Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La operadora de Wings vuelve al juego con nuevos conceptos

CMR busca volver a sus origenes y retomar la creación de conceptos propios para el país.
mar 28 mayo 2019 05:00 AM
Fine dining
Lento crecimiento. La empresa CMR planea enfocarse en hacer rentables sus restaurantes antes de proyectar nuevas inversiones.

La operadora de restaurantes Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) no ha tenido el camino fácil en los últimos años. La llegada de un sinnúmero de franquicias de restaurantes ahora cobra factura en los resultados de la empresa. La dueña de las cafeterías Wings ha tenido que innovar para seguir creciendo y su apuesta de mediano plazo no está solo en marcas internacionales, sino en conceptos propios y flexibles.

Entre 2015 y 2019, CMR ha sumado solo 11 restaurantes a su portafolio entre cierres de algunas unidades y la puesta en marcha de dos nuevos conceptos, así como la introducción de Nescafé a su portafolio. De acuerdo con Mauricio Lomelí, vicepresidente ejecutivo de Negocios de CMR, la empresa ha descartado incrementar el número de unidades al ritmo de años anteriores, para apostar en su lugar por ser más asertivos en los restaurantes abiertos y cerrar el menor número de unidades posibles, sobre todo ante el entorno que vive el sector.

“El negocio de casual dining es sumamente competido y ha venido creciendo de manera muy fuerte desde 2017, cuando empezaron a incursionar muchas marcas en el mercado. Se hizo una oferta tan grande que ahora todas las marcas nos repartimos a los mismos consumidores”, explica Lomelí.

La empresa nació en 1965, luego de que su fundador Joaquín Vargas compró un avión y lo volvió una cafetería frente al aeropuerto de la capital del país, al cual llamo Wings. La empresa se especializó en este tipo de cafeterías en los aeropuertos, a lo que más tarde se sumaron otras apuestas.

Publicidad

Entre 2016 y 2018, CMR incrementó en 3.4% sus ingresos de operación y en 2% el flujo de operación (Ebitda). Al primer trimestre de 2019, el comportamiento no mejoró, pues las ventas netas subieron 2% y el Ebitda cayó 32.1%.

Marcas como California Pizza Kitchen (CPK), The Cheesecake Factory y Red Lobster, del propio CMR, llegaron al país hace pocos años. De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), entre 2004 y 2009 el número de establecimientos del sector creció a una tasa anual de 3.7%, y se desaceleró en el quinquenio siguiente a 1.9% anual promedio.

Lee: Alsea se despide de California Pizza Kitchen

De acuerdo con la consultora Seale & Associates, los consumidores mexicanos ahora están más interesados por la comida asiática y oriental, además de tener un creciente interés en la cocina china y árabe. CMR busca traer más marcas internacionales, pero también desarrollar conceptos propios.

Así nacieron proyectos como Sala Gastronómica, restaurante ubicado en el Museo de Antropología, y Mucho, de comida mexicana ubicado en la zona de Reforma Centro. “Nos estamos enfocando a crear nuestros propios conceptos y reinventarnos con conceptos nuevos. La idea es probarlos en el mercado mexicano primero y en un futuro ver la posibilidad de exportar los conceptos a otros lugares del mundo”, adelanta el directivo.

Entre los conceptos propios también están las cafeterías de Nescafé. En 2017, CMR incursionó en un nicho de mercado que ya crecía mucho para entonces. “El consumo de café en México se vuele algo cada vez más importante entre los consumidores, desde hace algunos años se ha vuelto una categoría interesante para ofrecer una propuesta de valor para el nicho de mercado que lo disfruta”, comenta.

Lee: Nescafé planea ser la tercer cafetería más grande de México

Apostar por el desarrollo de conceptos propios no significa que la empresa no seguirá creciendo con otros segmentos. Ahora, inició una renegociación con Darden, dueña de la marca Olive Garde, para fijar nuevas metas de aperturas y que sea una estrategia de ganar-ganar para ambas empresas.

Por ahora, la empresa vislumbra un 2019 de pocas aperturas y consolidación de sus negocios, generar ahorros y ser más productivos, dice Lomelí. Al inicio de 2019, el margen Ebitda se ubicó en 5.1%, desde el 7.7% del primer trimestre de 2018.

El crecimiento continuará con marcas como Chili’s y Olive Garden, además de las cafeterías Nescafé. “Quiero abrir unidades que cumplan con un objetivo y me den rentabilidad, porque no estamos para invertir y ver qué pasa, debemos tener más cautela y un plan de inversión rentable”, comenta el directivo.

Publicidad
Publicidad