Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las ganancias de Pemex se disparan gracias a los altos precios del petróleo

Pese a ello, la petrolera estatal no ha logrado reducir su deuda financiera, que se mantuvo sin cambios en el segundo trimestre y cerró en 108,100 millones de dólares.
jue 28 julio 2022 10:48 AM
Pemex reporte trimestral
Al 30 de junio, el precio promedio de la mezcla de petróleo crudo mexicano de exportación fue de 98.86 dólares por barril, un aumento de 33 dólares en comparación con 2021.

Pemex, la mayor empresa del país, informó el jueves que sus ganancias se dispararon a 131,464 millones de pesos (6,529 millones de dólares) en el segundo trimestre, desde los 14,412 millones de pesos registrados en el mismo periodo de 2021.

En el trimestre, los ingresos totales de Pemex aumentaron 88.6% a tasa interanual, a 655,248 millones de pesos gracias a una recuperación en el precio de la mezcla mexicana. Al 30 de junio, el precio promedio de la mezcla de petróleo crudo mexicano de exportación fue de 98.86 dólares por barril, un aumento de 33 dólares en comparación con el precio promedio de exportación de petróleo crudo mexicano de 2021.

Los analistas proyectaban un aumento en el flujo de efectivo de la estatal durante este trimestre, resultante de los altos precios del petróleo que se mantenían hasta hace unos días por encima de los 100 dólares por barril. La compañía ya había visto un aumento importante en sus ingresos durante el trimestre pasado, cuando reportó un rendimiento neto por 122,494 millones de pesos después de constantes periodos en los que reportaba pérdidas.

Publicidad

Durante el trimestre pasado, la administración de la estatal atribuyó los buenos resultados al aumento en ingresos que obtuvo por las exportaciones de crudo –que se mantuvieron pese al discurso presidencial de reducirlas para priorizar el consumo nacional– y a los rendimientos que obtuvo de la operación de la refinería Deer Park.

El aumento en sus ingresos llevó al gobierno federal a reconsiderar el apoyo económico y las inyecciones de capital que había anunciado al inicio del año. La administración del presidente López Obrador ha continuado respaldando desde el discurso a la estatal, pero ha dejado el pago de las amortizaciones de su deuda a la compañía.

Pese a ello, las expectativas de los analistas no son del todo favorables para la compañía. Pemex no ha logrado reducir en gran medida su deuda y tampoco ha conseguido aumentar la producción de crudo, aunque ha logrado la estabilización de esto último.

La petrolera reportó que durante el segundo trimestre la producción de crudo y condensados, sin incluir la de los socios, solo subió 1.1% a 1,756 millones de barriles por día (bpd), debido a la incorporación de pozos productores de nuevos campos como Quesqui, Itta, Pokche, Teekit, Teca.

La producción de gas natural, que México ha visto caer significativamente en los últimos años, se elevó 5.3% en el periodo, a 3,852 millones de pies cúbicos al día (pcd).

La empresa destacó que en el primer semestre, el aprovechamiento de gas aumentó 37.3% respecto al mismo periodo del 2021.

Sobre el proceso de crudo en sus refinerías, Pemex dijo que se elevó un 19.6%, a 796,000 bpd, empujada por los proyectos de rehabilitación de sus instalaciones. Deer Park, en Texas, procesó 280,000 bpd.

El presidente Andrés Manuel López Obrador quiere lograr que el país sea autosuficiente en producción de combustibles y ha apostado por fortalecer el sistema de refinación de Pemex. También pretende que hacia el final de su gobierno, en 2024, toda la producción de crudo de Pemex se destine a la refinación.

Pemex reportó el jueves que su deuda financiera se mantuvo sin cambios en el segundo trimestre y cerró el periodo en 108,100 millones de dólares.

"Debido a su fuerte carga fiscal, el flujo de efectivo derivado de las operaciones de en años recientes no ha sido suficiente para fondear sus gastos de inversión y otros gastos, por lo que se presentó un incremento significativo en su endeudamiento, así como una disminución en su capital de trabajo", reconoció la petrolera en su reporte de resultados trimestrales.

A inicios de julio la calificadora Moody’s hundió aún más la calificación de Pemex al reducir su nota crediticia a ‘B1’ desde ‘Ba3’ argumentando sus altos vencimientos de deuda y citando las altas pérdidas que le produce su negocio de refinación, que merma las ganancias que la compañía ha recibido en los últimos tiempos de sus exportaciones de crudo.

Con información de Reuters

 
Publicidad
Publicidad