Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El lío de Santa Lucía, entre lo civil y lo militar

La idea de que la operación militar y la aviación civil compartan Santa Lucía, y que Sedena se encargue de construir las pistas, confunde a la industria.

Por Adrián Estañol y Ana Valle

Todavía no se conoce el plan maestro para la base militar de Santa Lucía, donde el gobierno pretende sustituir al nuevo aeropuerto que se construye en Texcoco, pero la información que ha trascendido, en vez de aclarar las cosas, ha generado más dudas.

El gobierno planea añadir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, que actualmente cuenta una. Y el pasado martes, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval González, reveló que la aviación civil y militar operarán simultáneamente en Santa Lucía , y que los ingenieros militares, y no las empresas privadas, serán las encargadas de la construcción.

Esto sorprende a la industria. Según la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), la operación militar aérea puede complicar la aviación civil, debido a que en caso de emergencia la prioridad en las pistas la tendrán los militares.

“La mayoría de los aeropuertos civiles que conocemos no comparten instalaciones por la especificidad de las actividades relacionadas con el tema de seguridad nacional”, dijo en entrevista Mauricio Rodriguez Aguilera, vocero de ASPA. “No es común, pero no está prohibido y es viable”, agregó. Un ejemplo de esta operación conjunta es el Aeropuerto Internacional la Aurora, en Guatemala.

Sin embargo, esta dificultad se sumaría a la de por sí compleja idea de tener a la vez el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México, el de Toluca y Santa Lucía. De acuerdo con el centro de investigación Mitre, cuyas recomendaciones suelen escuchar las aerolíneas estadounidenses, la idea de que sumar pistas equivale a tener mayor capacidad aérea es errónea, y puede resultar en un "embotellamiento" de tráfico aéreo.

Publicidad

¿Los militares son buenos constructores?

En cuanto al plan de que los ingenieros militares se encarguen de la obra, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) prefirió no hacer comentarios, pero los precedentes no son alentadores.

Lee: Militares iniciarán los trabajos para la terminal aérea de Santa Lucía

En el proyecto del aeropuerto de Texcoco, la Sedena ya obtuvo un contrato para construir la barda perimetral del polígono. Desde entonces, ha estado rodeado de polémica, tanto por cómo fue adjudicado como por el sobrecosto de la obra.

La Sedena obtuvo el contrato por adjudicación directa, con un costo de obra de 1,547 millones de peso. Al término de las obras, el costo ascendía a 2,930 millones, 89% por encima del presupuestado. Además, de acuerdo con un estudio de México Evalúa, el tiempo de ejecución de la obra fue 53% superior al planteado inicialmente.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad