Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Varios fabricantes de autopartes 'mudan' temporalmente su operación de Chihuahua

El gobierno del estado ha limitado la asistencia de empleados a las plantas en medio de un incremento de casos de coronavirus, lo que no está siendo sostenible para los productores de componentes.
mar 08 diciembre 2020 05:00 AM
Pickup car chassis bottom view
Pickup car chassis bottom view Algunas empresas que tienen procesos de inyección de plástico o de estampado han movido sus moldes a otras plantas del mismo grupo fuera de Chihuahua para poder producir con condiciones menos restrictivas. (Foto: Wachira Wacharapathom/Getty Images/iStockphoto)

Chihuahua se ha convertido en un foco rojo para los fabricantes de autopartes, en tanto que no han podido restablecer completamente sus operaciones desde que tuvieron que parar sus plantas en abril, ante un crecimiento de casos de coronavirus en la franja fronteriza.

A mediados de año, el gobierno federal dio luz verde a los fabricantes de automóviles, empresas mineras y constructoras para reiniciar las operaciones después el parón de abril y mayo, pero desde entonces algunos estados han implementado sus propias restricciones a medida que avanza la pandemia de COVID-19.

Publicidad

Uno de ellos es Chihuahua, donde el gobierno estatal ha limitado la asistencia de empleados al 50% en las plantas en los primeros meses de la reapertura y que ahora ha permitido hasta un 80%. En casos excepcionales, algunas empresas han logrado operar al 100%. Este estado alberga una planta de motores Ford y muchos productores de autopartes.

La entidad regresó al semáforo rojo a finales de octubre y al cierre de noviembre el Consejo Estatal de Salud determinó que el semáforo de riesgo pasaría de rojo a naranja restrictivo a partir del 1 de diciembre.

Pero con las plantas estadounidenses funcionando al 100%, las constantes fluctuaciones en las restricciones operativas no está resultando sostenible.

“Las empresas están preocupadas y están evaluando condiciones alternas para la manufactura de los componentes”, dijo en videoconferencia Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes. “Por ejemplo, sé de algunas empresas que tienen procesos de inyección de plástico o de estampado que han movido sus moldes a otras plantas del mismo grupo fuera de Chihuahua para producir”.

Una estrategia similar están siguiendo las empresas de corte y costura de fundas de asientos, que están moviendo las máquinas de coser a otras plantas que tienen en el país.

Pero el líder gremial prevé que esta medida no será definitiva. “[Algunos fabricantes de autopartes] están saliendo de Chihuahua pero de forma parcial y temporal”, dijo. “Trasladar una operación no es una medida fácil, que se pueda hacer en un fin de semana, ya que hay que capacitar gente. Por ahora, solo aquellas empresas que tienen otras operaciones en otras ciudades del país lo pueden hacer”.

Entre todos los eslabones de la cadena automotriz, el de la producción de autopartes es el que ha tenido la recuperación más acelerada, gracias a la demanda de las plantas de vehículos locales y a las de Estados Unidos, Canadá, Asia y Europa.

“El segundo semestre ha sido tan bueno como lo fue el año pasado. Creemos que el cierre de año será menos malo de lo que esperábamos en el primer semestre. Calculamos alcanzar un valor de 78,000 mdd en la producción anual, que será 20% menos comparado con 2019”, dice Albín.

Para 2021, la proyección es lograr un crecimiento de hasta 22% respecto a este año y alcanzar los 95,000 mdd, un valor similar al de 2019.

 
Publicidad
Publicidad