Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Grupo Posadas solicita la entrada voluntaria al Capítulo 11

La reestructura financiera, aprobada hace dos meses por sus accionistas, permitirá a la compañía continuar operando con normalidad.
mar 26 octubre 2021 08:34 AM
Grupo Posadas Fiesta Inn
En su petición de entrada al Capítulo 11, la compañía da cuenta de pasivos estimados entre 500 y 1,000 millones de dólares.

Grupo Posadas solicitó a la Corte del Distrito Sur de Nueva York una entrada voluntaria al Capítulo 11 del Código de Bancarrotas estadounidense, un proceso que forma parte de una reestructura de deuda aprobada hace un par de meses por sus accionistas y que le permitirá mantener sus operaciones de forma normal en todos sus hoteles.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía informó que inició un procedimiento de reestructura preacordado y, dado que la compañía ha obtenido el apoyo necesario de los tenedores de sus 7.875% senior notes sobre la extensión de su vencimiento en 5.5 años, se espera que el proceso concluya en aproximadamente 60 días.

“El día de hoy damos un último paso para que Grupo Posadas logre una estructura de capital sostenible”, dijo José Carlos Azcárraga, director general de Grupo Posadas, citado en el documento.

Publicidad

“Esta reestructuración integral de la deuda fue anunciada hace dos meses como parte de nuestros esfuerzos por maximizar nuestra flexibilidad financiera y administrar de mejor manera los desafíos relacionados con el COVID-19, que afectan a toda la industria hotelera a nivel mundial; ello nos permitirá salir de la pandemia con una posición financiera más sólida”, señala el documento.

Para continuar operativo, la compañía prevé utilizar el flujo de efectivo obtenido del negocio en marcha. El grupo reportó hoy a la BMV una utilidad neta en el tercer trimestre del año de 34 millones de dólares, mientras que en el mismo trimestre de 2020 registró una pérdida de 264 millones, como resultado de una fuerte caída en ingresos. En el acumulado de 2021 la pérdida neta asciende a 398 millones, de los que 190 corresponden a pérdida cambiaria.

“Es importante destacar que no habrá ningún impacto en las relaciones que Grupo Posadas tiene con sus colaboradores, huéspedes, agencias, socios del club vacacional y miembros del programa de lealtad, proveedores, socios comerciales y accionistas”, agregó Azcárraga.

Entre los principales acreedores de la compañía y su subsidiaria Operadora del Golfo de México –también parte del proceso–, destaca un adeudo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por 11.2 millones de dólares, además de otro con Banca Mifel por 4.9 millones de dólares y Aseguradora Asserta, por 1.5 millones dólares.

En su petición de entrada al Capítulo 11, la compañía da cuenta de pasivos estimados entre 500 y 1,000 millones de dólares.

Por el momento, Grupo Posadas presentó una serie de solicitudes para cumplir con el pago de sus obligaciones en toda su cadena de valor, incluyendo salarios y prestaciones de sus trabajadores, además de los beneficios de los socios del club vacacional y miembros del programa de lealtad.

Además, la Corte neoyorquina también deberá aprobar el intercambio de los senior notes de la compañía por una nueva emisión, mientras que el resto de las obligaciones de pago –incluidas las de proveedores por bienes y servicios prestados antes y durante el Capítulo 11– no formarán parte de la reestructura y se pagarán en su totalidad bajo los procedimientos normales, o “se cubrirán de alguna otra manera”, asegura la empresa.

“Se prevé que las acciones del capital social de Grupo Posadas se continuarán negociando de manera habitual”, finaliza el documento enviado a la BMV.

Publicidad
Publicidad
Publicidad