Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La falta de semiconductores tira la producción de autos 15% en enero

El sector prevé que el abasto de los semiconductores se restablecerá a mediados de año.
lun 08 febrero 2021 02:01 PM
Audi Q5, hecha en México.
Audi fue la primera armadora en México que informó una reducción en la producción de su producción debido a la falta de semiconductores.

La escasez global de semiconductores se ha vuelto la nueva pandemia que afecta la delicada salud del sector automotriz. La falta de este componente, proveniente de Taiwán y Corea del Sur, ya ha ocasionado paros en la producción de vehículos alrededor del mundo y México no ha sido la excepción.

Algunos proveedores nivel 1 –o Tier 1– informaron a principios de enero que la falta de chips les estaba impidiendo entregar a tiempo algunas autopartes a las plantas armadoras. Continental, por ejemplo, dijo a Expansión en un correo electrónico que estaba teniendo retrasos en la entrega de tableros de instrumentación, sistemas de infoentretenimiento y módulos electrónicos (lo que es comúnmente conocido como la computadora del auto) a algunos de sus clientes en México.

Publicidad

Estos retrasos en la entrega de estos subensambles rápidamente afectó la producción de aquellas plantas que laboran con esquemas just in sequence, es decir, con un stock limitado de componentes. Una de ellas fue la de Audi, en San José Chiapa, Puebla, que solo operó un turno del 18 al 29 de enero debido al desabasto de algunos componentes que requieren semiconductores.

Audi reportó una caída de 42.5% en la producción de su modelo Q5 durante enero, hasta las 5,834 unidades, desde las 10,150 ensambladas un año antes.

Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, dijo en videoconferencia que la falta de chips fue la causante de la disminución de 15% en la producción de vehículos durante enero, hasta las 278,71 unidades. “Fueron casi 50,000 menos, comparado con lo que produjimos en enero de 2019”, dijo.

El representante de la AMIA afirmó que desde que comenzó el desabasto de semiconductores a principios de diciembre, las armadoras han estado “trabajando de cerca” con sus proveedores para encontrar soluciones a su demanda de chips, sin embargo, algunos proveedores, como Continental, estiman que los cuellos de botella "continuarán hasta bien entrado 2021".

Más fabricantes han anunciado cierres de plantas en febrero. General Motors, por ejemplo, parará a partir de este lunes 8, y hasta nuevo aviso, su planta de San Luis Potosí, debido a la falta de estos componentes. Además de otras dos plantas en la región, una en Estados Unidos y otra en Canadá.

A finales de enero, Mazda y Honda también advirtieron que tendrán que hacer paros en su producción, tanto en Japón como a nivel global, en las siguientes semanas debido a la misma causa.

“Cuándo se resolverá el abasto de semiconductores, aún es incierto. Estimamos que podríamos ver la luz al final del túnel hacia el segundo semestre del año”, dijo Cuevas. “Consideramos que lo que se deje de producir en estos meses iniciales se compensará en los meses subsiguientes. Las armadoras tendrán el reto de recuperar los inventarios hacia el segundo semestre”, añadió Óscar Albin, presidente de la INA.

La menor producción de vehículos, también impactó la exportación de unidades y la venta local durante el primer mes del año. Los envíos de modelos al exterior disminuyeron 6.4% hasta las 223,533 unidades; mientras que las ventas locales bajaron 22.5% hasta las 81,203 unidades.

Publicidad
Publicidad
Publicidad