Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Andrés Conesa: “En el primer vuelo del 737-MAX de Aeroméxico, estaré yo”

El director general de la aerolínea confía en las aeronaves de este modelo de Boeing, que suspendieron operaciones desde marzo tras sufrir dos accidentes que causaron cientos de muertos.
mar 29 octubre 2019 10:56 AM
Aeromexico
La falta de los aviones 737 Max presionó los resultados de la aerolínea.

Brasilia, Brasil. Aeroméxico resintió la falta de sus seis aviones Boeing 737-MAX en sus resultados trimestrales, luego de que este modelo bajara del aire en todo el mundo tras dos accidentes con 346 víctimas mortales. Pero la aerolínea se muestra optimista sobre el regreso de la aeronave. Andrés Conesa, CEO de la compañía, considera que es el modelo que mejor se adapta a las operaciones de la empresa y confía en que a partir de enero de 2020 sumen 20 aeronaves más a su flota.

Publicidad

“El MAX es el mejor avión de la flota. Es el más rentable, tiene el menor consumo de combustible, lo volamos más de 14,000 horas, tenemos bien medido sus costos de operación (…) Créanme que el primer vuelo que haga el MAX en la flota de Aeroméxico yo estaré ahí arriba”, señaló a medios en el marco de la décimo sexta edición del ALTA Airline Leaders Forum.

Lee: Aeroméxico le pone fecha al regreso de sus aviones 737-MAX: enero de 2020

La aerolínea mexicana, como otras 48 compañías en el mundo, ha padecido la falta de este modelo desde marzo de este año, tras los accidentes de Ethiopian Airlines y Lion Air. Primero, varias líneas aéreas decidieron suspender sus operaciones con este modelo y, posteriormente, los reguladores hicieron oficial su cese de operaciones. El regreso de la aeronave se ha pospuesto en varias ocasiones, siendo la actual fecha tentativa el arranque del siguiente año.

Además del impacto financiero, el directivo estimó que la capacidad de la aerolínea se contraerá entre 5% y 7% al cierre de 2019, y ha disminuido su participación de mercado en alrededor de siete puntos porcentuales. Sin embargo, durante el tercer trimestre del año reportó una utilidad de 65 millones de pesos y un alza de 27.8% en el flujo operativo , por lo que el efecto de los MAX es temporal, aseguró Conesa.

“En 2020 nos van a entregar alrededor de 20 aviones más los seis que tenemos. Hoy deberíamos estar operando 12 aviones, y están en tierra seis en México y seis en Seattle, nos hemos tenido que ajustar de la forma más ordenada posible”, agregó.

Debido a que la fecha de regreso de los 737-MAX se percibía como pronta en un inicio, Conesa refiere que se actuó con cierta demora. “Si hubiéramos sabido en marzo que el avión no iba a volar el resto del año, tienes forma de ajustarte mejor, pero como nos han dicho que volaba al siguiente mes, y luego en verano, y luego en octubre, y después en diciembre, es bien complicado ajustarse de forma eficiente”.

Publicidad

Por lo pronto, la compañía ha reincorporado a su flota aviones que ya no pensaba operar, como el Boeing 737-700 y Embraer 190, además de que Delta –poseedor de 49% del capital social de la compañía– está tomando algunas rutas en el mercado internacional, una estrategia que permanecería rumbo a la última época de alta demanda del año.

“En diciembre contratamos aviones que vienen de Francia, de Transavia, que es de Air France. Vamos a traer tres Boeing 737 para apoyar la operación de fin de año, estarán aquí entre principios de diciembre hasta abril de Semana Santa. Es una capacidad de corto plazo, vienen los aviones por cuatro meses nada más”.

Lee: Las aerolíneas latinas cierran filas: será difícil operar en Santa Lucía

Además, la compañía contempla la adquisición de 50 a 60 nuevos aviones para la flota de Aeroméxico Connect, que podrían ser el modelo E2 de Embraer, o el A220-300 de Airbus, en parte para poder seguir creciendo en el saturado Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“Habrá menos infraestructura en los siguientes años de lo que se pensaba, tendremos que trabajar. A nivel sistema, el número de slots está cerca de estar saturado en todas las franjas horarias (…) Aumentar la densidad de los aviones ha sido una alternativa, la flota regional tiene que ver con eso; estaríamos sustituyendo los Embraer 190 –con 99 asientos– con un E2, de más o menos 125 asientos, o un A220 que tiene 135. Con el mismo slot puede aumentar 30% más gente, esto ayuda a quitar presión”.

En cuanto a la actual disputa con la aerolínea Emirates, contra la cual mantiene al menos dos amparos vigentes , Conesa reiteró que se le está dando un trato preferencial a la aerolínea, por el uso de subsidios de Emiratos Árabes Unidos, pero también por la pronta cesión de los slots necesarios para una operación diaria. “No nos da miedo competir, pero que sea en condiciones parejas”, señaló.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad