Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Bimbo y Gruma: ¿cuánto tiempo pueden aguantar el alza del trigo y maíz?

La escalada en los precios de las materias primas se mantienen como un riesgo que las empresas mexicanas deben resolver para evitar impactos graves en sus cadenas de suministro.
mié 09 marzo 2022 05:00 AM
El precio del trigo
El precio del trigo ha tenido un impacto por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Para Bimbo y Gruma los granos son un eslabón crítico de su cadena productiva. Mientras que el fin del conflicto entre Rusia y Ucrania aún parece lejano, los precios de algunos granos daban tregua a los mercados este 8 de marzo, aún con el veto de Estados Unidos a las importaciones de petróleo de Rusia, que elevó el precio de los energéticos. Los futuros del trigo estadounidense caían un 5.6%, también el maíz iba a la baja 75 centavos el bushel.

Bimbo considera que el conflicto entre Rusia y Ucrania se convierte en un riesgo adicional debido a que puede tener un aumento en los precios del trigo, su principal materia prima. Tanto la panificadora como Gruma ya han cubierto una parte importante de sus necesidades de granos para este año. Bimbo detalló que cuenta con el 70% de las coberturas de las materias primas que usará durante este año.

Hasta ahora, no se sabe el impacto de las escaladas de precios en las materias primas, que se vive desde el año pasado. Bimbo, por ejemplo, reportó gastos generales por 150,262 millones de pesos, un aumento de 3% en comparación con 2020 y de 18.4% comparado con las cifras de 2019. El costo de ventas se ubicó en 163,575 millones de pesos, un incremento de 7.2% en relación al año anterior y de 18.4% frente a 2019. Para Gruma, el costo de ventas se elevó 7% a 60,350 millones de pesos.

Publicidad

Eficiencias productivas

Especialistas consultados por Expansión han advertido que en algún momento, los precios de los granos llegarán a estabilizarse, sin embargo, impactarán en las compras futuras. Marcela Muñoz, subdirectora de análisis fundamental de Vector Casa de Bolsa, comenta que las empresas son "muy celosas" con sus estrategias de cobertura y, por ello, monitorean muy de cerca los movimientos de los mercados. "Tienen a profesionales realizando esas coberturas para asegurarse de obtener los mejores precios de sus insumos", explica.

"Pero por otra parte, hay ciertas estrategias que se pueden implementar para contener los costos además de subir precios y esas son a través de la generación de eficiencias en los proceso productivos, principalmente con la inversión en tecnología, la reducción de mermas y desperdicios", añade.

Muñoz comenta que en las épocas de crisis, una de las opciones de las empresas es invertir en tecnología para aminorar los impactos. "Lo que siempre vemos es innovación en épocas de crisis y esta no será la excepción... Son empresas tan grandes que un pequeño cambio en una parte del proceso, por ejemplo los empaques, se traduce en ahorros relevantes”, añade.

Reconfiguración de proveedores

Además de protegerse y adelantar las compras de materias primas, los analistas opinan que las compañías pueden optar por nuevas presentaciones, particularmente las más pequeñas, para que los productos continúen siendo accesibles al consumidor. En tanto, es posible que se viva una reconfiguración de proveedores, en el caso de los granos.

Las empresas, al igual que otros compradores mundiales, buscan alternativas para mantener las cadenas de suministro, dado que los suministros ucranianos y rusos, representaban alrededor del 30% de las exportaciones mundiales de trigo. Carlos Hermosillo, analista bursátil independiente, considera que la situación no se ve fácil y las empresas tratarán de optimizar el uso de coberturas y/o contratos de compra anticipada en sus principales insumos.

Sin embargo, proyecta que ante el alza de precios, que puede percibirse como exagerada o temporal, es muy posible que se retrasen la negociación de nuevos contratos, y en el corto plazo las compañías vayan agotando la cobertura previamente negociada, lo que dependerá de sus políticas empresariales.

“Va a ser necesario que las empresas desarrollen nuevos proveedores a fin de asegurar la disponibilidad de producto, siendo que uno de los factores críticos que se pueden generar es la escasez; más allá de la escalada en precios, un problema más grande sería el no contar con el insumo. La sustitución por otros granos puede funcionar en algunos casos, pero por ejemplo en Bimbo es muy difícil que eso cubra la mayor parte de sus necesidades, por el sólo volumen que ocupan en trigo”, declara.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad