Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las 'letras chiquitas' de la ampliación de operaciones en el AIFA

El nuevo aeropuerto ofrecerá un total de 27 destinos hacia finales de septiembre, pero aún hay varios desafíos que afectan al pasajero, como no tener opciones en caso de perder el vuelo.
mié 01 junio 2022 08:56 AM
Las 'letras chiquitas' de la ampliación de operaciones en el AIFA
Aeroméxico, Viva Aerobus y Volaris competirán en destinos como Cancún, que desde la Ciudad de México tuvo un tráfico de 4.5 millones de pasajeros, siendo la ruta de mayor demanda en el país.

Tras un par de meses en operaciones con seis rutas, que se preveía que se mantuvieran hasta el final del verano, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) se prepara para albergar 21 nuevas rutas en los próximos meses , con la intención de pasar de 12 a más de 100 operaciones diarias.

En semanas pasadas, Aeroméxico, Viva Aerobus y Volaris anunciaron la operación hacia nuevos destinos y un incremento de frecuencias en rutas existentes desde el aeropuerto como parte de un acuerdo firmado con el gobierno, con una tendencia orientada a generar tráfico en rutas de alto volumen, principalmente en el segmento vacacional.

Publicidad

Volaris, integrará el mayor número de nuevas rutas. Los destinos que suma desde el AIFA incluyen Acapulco, Guadalajara, Huatulco, La Paz, Mérida, Mexicali, Oaxaca, Puerto Vallarta, Puerto Escondido y Los Cabos. De manera similar, Aeroméxico agregará nuevas conexiones a Acapulco, Cancún, Guadalajara, Monterrey, Oaxaca y Veracruz, mientras Viva Aerobus volará a Acapulco, Cancún, Oaxaca, Puerto Vallarta y La Habana.

Con las nuevas rutas, el AIFA ofrecerá un total de 27 destinos hacia finales de septiembre. Sin embargo, en este proceso aún hay varios desafíos de carácter operativo con una consecuencia directa para el pasajero.

Para Fernando Gómez Suárez, analista del sector aéreo, una de las principales es un escenario en el que, si un pasajero pierde un vuelo, no pueda abordar el siguiente debido a que sólo se ofrecen frecuencias diarias, en el mejor de los casos, mientras que en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el alto número de frecuencias en los destinos de mayor demanda permite tomar otro vuelo ese mismo día.

“Si no tienes otro vuelo tendrías que regresarte y volver al día siguiente, lo que implica un costo y tiempo de traslado”, señala.

Aunado a ello, las tres aerolíneas que anunciaron un incremento de vuelos en el AIFA competirán en algunos destinos ya de por sí competidos en el país, como Cancún –que, desde la Ciudad de México, es la ruta más de mayor tráfico, con 4.5 millones de usuarios en 2019– y en otras rutas como Acapulco, Oaxaca y Puerto Vallarta.

Para Gómez Suárez, esto podría apuntar a una mayor competencia entre las aerolíneas, que si bien suelen bajar los precios, sólo es sostenible en la medida en que prevalezcan subsidios en la operación de las empresas en rubros como el de los costos, en el que Volaris, por ejemplo, ha referido que son 40% menores que en el AICM.

“Las aerolíneas competirán en las mismas rutas, quizá las más rentables, que han funcionado, pero esto genera una competencia depredatoria, porque en realidad eso tampoco ha funcionado en el pasado, como en el caso de Toluca”, advierte el especialista. “Lo que importa es generar una aviación regional”.

¿Qué le depara a las rutas internacionales en el AIFA?

Todas las nuevas rutas anunciadas provienen de aerolíneas nacionales, que prácticamente se enfocarán en el mercado mexicano, con excepción de Viva Aerobus, que anunció su operación a La Habana, Cuba, en los siguientes meses.

Esto deja de lado el mercado estadounidense, principalmente por las limitaciones traídas por la degradación de la seguridad aérea a Categoría 2 realizada por la Administración Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés), que impide sumar nuevos vuelos y frecuencias a aquel país.

“Del AIFA no puede despegar ni un solo avión con destino hacia Estados Unidos y no puede aterrizar una sola nave proveniente de allá”, dice en un análisis Juan Carlos Machorro, experto en derecho aeronáutico y aeroportuario de la firma legal Santamarina y Steta.

“El aeropuerto de Toluca, en estado de abandono operativo, tampoco puede sumar nuevas rutas o frecuencias a Estados Unidos. Qué decir de la deteriorada experiencia del pasajero. Retrasos, zozobra y un servicio deteriorado, amén de la falta de nuevas rutas que va demandando el mercado y la imposibilidad de volar en aviones nuevos que, paradójicamente, no pueden usarse en las rutas más demandadas a Estados Unidos”.

 
Publicidad
Publicidad