Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La baja en tasas de Banxico beneficiará a los créditos automotrices

El abaratamiento de productos como las tarjetas de crédito daría un mayor margen para endeudamientos para bienes duraderos… pero sólo para consumidores de buen perfil crediticio.
lun 30 septiembre 2019 05:00 AM
Cars are parked at Yenikapi square in Istanbul
El financiamiento ha sido uno de los factores que ha presionado a la baja la venta de vehículos en México durante los últimos años.

Luego de más de tres años de subir su tasa de interés de referencia, el Banco de México (Banxico) inició en agosto una estrategia de abaratamiento en el costo del dinero tras recortar el indicador por primera vez en cinco años, a lo cual la semana pasada se sumó un segundo movimiento a la baja que podría repetirse antes de que acabe el año, según los analistas. Esto beneficia al costo de los créditos, entre ellos automotrices, aunque de manera indirecta.

Publicidad

Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), explica que la baja en la tasa de referencia de Banxico tiene un efecto positivo en la disminución del costo de los créditos con las tasas más altas, como el de las tarjetas de crédito, mientras que el impacto en los créditos automotrices es más lento. Sin embargo, esto no quiere decir que no beneficie a estos financiamientos.

Parte de la crisis en la venta de autos en México se ha explicado por una disminución en el poder adquisitivo de los consumidores, quienes –agrega Rosales Zárate– difícilmente pueden hacer frente a compromisos crediticios de largo plazo –como para adquirir un auto, por ejemplo– debido a que están pagando más dinero por el servicio de otros préstamos, como las tarjetas de crédito o departamentales.

Recomendamos: Las 3 propuestas de la industria automotriz para salir de la crisis de ventas

“Al disminuir de forma más rápida los productos financieros más caros, ese beneficio se va trasladando al resto de los bienes y servicios en virtud que mejora la capacidad de pago de los consumidores”, indica.

Las tarjetas de crédito han sido los productos que más han encarecido por los movimientos del banco central. Mientras que en diciembre de 2015 –cuando Banxico comenzó a ajustar al alza su tasa– los plásticos tenían una tasa promedio ponderada de 31.1%, al cierre de junio de este año este indicador se ubicó en 37.2%. Esta variación fue mayor a la de otros créditos como el personal, de nómina e incluso el automotriz.

Publicidad

Nicholas Joseph Louis Ivandic, director ejecutivo automotriz de Grupo Financiero Banorte, coincide en que la reducción en la tasa de interés podría impulsar la compra de autos mediante créditos automotrices, pero esto sólo beneficiaría a los consumidores más responsables en sus créditos.

“Los clientes que tienen un buen perfil (crediticio) van a salir beneficiados con una tasa más competitiva (…) Ahorita estamos aprovechando estos movimientos en tasas para ser más competitivos con ciertos perfiles, pero no puedo decir en cuánto se podría reducir, porque al final depende mucho de los perfiles de clientes”, agrega.

Entonces… ¿cuándo bajarían las tasas?

Los especialistas de la AMDA y de Banorte coincidieron en que es difícil determinar una fecha a partir de la que los préstamos para autos comiencen a bajar. Jorge Vallejo, director general de Mitsubishi Motors México, señaló en semanas anteriores que estos movimientos no tienen un efecto inmediato.

Toma tiempo, hay que revisar diversas condiciones como la oferta total que existe en el mercado y los subsidios. Es un tema que lleva tiempo para desarrollar, pero la financiera trabaja para identificar la mejor oferta
Jorge Vallejo, director de Mitsubishi Motors México, durante la presentación de Mitsubishi Motors Financial Services.

Sin embargo, hay firmas que ya se están adelantando a lo que podría venir. Una de éstas es GM Financial, cuyo director, Rodrigo Lopes, indica que la financiera de la armadora estadounidense busca traer los impactos positivos de los ajustes de Banxico “lo más rápido posible”.

Publicidad

“El mercado tarda un poco más porque ya tiene las líneas de crédito dedicadas, las estructuras de fondeo de las empresas ya están armadas y toma un poco de tiempo hasta que se renueven esas tasas", explica. "No es de un día a otro, pero nosotros nos adelantamos muchas veces y buscamos traer esos beneficios identificados lo más pronto posible. Lo que hemos visto en los últimos dos meses de movimientos a hoy, ya lo estamos reflejando en la realidad de nuestros créditos”.

La baja en la tasa de referencia de Banxico podría ser una bocanada de aire para la industria automotriz, cuyas ventas esperan caer hasta 9% en 2019, lo que supondría la mayor baja en una década. Más allá del financiamiento, la industria enfrenta otros retos como la importación de vehículos usados –legales e ilegales–, y un entorno económico que genera desconfianza en los consumidores.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad