Publicidad
Publicidad

Seade: T-MEC no fue el mejor tratado, pero evitó una crisis financiera

Los costos políticos y económicos de no haber llegado a un acuerdo habrían sido muy altos, dice el negociador del TLCAN para el presidente electo.
Oportunidades.
Sin un acuerdo se hubieran presentado consecuencias económicas que habría terminado pagando el sector de menores ingresos, dijo Jesús Seade.

Aunque el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) no es perfecto, fue un acuerdo que evitó un largo proceso de litigios, discusiones, así como inestabilidad política y financiera, dijo Jesús Seade, negociador del TLCAN para la nueva administración, en la Cumbre de Negocios de Guadalajara.

Salirse del acuerdo hubiera requerido una amplia discusión interna en Estados Unidos, en un proceso político tardado y conflictivo, consideró, por lo cual Estados Unidos optó por la certeza.

“Ante el proceso horrible de no poder salirse del acuerdo de forma tranquila, Estados Unidos negoció, y al T-MEC es 20% mejor que el NAFTA, pero 1,000 veces preferible que la alternativa real para México y Trump: discusiones políticas incómodas para ellos, y una crisis financiera para terminan pagando los pobres”, destacó.

Publicidad

Por su parte, Moisés Kalach, coordinador de negociaciones del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que el tratado aún tiene un reto que enfrentar: las negociaciones de medio término en Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre.

Recomendamos: Moisés Kalach asegura que el T-MEC deja a México en un club privilegiado

Debido a que el USMCA (por su sigla en inglés) es considerado uno de los triunfos de la administración de Trump, si el Partido Demócrata ganara en la jornada electoral podría meter presión al acuerdo. Por ello, Kalach consideró que es crucial darle seguimiento.

Publicidad

“El sector empresarial mexicano tiene que entender que debe participar en estas cosas, no sólo la administración va a arreglar las cosas”.

Para evitar que una negociación del tratado tenga que volverse a hacer tan pronto, Kalach consideró prioritario mantener una estrecha relación con el vecino del norte.

“No podemos volver a abandonar la plaza; 80% comercio depende de Estados Unidos, no podemos evitar estar cerca de los socios americanos. Las relaciones se volvieron lejanas, por lo cual debemos fomentar foros de cooperación y propuestas de cómo mejorar las relaciones, ser una fuerza de cambio y no esperar a que nos lleguen los problemas”.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad