Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Altán Redes terminará de saldar su deuda total hasta 2056

Fernando del Catillo, abogado de la reestructura de Altán, reveló que le tomará 34 años a la compañía saldar su deuda, ya que primero debe pagar los gastos generados durante el proceso mercantil.
jue 10 noviembre 2022 01:35 PM
Altán Redes logró salir de concurso mercantil el pasado 3 de noviembre y le tomó menos de un año.
Altán Redes tiene a 114 clientes que ofrecen 257 servicios integrados a seis millones de usuarios.

Altán Redes, empresa encargada del proyecto Red Compartida, terminará de saldar su deuda total de 29,811.82 millones de pesos con sus 120 acreedores como Huawei, Megacable, Banobras, Bancomext, entre otros, hasta 2056, estimó Fernando del Castillo, socio del despacho del Castillo y Castro.

“Las cosas (en un proceso mercantil) no se logran de manera sencilla, porque se trató de buscar de cambiar las condiciones de pago a un largo plazo y eso lo plasmamos en el convenio concursal para que el acreedor de manera voluntaria lo aceptara. Las conversaciones fueron marcando las pautas del concurso mercantil hasta que se dictaminó la sentencia de convenio el cual fue muy exitoso”, detalló Del Castillo en entrevista.

Publicidad

El abogado que estuvo a cargo de la reestructura y concurso mercantil de Altán, que duró menos de un año, detalló que los 34 años que le tomará a la empresa para saldar la deuda total, se debe a que primero requerirá pagar los créditos contra la masa, es decir, los gastos generados durante el proceso mercantil y luego las deudas de sus acreedores.

Cuando Altán decidió acogerse a concurso mercantil, su operación se encontraba en un franco peligro al no contar con la suficiente liquidez que le permitiera seguir haciendo frente a sus obligaciones: desplegar infraestructura y pagar los servicios de sus acreedores como Nokia y Huawei quienes ya solicitaban sus pagos.

Por ello, en agosto de 2021, dos meses después de solicitar su entrada a concurso mercantil, el Consejo de Administración de la empresa aprobó un crédito por 50 millones de pesos, los cuales fueron “indispensables para mantener la operación de su red y los servicios de telecomunicaciones a clientes y usuarios finales”.

Pero esto recursos sólo le ayudaron a operar por casi medio año. En enero de 2022, la empresa ya reportaba un déficit de 2,825 millones de pesos, ya que requería por lo menos 4,972 millones de pesos para seguir operando durante tres meses, tiempo en el que esperaba que entrara un nuevo crédito.

El nuevo crédito llegó cuatro meses después pero de mano del gobierno a través de la Banca de Desarrollo y de proveedores y accionistas por un monto de 388.1 millones de dólares, con los cuales ha empezado a reanudar su despliegue de infraestructura, pago a creedores y renovación de sus sistemas para mejorar sus servicios en su red.

La nueva inyección de capital generó mayor confianza al interior de la empresa permitiendo agilizar un consenso entre los acreedores para reestructurar su deuda. La empresa salió de su estado mercantil en menos de un año con el acuerdo de 118 acreedores de los 120 que reconoció, lo cual, asegura el abogado, es algo extraordinario si se toma en cuenta que cuando las compañías se acogen a esta figura legal les toma mucho más tiempo e incluso que el número de inversores sea mucho menor.

Sin embargo, Nokia y Operbes fueron los acreedores que no estuvieron de acuerdo en firmar el convenio concursal de Altán por motivos de cambios en las versiones del documento, así como modificaciones de su deuda, y por lo cual podrían apelar la resolución, sin embargo, esto no tendría efectos en la resolución de la resolución al haber contado con la aprobación de la mayoría de los involucrados en la reestructuración de deuda de Altán.

La rentabilidad del negocio, la clave

Unas de las claves más importantes para Altán es que logre la rentabilidad de su red para que le ayude a generar mayores ingresos y le permita hacer frente a sus deudas. Para lograrlo, la compañía confía en que su actual modelo de negocio mayorista, es decir, que sólo dé servicios a empresas como son los Operadores Móviles Virtuales (OMV), aunado al apoyo en el despliegue de red de CFE Telecom le permitirá atraer a nuevos clientes.

Altán Redes tiene a 114 clientes que ofrecen 257 servicios integrados a seis millones de usuarios.

"Después del concurso mercantil la empresa buscará lograr la rentabilidad y generar ingresos para pagar la deuda", por ello, Fernando del Castillo comentó que la empresa también sigue abierta a encontrar nuevos aliados y nuevos créditos para que pueda seguir operando.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad