Publicidad
Publicidad

Silicon Valley ahora quiere poner distancia con Arabia Saudita

La relación podría complicarse por las crecientes preguntas sobre el papel del gobierno saudí, y de bin Salman en particular, en la desaparición y aparente asesinato del periodista Jamal Khashoggi.
Silicon Valley flag
Nuevos planes. Las compañías tecnológicas buscarían nuevos centros de datos y oportunidades de venta minorista en Arabia Saudita.

Seth Fiegerman y Zahraa Alkhalisi,

NUEVA YORK - Esta primavera, el príncipe heredero de Arabia Saudita conoció a la realeza de Silicon Valley: Tim Cook, Jeff Bezos y Sundar Pichai.

Como parte de una gira más amplia por Estados Unidos en marzo y abril, el Príncipe heredero Mohammed bin Salman visitó los campus de las empresas de alta tecnología y posó para fotos junto a los CEOs de Apple, Amazon y Google.

Publicidad

Un enfoque clave de estas reuniones, de acuerdo con las múltiples declaraciones publicadas en ese momento por la Embajada Real de Arabia Saudita, fue hablar sobre posibles alianzas futuras entre el país rico en petróleo y las empresas públicas más valiosas del mundo.

Lee: Olvídate de Jeff Bezos; Marc Benioff está en ascenso .

Hubo rumores de que estas compañías tecnológicas buscarían nuevos centros de datos y oportunidades de venta minorista en Arabia Saudita.

Publicidad

Ahora esa relación en ciernes podría complicarse por las crecientes preguntas sobre el papel del gobierno saudí, y de bin Salman en particular, en la desaparición y aparente asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Si bien los líderes de la tecnología se han mantenido relativamente silenciosos sobre las noticias hasta el momento, eso no significa que no estén luchando con el problema.

Lee: El rock y Silicon Valley inspiran el nacimiento de Crehana .

Publicidad

"Muchos de ellos siguen siendo los 'nuevos chicos del vecindario en Medio Oriente, en comparación con las industrias de energía y defensa", dice Sam Blatteis, exejecutivo de Google y CEO de MENA Catalysts, una firma de asuntos gubernamentales que asesora a empresas de tecnología. sobre cuestiones de Medio Oriente. La pregunta que estas compañías siguen preguntando a su firma ahora a raíz de las noticias de Khashoggi: "Dígame cómo termina esto".

La situación en desarrollo enfrenta al idealismo autoproclamado de Silicon Valley contra la oportunidad de aprovechar los amplios fondos de un país que apuesta fuertemente por la tecnología como parte de un intento por diversificar su economía dependiente del petróleo.

Lee: La crisis de Arabia Saudita es una oportunidad para los bancos de EU .

Publicidad

Tres o cuatro años más tarde, una vez que el "drama actual" haya pasado, el atractivo de hacer negocios con la mayor economía del mundo árabe, con una población joven, podría ser demasiado fuerte para resistir, agregó Blatteis.

"No me sorprendería si todavía hay interés de varios sectores en las empresas de tecnología. Ellos obtienen el 'final de partida' para desarrollar industrias en crecimiento no petroleras a través de la tecnología habilitadora", dijo.

Se informó previamente que Apple y Amazon estaban en conversaciones para establecer una huella en el país, con la introducción de Apple Store y Amazon Web Services, respectivamente. Amazon actualmente tiene un puesto de trabajo para un "jefe de política pública" para AWS en Arabia Saudita "para ayudar a que Amazon siga siendo un proveedor líder de plataformas en la nube en el Reino de Arabia Saudita".

Publicidad

Según informes, Alphabet, la empresa matriz de Google, también estaba en conversaciones con el gigante petrolero de Arabia Saudita Aramco para construir centros de datos en todo el país. Por separado, Google confirmó en un reporte de ganancias en abril que estaba expandiendo su infraestructura de nube para apoyar a Arabia Saudita, entre otros países.

Representantes de Apple, Amazon y Google declinaron hacer comentarios. Sin embargo, la CEO de Google Cloud, Diane Greene, se unió recientemente a una creciente lista de ejecutivos de negocios en retirarse de una próxima conferencia saudí.

No son solo estas tres grandes empresas de tecnología. Numerosas nuevas empresas de tecnología han recibido fondos de Arabia Saudita de manera indirecta, a través del Fondo de Visión de SoftBank. El fondo de inversión en tecnología masiva de 93,000 millones de dólares fue lanzado el año pasado con 45,000 millones de dólares provenientes del fondo de riqueza soberana de Arabia Saudita.

Publicidad

El Fondo de Visión ha inyectado dinero en nuevas empresas como WeWork, Slack, DoorDash y otros. Estas infusiones de efectivo, que a menudo suman cientos de millones, si no miles de millones de dólares, pueden sobrealimentar a las empresas y retrasar significativamente la necesidad de que las startups presenten una oferta pública. El mismo fondo de riqueza soberana también ha invertido directamente en compañías como Uber.

La semana pasada, el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo que estaba "muy preocupado por los informes" sobre Khashoggi y se retiró de la próxima conferencia en Riad.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad