Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Altos Hornos cancela el acuerdo de venta de acciones a la AMMI

La empresa de Alonso Ancira declaró que la Alianza Minero Metalúrgica Internacional incumplió algunas cláusulas del contrato.
jue 26 agosto 2021 11:03 AM
Altos Hornos de México enfrenta una crisis financiera desde la década de los 90. (iStock)
Altos Hornos de México enfrenta una crisis financiera desde la década de los 90. (iStock)

Altos Hornos de México (AHMSA), empresa de Alosno Ancira, revocó el acuerdo para vender el 55% de la participación en Grupo Acerero del Norte (GAN), sociedad controladora de Altos Hornos de México, a la Alianza Minero Metalúrgica Internacional, que lidera Julio Villarreal, presidente de Grupo Villacero.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía informó que la compañia de Julio Villareal incumplió algunas cláusulas del contrato, sin revelar cuáles, y por ello el 17 de agosto informó a la Alianza Minero Metalúrgica Internacional, la inaplicabilidad del acuerdo para el traspaso de los títulos accionarios.

AHMSA reiteró su disposición a mantener pláticas con la Alianza y con otros grupos que, dada la actual situación favorable en el mercado mundial del acero, han expresado interés en explorar un acuerdo.

Publicidad

El movimiento de compraventa era considerada por analistas como una oportunidad para que la acerera lograra levantar sus operaciones y también sus finanzas, que están ahogadas por las deudas desde la década de los 90.

En caso de que la Alianza u otro grupo adquiera la participación accionaria en la empresa de Ancira, deberá asumir las deudas de la siderúrgica, esto significa que debe pagar la liquidación de los pasivos fiscales, incluidos las deudas a algunos de los proveedores, que la empresa arrastra desde 1999

Perder el brillo

Altos Hornos de México perdió el brillo como la siderúrgica más importante de México tras convertirse en el referente de la lucha contra la corrupción del presidente López Obrador. Esta situación puso contra las cuerdas a la empresa de la familia Ancira y terminó por endurecer la crisis que enfrenta desde el pasado milenio y que la tiene con las operaciones a medias.

La empresa presidida por 'el rey del acero' enfrentó algunas dificultades financieras desde 1999, cuando la crisis en la industria siderúrgica elevó su deuda a 1,900 millones de pesos, cifra que la acerera reestructuró con sus acreedores para poner fin a la suspensión de pagos en 2016.

Cuando parecía que lo peor había pasado, la Secretaría de Hacienda congeló las cuentas de la empresa tras revelar que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó vínculos de corrupción y lavado de dinero entre Ancira y Emilio Lozoya. Fue el 28 de mayo de 2019 cuando el gobierno de López Obrador giró una orden de aprehensión en contra de Emilio Lozoya. Ese día Ancira fue detenido por las autoridades españolas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad