Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lufthansa Cargo simula la piel de tiburón para que sus aviones contaminen menos

El revestimiento que será aplicado en una parte del fuselaje desde 2022 disminuirá la resistencia y mejorará la aerodinámica de los aviones, disminuyendo su consumo de combustible y sus emisiones CO2.
lun 03 mayo 2021 12:30 PM
Lufthansa quiere reducir en 50% sus emisiones de CO2 a 2030
El objetivo de Lufthansa es reducir, de aquí a 2030, sus emisiones de CO2 en un 50%.

Lufthansa Cargo, la flota de aviones de transporte de carga de la compañía alemana, será equipada a partir de 2022 con un revestimiento que imita la piel de tiburón aplicada a la superficie de los aviones para que consuman menos combustible.

Esta innovación es el fruto de una asociación entre Lufthansa Technik, la filial de mantenimiento de la compañía, y el gigante de la química BASF, según un comunicado.

El revestimiento aplicado en una parte del fuselaje de los aviones estará compuesto de nervaduras de unos 50 micrómetros (50 millonésimos de metro) que disminuyen la resistencia y mejoran la aerodinámica.

Esta propiedad es también la de las microranuras de la piel de los tiburones que los investigadores e industriales estudian desde hace muchos años.

Publicidad

Esta cobertura equipará una porción de la superficie de la flota operada por Lufthansa Cargo, que incluirá diez aviones Boeing 777F de aquí a 2022. De esta manera, la aerolínea busca disminuir su consumo de combustible y sus emisiones de CO2 en la atmósfera.

Gracias a una reducción de los frotamientos "de más de 1%", Lufthansa calcula que habrá economías anuales de 3,700 de toneladas de queroseno, que representan cerca de 11,700 de toneladas de emisiones de CO2.

A manera de comparación, la filial Lufthansa Cargo emitió 3.9 millones de toneladas de CO2 en 2020, indica el informe de medio ambiente de la compañía.

Lufthansa Technik y BASF piensan ampliar su nueva tecnología a otros tipos de aviones "para poder apoyar más ampliamente a las compañías aéreas del mundo entero en la realización de sus objetivos de emisiones", según el comunicado.

El grupo Lufthansa se fijó como objetivo reducir de aquí a 2030 sus emisiones de CO2 en un 50% con relación a los niveles de 2019.

La industria aeronáutica apuesta desde hace décadas a la tecnología de la piel de tiburón para economizar combustible. En fase de prueba, varios aviones ya volaron equipados con ese recubrimiento especial.

Publicidad
Publicidad
Publicidad