Publicidad
Publicidad

Pemex hace la primera importación de crudo estadounidense en más de una década

La petrolera asignó cuatro cargamentos de 350,000 barriles cada uno para importar crudo ligero Bakken que serán entregados en noviembre.
petroleo
Viaje. Se espera que el crudo Bakken sea transportado por ducto desde Dakota del Norte, en Estados Unidos, hasta los puertos del Golfo.

CIUDAD DE MÉXICO - Petróleos Mexicanos (Pemex) importará 1.4 millones de barriles de crudo ligero Bakken en noviembre, informó la compañía en un comunicado este lunes.

De acuerdo con el documento, Pemex Transformación Industrial, asignó cuatro cargamentos de 350,000 barriles cada uno para importar petróleo que serán entregados el mes próximo.

La firma dijo que los detalles de la asignación se darán a conocer cuando termine el proceso de la firma de los contratos correspondientes.

Publicidad

Lee: El dólar se dispara a 19.65 pesos en bancos atento a futuro de Pemex y el NAIM

“Esta decisión forma parte de la estrategia para mejorar la dieta de petróleo que se utiliza en el Sistema Nacional de Refinación, lo que permitirá obtener productos destilados de mayor valor económico como gasolinas y diesel”, dijo Pemex.

En septiembre el director de Pemex, Carlos Treviño dijo que a finales de octubre se iniciaría la importación de crudo a México “posiblemente de Estados Unidos”.

Publicidad

"Hemos tomado la decisión (de) importar algo de crudo para poderlo meter en nuestras refinerías y poder mejorar el nivel de proceso de refinerías, crudo ligero, y capturar el margen de refinados", dijo Treviño en entrevista con Reuters.

La agencia de noticias reportó este lunes que la petrolea había adjudicado a la firma estadounidense de refinación Phillips 66 una oferta para importar al menos cuatro cargamentos de crudo Bakken.

La compra, que marcará la primera importación de crudo estadounidense que hace Pemex en más de una década, fue solicitada la semana pasada para cubrir los requerimientos de la refinería Salina Cruz, la mayor del país, en medio de una caída en la producción de crudo ligero de México.

Publicidad

Una oferta previa para importar crudo estadounidense Light Louisiana Sweet (LLS) no fue adjudicada a principios de octubre debido a que Pemex fijó una referencia de precios muy anterior a la fecha de la licitación y dejó poco margen de maniobra para las primeras entregas, según la compañía y operadores.

Pemex necesita con urgencia asegurar una fuente de crudo ligero importado para revertir las bajas tasas de procesamiento de sus refinerías. En agosto, el sistema mexicano de refinación produjo 789,500 barriles por día (bpd) de productos derivados, alrededor de la mitad de su capacidad.

Según Reuters, la compañía había solicitado hasta seis cargamentos de crudo Bakken, de 350,000 barriles cada uno para entrega entre noviembre y diciembre, pero adjudicó cuatro.

Publicidad

"Actualmente, se está en el proceso de firmar los contratos correspondientes", dijo en un comunicado.

Phillips no respondió de inmediato a una solicitud de información.

Se espera que el crudo Bakken sea transportado por ducto desde Dakota del Norte, en Estados Unidos, hasta los puertos del Golfo. Phillips 66 Partners, una unidad de Phillips 66, tiene 25% de interés en el sistema Oleoducto Bakken, que incluye al Dakota Access Pipeline y otra porción capaz de transportar hasta 520,000 bpd de petróleo hasta el puerto de Beaumont, en Texas.

Publicidad

"Phillips está buscando tanqueros para comenzar las entregas lo más pronto posible," dijo uno de los operadores con conocimiento de los resultados de la licitación.

Con información de Reuters

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad