Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Energía 360 Desktop Header

México dependerá todavía más del gas natural de Estados Unidos en 2019

El nuevo gobierno de López Obrador busca reducir la dependencia del gas natural de Estados Unidos, que supone hasta el 66% del consumo, pero en el mediano plazo será difícil revertir la tendencia.
Más gasolina.
Salamanca. El complejo refinador es el segundo más importante en el abasto de petrolíferos en el país, sólo por detrás de Salina Cruz, en Oaxaca.

Las importaciones de gas natural a México tocaron un nuevo récord este año. Ahora, la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador quiere reducir su dependencia de este combustible que viene, en su mayoría, desde Estados Unidos. Pero las previsiones indican que en 2019 las compras de combustible al extranjero se incrementarán todavía más.

El mercado mexicano aumentará sus importaciones desde el país vecino desde 4,700 millones de pies cúbicos diarios en 2018 a 5,700 millones en 2019, calcula Ross Wyeno, analista de energía de la consultora S&P Global Platts. “Las importaciones de gas natural son muy importantes para México, y representan cerca del 66% de su consumo”, dijo el especialista.

Leer: El fracking viene a México ¿qué ventajas y desventajas tiene?

Las compras de la molécula se dispararon 1.3 veces durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, pero la tendencia al alza ya tiene una década, debido a la evolución de la generación eléctrica del país del combustóleo, más contaminante, al gas natural.

En 2019, las importaciones aumentarán tanto por el crecimiento de la economía mexicana como por la puesta en marcha de ductos que vienen desde la frontera sur de Estados Unidos hacia el centro del país. Este incremento estaba previsto para este año, pero los problemas con los pobladores que en la construcción de ductos han enfrentado firmas como Fermaca, con un tramo en Guadalajara, y TransCanada, en Hidalgo, han frenado las importaciones. "Esos son dos retrasos mayores que retrasarán la capacidad hasta finales del siguiente año”, dice el analista de S&P Global Platts.

El nuevo gobierno ha prometido disminuir la dependencia de gas natural desde Estados Unidos y alcanzar la autosuficiencia de México. No será fácil. Hoy, el 66% del consumo en México se suple con compras al país vecino, pero si se suman las necesidades de Pemex, CFE y las empresas privadas, el porcentaje se dispara a casi el 80% de dependencia.

Publicidad

Para cambiar la tendencia, el gobierno ha anunciado un programa para renovar una serie de plantas de la CFE que estaban próximas a salir del sistema y rehabilitar las centrales hidroeléctricas. Aunque estos esfuerzos ayudarán a mejorar la generación eléctrica del país con fuentes diferentes, no será suficiente para reducir la necesidad de más gas natural, considera Wyeno. “Será muy difícil construir suficiente generación renovable para solucionar ese problema en los próximos 5 a 10 años”, añade el analista.

Las energías renovables aportan cerca del 25% de la generación eléctrica, y la meta de la anterior administración era alcanzar el 35% en 2024. En cambio, las centrales de ciclo combinado, que funcionan con gas natural, aportan cerca del 50% de la energía, y esta tendencia se mantendrá en los próximos años.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad