Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Energía 360 Desktop Header

Así es el plan para que México deje de importar gasolinas

La nueva refinería se licitará en marzo, costará cerca de 8,000 millones de dólares y forma parte del plan para alcanzar la autosuficiencia en gasolinas en solo tres años.

Pemex ya cuenta con los terrenos para construir la nueva refinería, y espera lanzar las licitaciones para su construcción en marzo del siguiente año, dijo este domingo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“A una semana de inicio de gobierno, ya tenemos el terreno que se requiere para la construcción de la refinería, ya se tienen los proyectos. Vamos a empezar a licitar, a más tardar, en marzo” dijo López Obrador en un discurso durante la puesta de la primera piedra de la planta que se construirá en Dos Bocas, Tabasco.

Leer: ¿Es viable el plan petrolero de AMLO?

La construcción de esta nueva infraestructura, que se agregará al sistema de seis refinerías con las que cuenta Pemex, tendrá un costo de 8,000 millones de dólares (mdd), estimó el mandatario.

“Y les informo también que estamos definiendo el organismo de trabajo ejecutivo, que no tiene que ver con la burocracia que impide que se hagan las cosas”, dijo el presidente, en referencia a que el plan para aumentar la producción de refinados correrá a cargo de la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, a pesar de que se tratan de trabajos al interior de Pemex.

El director de la petrolera, Octavio Romero Oropeza, se enfocará en los trabajos de exploración y extracción de crudo, y en electricidad estará al frente el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

Publicidad

Recomendamos: Al plan energético de AMLO le puede faltar petróleo.

El plan de refinación también prevé la rehabilitación de las seis refinerías de la petrolera, que comenzará a partir del siguiente año y prevé terminar entre mediados y finales de 2020.

“Con estas medidas, en un primer año, esperamos disparar la producción de manera significativa, y a mediados de 2020 llegar a la meta final de producción de 600,000 barriles de gasolina por día”, dijo Rocío Nahle, durante el mismo evento.

A estas plantas se unirá la de Dos Bocas, que planea tener una capacidad de producción de procesamiento de 340,000 barriles de diferentes productos derivados del petróleo, de los cuales 170,000 barriles serán de gasolina y 120,000 barriles de diésel.

El gobierno espera que este plan permita que México llegue a la autosuficiencia en el consumo de gasolinas en tres años. Hoy, importa la mayoría de estos combustibles de Estados Unidos.

López Obrador criticó que se han invertido cerca de 8,000 mdd en la rehabilitación de tres de las seis refinerías de Pemex, y que eso no se ha traducido en un mayor procesamiento del petróleo. “Es increíble, ¿qué pasó? ¿Dónde quedó el dinero? ¿Cómo entregaron esos contratos si no hubo resultados? Venían empresas a hacer su agosto al país. Por eso hago un llamado a los empresarios mexicanos para que estén a la altura de las circunstancias, porque vamos a confiar en el empresariado mexicano”, dijo el mandatario.

La estrategia va dirigida a que México logre producir todas las gasolinas que consume al año, y revertir la tendencia actual donde el sistema de refinación produce cerca del 35% de las gasolinas que se consumen, y el resto se importa.

El mandatario también prometió un incremento de 75,000 millones de pesos (mdp) a la inversión actual de Pemex respecto al presupuesto de 2018.

Así es el plan de refinación

La titular de Sener explicó cuáles serán los puntos a revisar en las seis refinerías con las que ahora cuenta Pemex:

Refinería de Salamanca. Será intervenida en dos etapas: en la primera se desarrollará el mantenimiento del tren de proceso, para que al final de 2019 sea capaz de producir el 75% de su capacidad.

Refinería de Minatitlán. Se cambiará el catalizador y rehabilitará la planta Mina 1 para que aumente la carga a mediados de año.

Refinería de Madero. Se espera el arranque de una primera etapa el próximo mes de enero, y el tren de refinación número 2 prevé entrar en operación en noviembre.

Refinería de Cadereyta. Se dará mantenimiento profundo a los equipos dinámicos y, en el segundo periodo de su intervención, se aumentará su capacidad de procesamiento.

Refinería de Salina Cruz. Un programa intenso para reconstruir el sistema de recibo de crudo y distribución de plantas primarias. En diciembre de 2019, la meta es que la producción alcance el 70% de su capacidad.

Refinería de Tula. Se prevé intervenir la planta de H-Oil, que actualmente está abandonada.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad