Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así es el regreso de los centros comerciales a la nueva normalidad

Las plazas han abierto sus puertas entre medidas de seguridad, negociaciones con los comercios y nuevas formas de atraer al público.
lun 20 julio 2020 05:00 AM
Zara
Cubrebocas, gel antibacterial, estaciones sanitizantes y señalética: así son las nuevas medidas en los centros comerciales para cumplir con el distanciamiento social.

Los centros comerciales han abierto sus puertas en Ciudad de México para dar paso a la nueva normalidad, por lo que tendrán horarios recortados, además de controlar la afluencia para cumplir con la normativa de las autoridades.

Publicidad

Con el paso al Semáforo Naranja ante la disminución de personas hospitalizadas de COVID-19, las plazas comerciales han implementado diversas estrategias para mantener altas medidas de sanidad, lo que implica mantener una estrecha comunicación con los locatarios.

Como parte de las disposiciones oficiales, los malls tienen que tomar la temperatura de las personas que accesan, quienes de forma obligatoria deberán utilizar cubrebocas y permanecer por un tiempo máximo de una hora en las instalaciones.

Para garantizar que los clientes y las tiendas cumplan con las normas de apertura, los administradores obsequian cubrebocas y gel antibacterial a los visitantes, además de instalar estaciones sanitizantes y señalética para cumplir con las medidas de distanciamiento social.

La desarrolladora inmobiliaria Thor Urbana, que administra los centros comerciales Altavista 147, The Harbor Mérida y Town Square Metepec, entre otros, ha desplegado una estrategia para verificar que tiendas y clientes cumplan con los lineamientos de aforo de personas, con especial énfasis en la desinfección, comenta Alexis Ellstein, director de marketing de la compañía.

Artz Pedregal, que se ubica al sur de Ciudad de México y que alberga a diversas tiendas de marcas de lujo, implementó otras medidas para mantener la sana distancia, entre las que destaca un sistema de estacionamiento que no requiere de contacto físico, además de grabaciones que recuerdan las medidas de seguridad de los visitantes para la ubicación de los autos, el control de personas en los elevadores y el control de sana distancia en los pasillos.

“Ya tuvimos tres visitas de las autoridades de la Ciudad de México, estamos aptos para la apertura ya que cumplimos con las 30 reglas impuestas de la autoridad. Además, como medida adicional de salud no tenemos operando con el valet”, declara Javier Salazar, administrador de Artz Pedregal, un desarrollo de Grupo Sordo Madaleno.

Los malls que entre sus locatarios tienen a comercios considerados como esenciales como bancos, farmacias y supermercados se han mantenido abiertos, con un aforo de 17.5%. Es por ello que era común observar filas para poder ingresar y mantener las medidas de distanciamiento social para mitigar los contagios.

“La autoridad ha sancionado a algunos locales que se quieren pasar de listos y quieren abrir, y la gente ha estado formada para entrar. Hacen fila y cuando sale uno, entra otro”, dice un vigilante de una plaza ubicada al norte de la ciudad.

Publicidad

En esta nueva normalidad este proceso se mantiene. Las personas han hecho filas para ingresar a los centros, que desde el 8 de julio están al 30% de su capacidad.

Con el semáforo en naranja, los locales abrirán de forma gradual de acuerdo con su giro comercial y permanecerán abiertos en un horario de 11:00 a 17:00 horas. En tanto, los administradores establecieron un sentido para las entradas, otro para las salidas y colocaron señalamientos de recorrido para evitar el flujo en doble sentido.

En las entradas hay tapetes para desinfectar el calzado y filtros sanitarios para tomar la temperatura a personal, proveedores y clientes, de acuerdo con los lineamientos de las autoridades de cada uno de los estados del país en los que se inició con la reactivación económica.

Un empresario que cuenta con locales en diversos centros comerciales en Ciudad de México y que prefirió mantener su nombre en anonimato comenta que determinó el número de personas que pueden ingresar a sus tiendas en el aviso de apertura y la licencia de funcionamiento que ya entregaron a la autoridad, aunque desconocen los mecanismos de supervisión que se implementarán.

“No nos han informado cómo nos van a supervisar, pero tenemos tener dos documentos, uno del IMSS y uno de la Secretaría de Salud en donde firmamos que nos comprometemos a cumplir con las medidas. Esperamos que pasen supervisores a verificar que se cumplan las normas”, declara la fuente.

El empresario detalla que algunos comercios han logrado acuerdos con los locatarios para pagar entre el 25 y 50% del alquiler de los locales, pero hay algunos que han llegado a acuerdos que implican sólo el pago de mantenimiento para finiquitar los contratos, por lo que es posible que los comercios abiertos no lleguen al 100%.

En este sentido, el directivo de Thor Urbana comenta que la empresa estableció acuerdos con sus arrendatarios de forma personal para determinar descuentos aunque, en algunos casos, comercios tuvieron que bajar las cortinas porque no resistieron la crisis por el confinamiento.

Publicidad

“Con los arrendatarios tuvimos pláticas desde el inicio. Sabíamos lo que se aproximaba y empezamos a hacer negociaciones para solventar el tema de las rentas. Hay algunos que van a tener que cerrar porque están en condiciones distintas y están pasando por un momento complicado”, comparte Alexis Ellstein.

Los administradores de Artz Pedregal también realizaron negociaciones con cada uno de sus clientes, aunque en su caso, regresaron a la nueva normalidad con los mismos arrendatarios que tenían en marzo, cuando el gobierno decretó emergencia por el coronavirus, relata Javier Salazar.

“Nosotros regresamos al momento de la reapertura y todos los locales están abiertos. Todas las marcas con las que contábamos hasta antes del confinamiento están abiertos, sólo no están operando los que aún no tienen permiso de la autoridad”, añade el directivo de Artz Pedregal.

El directivo añade que para mantener la comunicación con sus socios comerciales les hicieron llegar las medidas a adoptar para la apertura, para trabajar a la par en los preparativos de la apertura entre dos semanas antes de abrir sus puertas.

El reto de la 'nueva normalidad'

Los centros comerciales en México son más que lugares para hacer compras y lograron ubicarse como reyes del entretenimiento como parte del valor agregado para los visitantes.

Con la llamada 'nueva normalidad', estos centros y las tiendas que albergan tienen el reto de atraer a los consumidores, que no tendrán opciones para esparcimiento, al menos durante el lapso en el que la ciudad se encuentra en semáforo naranja, a lo que se suma el menor tráfico en piso de ventas.

Por ahora, las zonas de comida rápida permanecerán cerradas, pero podrán instalarse mesas para los comensales en los estacionamientos al aire libre. Las áreas de juegos infantiles también deberán esperar para reiniciar operaciones y no se podrán realizar eventos que pudieran causar aglomeraciones.

“El tema de socializar y el entreteniendo va a ser muy importantes. Es una tendencia que veíamos muy marcada en México y que marcaba pauta a otros países que migran a este enfoque integral de centros de entretenimiento. Limitar el aforo va a ser un reto en la oferta que preparen para el futuro”, opina Carlos Hermosillo, analista independiente del sector consumo.

En este sentido, Alexis Ellstein, de Thor Urbana, comenta que en sus centros comerciales se cancelaron eventos como clases de yoga o conciertos para evitar las aglomeraciones de personas y para compensar desplegarán una estrategia de ofertas para los clientes y experiencias photo opportunity.

“La esencia de los centros comerciales está fundamentada en la experiencia del comprador. Hay espacios de entretenimiento que se encuentran cerrados, por ahora nos enfocamos en otro tipo de experiencias como que los clientes se tomen una foto y la compartan en sus redes sociales”, comenta Ellistein.

Por su parte, Javier Salazar, administrador de Artz Pedregal, añade que para mantener la confianza con sus clientes en sitio, se les hace saber que se deben cumplir las medidas para proteger la salud, además de que las 122 personas que laboran en el lugar recibieron capacitación de las autoridades para que los colaboradores conozcan la normativa a seguir.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad