Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

DESKTOP_AMLO.jpg
GALERIA_DESKTOP_AMLO.jpg

La industria dice que la prohibición de transgénicos subirá los costos del campo

AgroBio, la asociación que agrupa a empresas como Monsanto y Syngenta, advierte que mantener la prohibición de los transgénicos perjudicará al sector en México.
Algodón transgénico.
Si el gobierno actual prohíbe el uso de cualquier organismo genéticamente modificado, la siembra de algodón de México desaparecería en un 90%.

El nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha prometido que no permitirá “ni el fracking ni los transgénicos” en México.

La siembra de maíz transgénico ya no está permitida en el país, pero la de algodón sí es posible. La industria afirma que mantener la prohibición, y aumentarla hacia el algodón, perjudicará al sector local, ya que subirán los costos de producción para algunos cultivos, destacó Cristian García de Paz, director general de AgroBio, la asociación que agrupa a las empresas de biotecnología en México, como Monsanto y Syngenta.

Lee: Laura Tamayo, la voz de los transgénicos

“Habría una afectación grave para otras industrias, como la farmacéutica (por el algodón), además de la agroalimentaria. Es importante, porque no solo es afectación para nuestros asociados sino también para nuestra cadena productiva”, señaló García de Paz en entrevista.

La meta del gobierno de buscar la autosuficiencia alimentaria, agregó, será difícil de lograr con esta medida. Hoy México consume 30 millones de toneladas al año de maíz, de los que importa 14 millones, principalmente de Estados Unidos. Y gran parte de ese maíz importado que se consume en el país es transgénico. De acuerdo con García de Paz, esta prohibición provoca que los agricultores mexicanos, que tienen problemas de eficiencia y altos costos, pierdan la oportunidad de producir lo que ahora se importa.

Lee: El equipo de AMLO dice no a los transgénicos

Publicidad

La asociación planea reunirse con el gobierno en enero o a principios de febrero para presentar un proyecto de sustitución de importaciones, para que los agricultores mexicanos puedan producir esos 14 millones de toneladas con la opción de usar o no las semillas genéticamente modificadas.

“Vamos a hacer una alianza estratégica con el ramo textilero y del vestido, a través de la cual vamos a encadenar toda la cadena de valor del algodón, desde que producimos la semilla hasta que la cosechamos”, comentó García de Paz. Si se prohíbe el uso de los transgénicos, dijo, el 90% del cultivo de algodón en México se verá perjudicado.

Recomendamos: Otro sexenio sin transgénicos producidos en México

En los años 50, en México, el rendimiento del cultivo de algodón convencional era de media tonelada por hectárea, mientras que en 2016 fue de cerca de 8 toneladas por hectárea, gracias al uso de transgénicos, según AgroBio.

“Nos preocupa la medida un poco, pero pensamos que no es una decisión final y estamos confiados de que, cuando las autoridades tengan mayor claridad de las ventajas sociales, económicas y ambientales que conlleva la adopción de la biotecnología agrícola, estarán a favor de que podamos empezar a platicar y a coadyuvar para conseguir estos objetivos de darle desarrollo al campo mexicano”, concluyó el representante de la industria.

Los gobiernos en México han realizado diversas prohibiciones de transgénicos en los últimos años en distintas entidades del país, debido a que la población se opone a ellos.

En junio del año pasado, las autoridades prohibieron la cosecha de la soya transgénica de Monsanto, cuyo permiso había obtenido en junio de 2012 en siete estados.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad