espera recaudar otros 300 millones de dólares para una valoración superior a 1,000 millones de dólares, según la nueva documentación presentada en Delaware el martes.

Uber y Lyft observaron que esas compañías alcanzaron valuaciones de miles de millones de dólares mucho más rápido que ellas, “por lo que están prestando atención”, dijo Daniel Sperling, director fundador del Instituto de Estudios de Transporte de la Universidad de California, Davis y autor de Three Revolutions.

Sperling dijo que explorar nuevos modos de transporte está “bien alineado” con los intereses públicos y los objetivos a largo plazo de las empresas. "Es parte de jugar un papel más grande en un sector de servicio de “pasajeros ‘bajo demanda’”, dijo.

Publicidad

Los scooters y las bicicletas eléctricas pueden parecer un nicho de mercado, pero ayudan a Uber y Lyft a resolver el llamado problema de la “última milla”, dijo Erick Guerra, profesor de la Universidad de Pensilvania y experto en planificación urbana.

Recomendamos: Lyft llegaría a la rentabilidad antes que Uber

La última milla se refiere a ayudar a las personas a llegar desde, por ejemplo, una estación de metro o una ubicación para compartir el automóvil hasta su destino final. Los scooters y las bicicletas son excelentes maneras de hacerlo, dijo Jonathan Levine, profesor de planificación urbana y regional de la Universidad de Michigan. “Los legisladores deberían dar la bienvenida a la entrada de grandes jugadores en ese mercado”, dijo.

Por supuesto, todo esto depende de que Uber y Lyft se lleven bien con los reguladores, los funcionarios de la ciudad y los residentes de la ciudad, muchos de los cuales expresan su desdén por los scooters y las bicicletas de alta tecnología que ya ensucian sus calles.

Cualquier esfuerzo para expandirse hacia nuevas formas de transporte tendrá que estar en conjunto con las conversaciones sobre seguridad, acceso público y trabajo con las comunidades que se verán afectadas, dijo Levine.

Suponiendo que esas conversaciones vayan bien, es probable que algún día puedas montar un scooter hacia un tren por la mañana y pedir un auto por la tarde, todo con la misma aplicación.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad