Publicidad
Publicidad

Marcos Ramírez, CEO de Banorte: "Estas oportunidades se dan una vez en la vida"

El director general dice que la compra de Interacciones ofrece la oportunidad de aprovechar la cartera gubernamental de esa entidad para crecer también en préstamos al consumo.
Fusión.
El 13 de julio, Banorte, que dirige Marcos Ramírez, completó la adquisición de Interacciones, en la segunda operación más grande en el sector bancario en casi dos décadas.

Grupo Financiero Banorte acaba de completar la adquisición de Interacciones, en la segunda mayor operación del sector bancario en México en casi dos décadas, valuada en 16,557 millones de pesos (mdp).

La fusión de ambas instituciones financieras, que comparten a miembros de la familia Hank en el Consejo de Administración —Carlos Hank González, presidente de Banorte, es hijo de Carlos Hank Rhon, presidente de Interacciones— da paso al segundo grupo financiero más grande del país y extiende su liderazgo en créditos en infraestructura y a entidades gubernamentales, la especialidad de Interacciones.

Marcos Ramírez, director general de Banorte, explica en entrevista los planes del nuevo banco.

Lee: ¿Por qué accionistas de Banorte votaron contra la fusión?

Publicidad
Banorte Interacciones es el nuevo ‘súperbanco’ mexicano

¿Cuáles son sus objetivos para el grupo financiero?

MARCOS RAMÍREZ: Nos gustaría vernos como un banco muy completo, que le ofrece los mejores servicios a nuestros clientes. Nos complementamos, y ahora le podemos dar todo tipo de productos y hacer venta cruzada entre Banorte e Interacciones

Estamos emocionados, porque se están alineando las estrellas de lo que queremos. Hace por más de un año, vimos qué mas le podíamos añadir al grupo financiero para que le diera valor, y nos dimos a la tarea de ver todo lo que había en el mercado. Básicamente, somos un grupo financiero multimodal: tenemos una Casa de Bolsa muy eficiente; tenemos un buen banco, que es la parte más grande; tenemos una aseguradora, una arrendadora, una afianzadora, pensiones privadas, la Afore más grande... La parte que nos estaba faltando un poco es que necesitábamos infraestructura. México es el 13 país a nivel mundial como economía, pero si lo mides en términos de infraestructura somos el 65, imagina toda la brecha que se tiene.

Publicidad

La fusión con Interacciones está añadiendo esa parte de infraestructura. Ahora, el nombre del juego es todo lo que viene de infraestructura, y ‘banortizarlo’, de tal manera que empecemos a hacer la venta cruzada: a todos esos clientes que llegan de Interacciones, que muchos son de gobierno, venderles hipoteca, autos, consumo, seguros... Esa es nuestra esencia del por qué hicimos la compra y porqué estamos tan contento.

Lee: Banorte, un 'gigante' de la infraestructura

Interacciones tiene gran parte de su negocio con créditos de infraestructura para gobiernos locales o estatales. ¿No les preocupa el riesgo que eso puede suponer?

No nos preocupa. Ya estábamos mucho en gobierno y en infraestructura, pero no estábamos en municipios y estados, que es precisamente a donde nos queremos meter.

Publicidad

En todos los municipios y estados se necesita la microinfraestructura: los alcantarillados públicos, plantas de tratamiento de agua, los alumbrados. En todo eso nos vamos a enfocar.

El nuevo gobierno ahora pide austeridad. ¿Seguirán creciendo los créditos?

Si les entendí bien, que creo que sí, lo que quieren es llevar bien el gasto a donde se tiene que ir. Por austeridad, se refieren a ser sensatos y gastar en lo que se tiene que gastar. Pero en ningún momento quieren desacelerar la economía, quieren crecer en un promedio de 4%. La única manera de que se cumpla todo lo que ellos quieren es vía infraestructura e inversión privada.

¿Cuáles serían los focos rojos que frenarían el crecimiento del crédito?

Publicidad

Que no se respetaran las finanzas publicas sanas ni la independencia del Banco de México, que no haya transparencia y no insistir en el Estado de Derecho.

¿Y en infraestructura?

Se necesita transparencia, y ya hubo una ley, que es la de transparencia de gobiernos y estados. Es sólo respetar eso. Esa ley va a ayudar para que haya mucha competencia.

Como resultado de la fusión, ¿cuántos trabajadores fueron despedidos?

Publicidad

Fueron 362, de Interacciones.

Pero todo es en contexto. Nosotros, en tres años, hemos contratado a más de 2,800 personas, y lo que pensamos es seguir creciendo. Somos 28,500 colaboradores en Banorte, y la idea es seguir creciendo y seguir dando más empleo. Esto fue el proceso de fusión, pero ahora tenemos que seguir invirtiendo en todo lo que viene: más infraestructura, tecnologías, y se van a abrir más espacios. Todo el personal especializado en proyectos de infraestructura todavía esta aquí.

Hubo algunos inversionistas extranjeros que estuvieron en contra de la fusión. ¿Les preocupa el tema del gobierno corporativo, al haber miembros de la misma familia en las dos empresas?

No, no hay conflicto de interés. En gobierno corporativo estamos sacando los mejores premios. Y te va a sonar irónico, pero parte de lo que nos dijeron, y estoy citando, es: 'Ustedes van demasiado bien, ¿para qué compran ahora otra cosa?' Ellos dijeron que igual deberíamos de esperarnos otro poco. Decían: ‘Oye viene cambio de sexenio, vienen varias cosas, espérate’. Lo que es difícil decir es que esas oportunidades se dan una vez en la vida, y las tomas o las dejas, y si no las tomas tú, las toma alguien más. Pero vas a ver lo contentos que se van a poner los inversionistas ahora que vean los números.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad