Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los cruceros de Royal Caribbean regresarán a Cozumel tras un año de ausencia

La mayor línea de cruceros del mundo operará itinerarios desde Las Bahamas con una parada en México a partir de junio, marcando el regreso de la industria al país.
jue 25 marzo 2021 05:00 AM
Cozumel - Royal Caribbean
El regreso de los cruceros se da aun sin el visto bueno de la CDC de Estados Unidos, por lo cual los pasajeros tendrán que volar a Las Bahamas para poder zarpar.

Royal Caribbean, la mayor línea de cruceros del mundo, regresará al mayor puerto turístico del país, el de Cozumel, Quintana Roo, luego de ausentarse durante más de un año como consecuencia de la pandemia. A partir de junio, la compañía estadounidense operará una serie de itinerarios de siete noches que tendrán como base Nassau, en Las Bahamas, y a los que sólo podrán abordar adultos vacunados y menores de edad con prueba negativa de COVID-19.

Sean Treacy, vicepresidente internacional de Royal Caribbean, afirma que el regreso a Cozumel se da como respuesta a las tendencias del mercado. “Era súper importante incluirlo en el itinerario. Es uno de los destinos que nos piden los huéspedes, los clientes y con mayores ratings”, dice en entrevista.

Además, a partir de junio de 2022, la compañía planea operar desde Los Ángeles itinerarios de tres a cinco noches a Catalina Island, en California, y Ensenada y Cabo San Lucas, en Baja California. En este circuito estima transportar a más de 100,000 viajeros en toda la temporada a bordo del crucero Navigator of the Seas, que tuvo una inversión de 115 millones de dólares en 2019 para su ampliación.

Publicidad

El anuncio de Royal Caribbean marca el retorno de una industria clave para el turismo de Cozumel, que concentró más de la mitad de los cruceristas del país en 2019, y que es la principal fuente de viajeros de la isla. Cozumel, Majahual, Puerto Vallarta, Cabo San Lucas, Ensenada y Puerto Progreso representan más de 90% de las llegadas de cruceristas a México.

La ausencia de estos barcos se tradujo en una disminución de 443.7 millones de dólares en divisas para México durante 2020, una caída de 71% respecto a los ingresos de 2019. Para Royal Caribbean, la pandemia significó una pérdida neta de 5,800 millones de dólares.

Regreso, aun sin el visto bueno de EU

El reinicio de operaciones de la compañía se da incluso con la recomendación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de evitar los viajes en cruceros, por lo que aún no pueden zarpar desde Estados Unidos.

Por ello, el itinerario de Royal Caribbean requerirá que los viajeros interesados lleguen en avión a Las Bahamas, que fungirá como punto de partida en vez de Florida, como solía ser antes de la pandemia.

“Seguimos hablando y tenemos un diálogo con el CDC y con las autoridades de Estados Unidos. Con las condiciones actuales y la cantidad de gente que se está vacunando, esperemos que pronto podamos estar saliendo de Estados Unidos de nuevo”, afirma Treacy.

Sin embargo, los protocolos de seguridad de la compañía son aun más estrictos que los de otras industrias turísticas. Para este itinerario, toda la tripulación de Royal Caribbean estará vacunada, y sólo se permitirá el abordaje a adultos que hayan sido inoculados, mientras que a los menores de edad se les permitirá el acceso con una prueba negativa de COVID-19.

Publicidad

De ahí que el directivo no descarta operar con los cruceros al 100% de su capacidad, una práctica poco común ante las medidas de distanciamiento social que han limitado los aforos de varios tipos de transportes y alojamientos. No obstante, la compañía afirma en su reporte financiero del último trimestre de 2020 que las operaciones se darán en fases y con una ocupación limitada.

“Nuestra meta es la salud y seguridad de nuestros huéspedes en primer lugar, y siempre vamos a tener eso en mente, pero si la ciencia nos permite navegar llenos, es lo que vamos a hacer. Vamos a seguir las recomendaciones de los destinos y también de nuestro grupo médico, y cuando se pueda vamos a navegar llenos. Tengo la certeza de que vamos a vender todas las cabinas posibles, porque algo que sí vemos es que la demanda está ahí”, dice Treacy.

Por lo pronto, la compañía no tiene una proyección clara de cómo se dará el regreso de pasajeros a la industria de cruceros, pero, en términos generales, el directivo ve una recuperación acelerada, que incluso podría llevar a recuperar los niveles pre-pandemia para el siguiente año, con las condiciones adecuadas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad