Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La ASF pone en duda la pronta reactivación de la ‘planta chatarra’ de Pemex

El auditor superior ve obstáculos presupuestales y técnicos en el complejo que debe suministrar de amoniaco a Pro-agroindustria, rehabilitada desde 2018.
vie 21 febrero 2020 08:15 AM
producción petrolera - petróleo - energía
Las plantas de Urea I y II de Pro-agroindustria se encuentran listas para operar desde inicios de 2018, pero no se concluyeron las pruebas debido a la falta de CO2.

Los problemas para reactivar las plantas del complejo que suministra el insumo que requiere la llamada ‘planta chatarra’ por la que ahora se investiga al exdirector de Pemex Emilio Lozoya, pone en duda la apuesta del gobierno de echar a andar la producción de fertilizantes en estas instalaciones, según un análisis de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha mostrado su confianza de que este año comience a producir “poco a poco”.

Publicidad

“Esas plantas ya están produciendo porque las vamos a utilizar, ni modo que las dejemos así. Las tenemos que echar a andar para producir fertilizantes”, dijo el 17 de febrero.

La ASF cuestiona, sin embargo, que Pemex Fertilizantes (PFER) solucione en el corto o mediano plazo de las fallas técnicas y presupuestales que aquejan al complejo de Cosoleacaque, ubicado en Veracruz, y que lleva sin funcionar desde mediados de 2018.

Esta infraestructura procesa el gas natural para convertirlo en amoniaco y anhídrido carbónico (CO2), los dos insumos esenciales que requieren las plantas de Pro-Agroindustrias (Agronitrogenados), el complejo adquirido durante la administración del exdirector de Pemex Emilio Lozoya.

La baja en la producción de gas natural por parte de Pemex Exploración y Producción secó el suministro hacia Cosoleacaque, que se encuentra parada desde septiembre de 2018. La petrolera nacional ha logrado sortear esta falta de la molécula a través de un contrato con CFEnergía, firmado en 2019, con el fin de realizar pruebas para reiniciar la marcha de las plantas del complejo.

Lee: ¿Por qué han detenido a Emilio Lozoya?

Pero estos esfuerzos resultan insuficientes para los problemas que arrastran cuatro de las cinco plantas de procesamiento de amoniaco de Cosoleacaque.

Publicidad

“A pesar de que, en diciembre de 2019, PFER (Pemex Fertilizantes) formalizó con CFEnergía un contrato para esta última le garantizará el suministro de gas natural, e inicio gestiones para la reactivación de la capacidad instalada y la recuperación de la confiabilidad operativa del C.P. Cosoleacaque, la reactivación de las plantas depende de otras problemáticas”, dice el auditor en un estudio presentado dentro de la tercera entrega de la Cuenta Pública de 2018.

La planta IV y V del complejo espera autorizaciones por parte de Hacienda sobre sus presupuestos, la VI presentó fallas en sus pruebas de arranque, y la VII se encuentra pendiente de contar con recursos para su arranque.

“Problemáticas que no se solucionaran en el corto y mediano plazo, por lo que el desempeño operativo del C.P. Cosoleacaque continuará siendo negativo”, explica la ASF.

Las plantas de Urea I y II de Pro-agroindustria se encuentran listas para operar desde inicios de 2018, pero no se concluyeron las pruebas debido a la falta de CO2. Además estas dos plantas requieren del arranque de las de Amoniaco VI y VII de Cosoloacaque para arrancar sus procesos con el suministro de CO2, apunta la Auditoría.

“Sin embargo, dichas acciones están supeditadas a la puesta en operación de las plantas de Amoniaco, acciones que no se materializarán en el corto y mediano plazo”, dice la ASF.

Las plantas de ácido nítrico, nitrato de amonio solución, nitrato de amonio aperdigonado y soluciones nitrogenadas, que completan el complejo de Pro-Agroindustrias no se tiene prevista su rehabilitación en el corto y mediano plazo, por lo que Pemex tuvo que reconocer un deterioro de la inversión de 212.6 millones de dólares (mdd), dice el organismo en su informe.

Las autoridades investigan los probables actos de corrupción entorno a la participación de Lozoya en la compra de Pro-Agroindustria, un complejo en franco deterioro por el que Pemex pagó 275 millones de dólares (mdd) en 2014.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad