Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Aeroméxico vuelve a tomar altura

Tras perder pasajeros como nunca, Aeroméxico cerró el capítulo más difícil de su historia. Ahora, el reto de la aerolínea es crecer en un entorno dominado por las 'low cost'.
jue 09 junio 2022 05:00 AM
Aeroméxico
Aeroméxico fue una de las grandes aerolíneas latinoamericanas que durante la pandemia entraron al Capítulo 11.

Cuando Aeroméxico inició su reestructura financiera a mediados de 2020, todo apuntaba a que nada volvería a ser lo mismo. A medida que entraban distintos tramos de financiamiento a la aerolínea y negociaba nuevos contratos laborales y de arrendamiento durante el proceso se hacía más claro que el cambio sería un parteaguas en la historia de la empresa, y señalaría un camino que no se vuelve más fácil de recorrer que el mercado prepandemia.

En 2020, la caída de Aeroméxico parecía dirigirse a un pozo sin fondo. Con más de 11 millones de pasajeros fuera del radar por el covid-19 y más de 40,000 millones de pesos en pérdidas en el tercer trimestre de 2020 –el peor dato en la historia de la compañía–, el rescate de la empresa requería medidas extraordinarias, lo que se tradujo en una entrada al Capítulo 11.

La decisión de Aeroméxico no parecía tan radical al tratarse del sector aéreo. Otras compañías, como Avianca y LATAM Airlines, recurrieron al Código de Bancarrotas estadounidense para resurgir de la crisis, lo que cambió aspectos fundamentales de sus respectivos modelos de negocios.

Publicidad

Regístrate y recibe el ranking completo las 500 de Expansión 2022

La colombiana Avianca, por ejemplo –con un modelo de negocios relativamente similar al de Aeroméxico en términos de rutas troncales– salió del Capítulo 11 con un formato que, en sus palabras, incluye “los mejores atributos del modelo low cost”, que en ese país lideran aerolíneas como Viva Air y Wingo.

Sin embargo, en el caso de Aeroméxico, estos cambios resultan inciertos. Por una parte, la compañía da cuenta de una proyección de crecimiento en los próximos años que resulta más alta que la puesta sobre la mesa por otras empresas del sector aéreo, considera Carlos Ozores, vicepresidente y director general del sector aéreo de la consultora ICF. “Hay un cierto optimismo con Aeroméxico en términos de capacidad. En el mercado mexicano hay oportunidades con la salida de Interjet, por un lado, que ha llenado hasta cierto punto Volaris y Viva, porque el mercado se ha recuperado de manera excepcional”, explica.

Las previsiones de la aerolínea son de crecimiento continuo. Por una parte, prevé recuperar durante este año el nivel de pasajeros que tenía antes de la pandemia. En 2022 espera un tráfico de 16.8 millones de usuarios y en 2025 prevé tener 32.1 millones de pasajeros, casi el doble.

Una dinámica similar se espera en el rubro de ingresos, que la aerolínea proyecta que sea 71% mayor en 2025 respecto a 2019, alcanzando más de 117,800 mdp.

Aunado a ello, se espera que la empresa continúe con la renovación de su flota, en la que se han incorporado nuevos equipos, como los Boeing 737 MAX, pero en la que permanecen otros aviones con varios años operando, como los Embraer 190, que conforman la flota de Aeroméxico Connect, destinada a vuelos regionales.

Las 500 Empresas contra la Corrupción 2022

Ozores ve viable que, hacia adelante, la aerolínea evalúe otro tipo de aviones, como el Airbus A220, que el fabricante europeo mostró a Aeroméxico en una gira regional en abril de este año.

“Comprar aviones nuevos tiene ciertas ventajas de eficiencias operativas, como costos de mantenimiento más bajos. (…) El A220 sí creo que es un avión potencial para Aeroméxico. Ofrece características operacionales superiores al E190, como mayor alcance y costos unitarios muy competitivos respecto a aviones más grandes”.

Publicidad

Estas expectativas ponen en el aire la duda sobre la estrategia que seguirá la aerolínea para alcanzar tales volúmenes de pasajeros e ingresos, pues implica un ritmo de crecimiento que otras compañías han podido no solo seguir, sino superar, específicamente, del segmento de bajo costo.

A partir de la pandemia y el cese de operaciones de Interjet, el segmento low cost mexicano tuvo un crecimiento sin precedentes. Durante el primer trimestre de este año, Viva Aerobus tuvo 128% más pasajeros que en el mismo periodo de 2019, y Volaris registró un tráfico de pasajeros 70% mayor. Incluso en la parte internacional, el crecimiento de Viva Aerobus fue de casi seis veces en el acumulado del trimestre respecto a 2019.

“Desde antes de la pandemia, Aeroméxico se dio cuenta de que a nivel internacional había una demanda significativa, pero vio que la mayor demanda provenía del mercado doméstico, que venían acaparando las low cost”, refiere Brian Rodríguez, analista de Monex Grupo Financiero.

De ahí que orientarse al segmento de bajo costo puede resultar tentador, pero aquí es donde la aerolínea parece apuntar en otra dirección.

Más experiencias

Parte de la estrategia comercial de la aerolínea apunta a reforzar unidades de negocio enfocadas a la retención y lealtad de los viajeros, así como de canales claves de distribución.

Por una parte, durante su reestructura la compañía inició el proceso de adquisición de la totalidad del programa Club Premier, operado por PLM Premier, donde Aeroméxico tenía una participación de 51.14%, y que le llevó a comprarle a la empresa canadiense Aimia el 48.85% restante en una transacción evaluada en 187.5 millones de dólares.

Además, la aerolínea anunció la transformación de su marca Gran Plan en Aeroméxico Vacations, mediante la cual ofrecerá paquetes de viaje que incluirán boletos de avión, hotel, transportación y experiencias, en asociación con el grupo turístico PriceTravel Holding, que es el proveedor de tecnología de la plataforma.

Para Gerardo Herrera, académico de la Universidad Iberoamericana, estas decisiones responden al reto de aprovechar las fuertes perspectivas de crecimiento en el tráfico aéreo de los próximos años, pero sin convertirse en sus competidores. “Hoy por hoy, las perspectivas de recuperación son buenas, realmente los tres ganadores de la pandemia son Aeroméxico, Viva Aerobus y Volaris”, dice el especialista.

“En su estrategia comercial, Aeroméxico volvió con campañas de precios en las que generalmente veo que tratan de subir el boletaje, y convencer a la gente de comprar a bajos precios; pero el reto es cómo logras posicionarte así sin convertirte en una aerolínea de bajo costo”, concluye.

100 Mexicanas Globales 2022

Publicidad
Publicidad
Publicidad