Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

2021: el reto de la recuperación de las tiendas departamentales

Liverpool, Sears y Palacio de Hierro registrarán un repunte en sus ingresos después del desplome de 2020, pero necesitarán más que horarios extendidos para recuperarse de la pandemia.
mar 23 febrero 2021 05:00 AM
Departamentales. (iStock)
Las tiendas departamentales operan con aforo de 20%. (iStock)

Las tiendas departamentales lucharán por quitarse el respirador después de un año en el que sus ventas se desplomaron a causa de los cierres, mientras su recuperación dependerá de las restricciones de movilidad para contener los contagios de COVID-19.

Con el semáforo epidemiológico en color naranja en 21 estados del país, entre ellos la Ciudad de México, cadenas como Liverpool, Palacio de Hierro y Sears deberán delinear estrategias para consolidar sus tiendas en línea y mantener el atractivo en su piso de ventas.

“Las departamentales venden muchos productos de segunda y tercera necesidad. Continuaremos viendo esta tendencia a la baja en sus ventas, pero con picos de crecimiento en las épocas donde sean festividades”, declara Julián Fernández, jefe de análisis de Grupo Bursamétrica.

Publicidad

Las cadenas cerraron 2020 con una caída en ventas de 15.1% en tiendas iguales, es decir, aquellas con más de un año de operación y que pueden compararse, y de 13.6% en las totales (entre las nuevas y las de mayor antigüedad), de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), por lo que este año repuntarán las ventas, pero difícilmente a los niveles que registraban antes de la pandemia.

Durante los primeros días de febrero, las tiendas reabrieron sus puertas pero deben mantener aforo y horarios restringidos. También enfrentan el reto de que los consumidores se muestren cautelosos a la hora de hacer compras de segmentos como ropa o calzado.

Con las aperturas paulatinas, el avance de la estrategia de inmunización del gobierno federal, la baja en la hospitalización de enfermos de COVID-19 y la flexibilización en las normas de movilidad, la recuperación de las ventas llegará. “Estaríamos esperando básicamente una recuperación. Esta caída que tenemos en 2020 tendría que tener una recuperación para 2021, aunque sea de 2% o 3% más o menos”, dice Marisol Huerta, analista bursátil de Grupo Financiero Ve por Más.

Asimismo, después de los crecimientos en sus canales digitales, durante este año las departamentales deberán consolidar estos ecosistemas, y enfocarse sobre todo en la logística, dado que algunos de los jugadores enfrentaron retrasos en la entrega de mercancías a sus clientes, coinciden analistas consultados por Expansión.

El director de análisis de Bursamética comparte que conforme las personas regresen a sus lugares de trabajo, según se detenga en el avance de los contagios de COVID-19, algunos de los compradores tendrán menos oportunidad de recibir sus compras en sus domicilios y es por ello que se verán con mayor empuje las estrategias de omnicanalidad, con puntos de entrega en las tiendas físicas.

Publicidad

Con este panorama, la previsión es que durante este año las empresas destinen sus inversiones a remodelaciones o tecnología, y que metan freno a la apertura de nuevas tiendas, aunque apostarían por la remodelación de unidades, como ocurre con Liverpool que renueva las tiendas Suburbia desde hace poco más de un año.

Tiendas 24 horas

El gobierno de la Ciudad de México autorizó a las tiendas de autoservicio mantener sus unidades abiertas durante 24 horas con un aforo de 20% en el piso de ventas y aunque en un inicio se especuló que esta estos horarios serían adoptados por las cadenas departamentales, esta podría ser una estrategia poco funcional para incrementar las ventas.

Liverpool (dueña de Suburbia), Palacio de Hierro y Grupo Sanborns, que opera Sears, por ahora están abiertas de martes a domingo, con hora de cierre a las 21 horas, mientras que viernes y sábado abren una hora antes, a las 10:00 horas.

Una de las apuestas de estas tiendas son las ventas nocturnas, en las cuales ofrecen ofertas a sus compradores habituales, como pagos a meses sin intereses o alguna otra bonificación, que podría no ser atractiva con horarios extendidos.

Fernández comenta que tener el piso de ventas disponible en horarios extendidos no sería suficiente, dado que para que fuera atractivo para los clientes, se requerirían promociones y ofertas constantes.

Por su parte, Huerta señala que hay personas que no acostumbran realizar compras durante la noche, por tanto, podría resultar contraproducente para los gastos operativos de las empresas. “No es fácil saber si a las empresas les conviene pagar seguridad y a su personal para que no llegue ni el 20% de personas que se esperan”, señala.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad