Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Elon Musk, Jeff Bezos y Warren Buffett no pagaron impuestos, según ProPublica

La agencia independiente de noticias ProPublica analizó la vida financiera de los 25 hombres más ricos de Estados Unidos. Los resultados muestran que este grupo elude sus obligaciones fiscales.
mar 08 junio 2021 01:06 PM
Empresas mexicanas respaldan pelea de StarGroup contra Elon Musk
StarGroup cuenta con las marcas de StarGo, StarLine, StarTV, StarKa y StarLink debidamente registradas y utiliza el emblema STAR para distinguir sus servicios a nivel nacional.

Los multimillonarios de Estados Unidos se las han arreglado para pagar una mínima cantidad de impuestos federales o, incluso, evadirlos por completo durante 15 años, según reveló una investigación realizada por la agencia de noticias independiente ProPublica.

El fundador de Amazon y el hombres más rico del mundo, Jeff Bezos, no pagó ni un solo centavo de impuestos sobre la renta en 2007, cuando ya era parte de la élite de multimillonarios estadounidenses. Cuatro años después repitió la misma fórmula y evadió sus responsabilidades fiscales.

En 2018, la segunda persona más rica del mundo y fundador de Tesla, Elon Musk, tampoco pagó impuestos. El empresario y político Michael Bloomberg repitió este patrón los últimos años. El inversionista multimillonario Carl Icahn lo hizo dos veces. Mientras que el inversionista y filántropo George Soros no cumplió con sus responsabilidades fiscales tres años seguidos.

Los periodistas de la agencia tuvieron acceso a una gran cantidad de datos del Internal Revenue Service, que es la instancia federal del gobierno estadounidense encargada de la recaudación fiscal y el cumplimiento de las leyes tributarias, lo que les permitió analizar la vida financiera de empresarios como Warren Buffett, Bill Gates, Rupert Murdoch y Mark Zuckerberg.

Publicidad

El análisis “destruye el mito fundamental del sistema fiscal estadounidense: que todos pagan su parte justa y los estadounidense más ricos pagan más”, explican desde ProPublica. Los estados financieros de los multimillonarios muestran que son capaces de cumplir con sus obligaciones fiscales, pues representan una mínima parte de sus fortunas que crecen año con año.

De acuerdo con la agencia de noticias, el estadounidense promedio es obligado a pagar al gobierno federal un porcentaje de sus ingresos, el cual aumenta si incrementan sus ingresos. En los últimos años, el hogar estadounidense promedio ganó alrededor de 70,000 dólares al año y pagó 14% en impuestos federales. La tasa de impuesto sobre la renta más alta, 37%, entró en vigor este año para parejas en ganancias superiores a 628,300 de dólares.

“Los registros fiscales confidenciales obtenidos por ProPublica muestran que los ultrarricos eluden efectivamente este sistema”, indican.

¿Qué encontraron?

La agencia de noticias independiente utilizó los datos a los que tuvo acceso para comparar cuánto pagaban de impuestos al año los 25 estadounidenses más ricos con el crecimiento de su riqueza en el mismo periodo. “Los resultados son duros”, exponen en ProPublica.

Warren Buffett fue el que más evadió impuestos. “Eso es quizás sorprendente, dada su postura pública como defensor de impuestos más altos para los ricos”. La riqueza del director ejecutivo de Berkshire Hathaway aumentó 24,300 millones de dólares entre 2014 y 2018, tiempo en el que los datos muestran que solo pagó 23.7 millones en impuestos.

Esto equivale a una tasa impositiva de 0.1%, es decir, menos de 10 centavos por cada 100 dólares que agregó a su riqueza.

Publicidad

Está el caso de Jeff Bezos, quien no pagó impuestos en 2007, uno de los años en que las acciones de Amazon se duplicaron considerablemente. Ese año, el empresario reportó ingresos por 46 millones de dólares, en gran parte por pago de intereses y dividendos sobre inversiones externas. Pudo compensar cada centavo que ganó con pérdidas de inversiones paralelas y varias deducciones, como los gastos de intereses de las deudas y la vaga categoría general de "otros gastos".

En 2011 su riqueza se mantuvo estable en 18,000 millones de dólares y presentó una declaración informando que había perdido dinero, sus ingresos ese año fueron más que compensados ​​por pérdidas de inversión. Es más, porque según la ley tributaria ganaba tan poco que incluso reclamó y recibió un crédito fiscal de 4,000 dólares para sus hijos.

La evasión fiscal es más sorprendente si se examina de 2006 a 2018, cuando la riqueza de Bezos aumentó en 127,000 millones de dólares, pero reportó 6,500 millones en ingresos. Los 1,400 millones de pago de impuestos equivale a una tasa impositiva de 1.1% sobre el aumento de su fortuna, explican desde ProPublica.

El dueño de Tesla, Elon Musk hizo lo propio en 2018. Con excepción de un año en el que ejerció más de 1,000 millones de dólares en opciones sobre acciones, sus facturas de impuestos no reflejan en absoluto la fortuna de la que dispone.

En 2015 pagó 68,000 dólares de impuestos federales sobre la renta. Dos años después fueron 65,000 dólares. En 2018 evadió esta responsabilidad. Entre 2014 y 2018 tuvo una tasa impositiva de 3.27%.

Ante la investigación, un portavoz de Soros dijo en un comunicado: “Entre 2016 y 2018 George Soros perdió dinero en sus inversiones, por lo tanto, no debía impuestos federales sobre la renta en esos años. El Sr. Soros ha apoyado durante mucho tiempo impuestos más altos para los estadounidenses ricos ".

Los representantes personales y corporativos de Bezos, consultados por ProPublica, se negaron a recibir preguntas detalladas sobre el asunto. La agenciaa intentó comunicarse con Scott a través de su abogado de divorcios, un representante personal y miembros de su familia; ella no respondió.

Elon Musk respondió a una consulta inicial con un único signo de puntuación: "?" Después de que le enviaron preguntas detalladas, no respondió.

Uno de los multimillonarios mencionados en el artículo se opuso, argumentando que publicar información fiscal personal es una violación de la privacidad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad