Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

UPS ve en el ‘nearshoring’ la clave para sacar ventaja del T-MEC

Wilfredo Ramos, presidente de UPS en México y Latinoamérica, considera que la simplificación de procesos aduanales y la seguridad es necesaria para hacer más eficiente el tránsito de mercancías.
mié 15 junio 2022 01:58 PM
UPS AIFA
En semanas pasadas, el gobierno federal y el sector aéreo acordaron migrar las operaciones de carga nacional del AICM al AIFA. Al respecto, UPS se limitó a decir que su operación en el actual aeropuerto capitalino es buena, pero considerarían el nuevo aeropuerto a futuro.

La posición de México como mercado importador y exportador tiene mayores posibilidades de detonar su potencial de la mano de tendencias cada vez más crecientes, como el nearshoring, que ha llevado a varias industrias a relocalizar sus centros de producción en sitios cada vez más cercanos al mercado estadounidense.

México ha buscado sacar ventaja de ello. Sin embargo, para Wilfredo Ramos, presidente de UPS para México y Latinoamérica, hay una serie de áreas de oportunidad que tienen que resolverse primero, y que van desde la mejora de la infraestructura física y digital actual, a rubros más complejos, como el de la seguridad.

Publicidad

En la Cuarta Cumbre CEO de las Américas, que se desarrolló como parte de las actividades de la Cumbre de las Américas de este año, el directivo da cuenta de que el nearshoring forma parte de los temas de mayor relevancia en el ámbito económico en la región, sobre todo con la vigencia del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

“Para poder sacar muy buena ventaja de tendencias como el nearshoring, hay que mejorar ciertas cosas en el ámbito de comercio”, explica Ramos a Expansión. “Una de ellas es cómo podemos simplificar los procesos aduanales, y que cuando las empresas reciban ingresos o paguen impuestos por mover mercancías que se haga de la manera más eficiente posible. También hay temas de seguridad a embarques de mayor riesgo, de la manos de la tecnología, la facturación electrónica y los pagos digitales”.

La digitalización de procesos contribuye a cumplir funciones esenciales para las empresas, como darle transparencia a toda la cadena de suministro, sobre todo en situaciones críticas como las desatadas con la pandemia.

“El transporte de contenedores, ferroviario y el manejo de las cadenas de suministro globales ya habían incrementado su automatización antes del COVID-19, y han cobrado aun mayor relevancia desde entonces, permitiendo que la comida, los insumos y los bienes de consumo continúen moviéndose a través de las fronteras aun cuando la gente no podía”, explica la Organización Mundial de Comercio en su reporte anual de 2021.

Para UPS el repunte de industrias manufactureras, como la automotriz, ha sido el impulso para aumentar su capacidad aérea en algunas rutas entre México y Estados Unidos, que inició con un vuelo de Querétaro –una región clave para industrias como la aeroespacial– a Louisville, en Kentucky, el hub de la empresa a nivel global.

A ello se sumaron otros movimientos como duplicar la capacidad en Monterrey, donde se colocaron más vuelos para conectar países de Centroamérica, como Guatemala.

“Son las industrias naturales de esas áreas, manufactureras. Vemos un crecimiento y la apuesta es también con las pymes (…) En Latinoamérica y México hay que darles herramientas para que en este entorno tengan éxito con su la región y el resto del mundo”, dice el directivo.

La carga nacional va al AIFA, ¿UPS también?

Las compañías que transportan carga aérea tienen un arduo reto de cara a los siguientes meses: trasladar las operaciones de carga nacional del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) al nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), uno de los acuerdos a los que llegó el gobierno federal con la industria aérea en semanas pasadas.

Al respecto, la empresa expresó sentirse bien con su operación en el AICM, aunque tampoco descartó mudar sus operaciones al AIFA.

“Donde estamos operando ahora estamos operando bien. Si hubiese que hacer algo distinto lo consideraríamos en el futuro, por ahora vamos trabajando de la manera en que lo estamos haciendo”, dijo el directivo. “Nosotros vamos a seguir los lineamientos que haya”.

Sobre el potencial impacto que tendría la nueva medida, Ramos dijo que a la fecha la empresa no lo tiene calculado.

“No tengo un assessment todavía del impacto que pueda tener, no puedo contestar si tuviese impacto negativo o positivo en los resultados. Es algo que en su debido momento tendremos que considerar, y en ese sentido ver cuál va a ser el impacto”, concluyó.

 
Publicidad
Publicidad