Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Por qué el desabasto de gasolina llegó a la Ciudad de México

La nueva política contra el robo de combustibles ha afectado al suministro de gasolinas de importación que se transporta desde Tuxpan, Veracruz, hasta Azcapotzalco.

Algunos estados del país están viviendo escenas de gasolineras cerradas y con largas filas de clientes en otras de ellas, haciendo compras de pánico ante el miedo al desabasto. Ahora, esas imágenes llegaron a la Ciudad de México, que se había mantenido hasta ahora al margen de las repercusiones de la nueva política contra el robo de combustible.

Un promedio de ocho gasolineras, a lo largo de este martes, no han tenido producto en algunos momentos debido a la falta de suministro por parte de Pemex, explicó Fernando González Piña, vicepresidente para el Valle de México de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Lee: Pemex rechaza desabasto de gasolina en la CDMX y pide evitar compras de pánico

El plan contra el robo de combustible provoca desabasto en varios puntos

“Como parte de esta política se han modificado los esquemas tradicionales de logística y distribución del producto, porque se sustituye el transporte de los tres productos (Magna, Premium y diésel) del ducto a las ruedas”, dijo el representante gremial.

Algunas estaciones de servicio han sufrido escasez de manera itinerante, es decir, dejaron de tener producto durante algunas horas, para luego volver a funcionar. No hay un conteo de gasolineras que hayan dejado de operar todo un día, explicó González Piña.

Publicidad

La zona del Valle de México cuenta con cerca de 350 estaciones de servicio, y algunos de los reportes de cierres de gasolineras que compartieron los clientes en redes sociales en realidad no se debieron a la falta de producto, sino a que esas gasolineras de por sí ya se encuentran en un proceso de remodelación o cambio de imagen, añadió el empresario.

Por carretera

El desabasto intermitente en las estaciones de servicio se ha dado por la caída en los inventarios de las terminales de almacenamiento y reparto (TAR) que suministran a la Ciudad de México. La terminal de Azcapotzalco, que surte a las de Añil, Barranca del Muerto y San Juanico, se alimenta a su vez del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que trae combustibles de importación.

Lee: Sheinbaum dice que no tiene reportes de falta de gasolina en la CDMX

“El ducto Tuxpan Azcapotzalco se ha abierto intermitentemente desde el sábado y domingo”, dijo el representante de Onexpo Valle de México.

El abasto puede normalizarse la siguiente semana, pero se anticipa que continúe el traslado de los combustibles a través de ruedas en lugar del ducto.

El sobrecosto de esta estrategia —es 14 veces más caro llevarlo en ruedas— lo absorbe por ahora Pemex, por lo que los costos de logística para las estaciones de servicio —de llevar el combustible de la TAR a la gasolinera— no han variado, dijo González. “Es bastante más caro transportar por rueda, pero es un ejercicio que vale la pena en ánimo de resolver este tema”, agregó.

La nueva administración espera que este plan permita reducir el robo de combustible a Pemex, que calcula en pérdidas por 60,000 millones de pesos al año.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad