Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

De bancos a vías de tren: una historia de desencuentros entre AMLO y Larrea

A lo largo del año han surgido varios desencuentros entre el empresario y el presidente, desde las últimas modificaciones a la Ley Minera hasta la ocupación de un tramo de vías de Ferrosur.
vie 26 mayo 2023 05:00 AM
quien-es-german-larrea
Grupo México, controlado por Germán Larrea, ha visto disminuciones interanuales en su flujo operativo desde el segundo trimestre del año pasado, según sus reportes financieros.

La fallida compra de Banamex quizá no sea el único problema que pasa en estos momentos por la cabeza de Germán Larrea, presidente de Grupo México. En un giro inesperado de los acontecimientos, Citigroup decidió lanzar una Oferta Pública Inicial de su negocio de banca minorista, ampliando las incertidumbre alrededor de la empresa del llamado "rey del cobre".

La semana pasada, el presidente decidió expropiar tres tramos de vía en Veracruz, concesionados desde 1998 a Ferrosur, una subsidiaria de Grupo México. Esta acción generó un panorama incierto para el futuro de las relaciones comerciales y la estabilidad empresarial del conglomerado, que ahora no pasa precisamente por su mejor momento.

Las ganancias del conglomerado han ido a la baja desde el segundo trimestre del año pasado. En ese periodo, su flujo operativo (Ebitda) acumulado sumó 3,626 millones de pesos, lo que significó una disminución de 20.4% frente al mismo periodo un año antes, como consecuencia de la baja en ventas. Esta tendencia se acentuó en los siguientes dos trimestres.

El escenario no cambió mucho en el primer trimestre de este año, ya que las ganancias se situaron en 2,106 millones de dólares, lo que representó un descenso de 4.5% en comparación con el mismo periodo de 2022.

“El golpe que recibió en la minería y el golpe del sector ferroviario, apuntaban a un eventual enfriamiento en la posibilidad de que la inversión de Banamex se convirtiera en algo rentable como hubiera deseado (Larrea)”, dijo Pedro Tello Villagrán, consultor en Economía, en entrevista con Expansión.

Publicidad

Una adquisición fallida

La adquisición de Banamex parecía llegar a buen puerto la semana pasada, pues incluso el jueves, un día antes de la publicación del decreto por el cual la Secretaría de Marina tomaría dichas vías férreas, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó que las negociaciones por la institución estaban llegando a su culminación.

Los otros postulantes por el banco, como Carlos Slim, Salinas Pliego y Santander, incluso Daniel Becker, director general de Banca Mifel, que llegó hasta la recta final, ya habían bajado la mano, pero Larrea, un hombre de bajo perfil y sin redes sociales, permanecía.

“Larrea nunca fue del grupo de López Obrador, siempre fue un empresario al que supongo que no quería mucho, y que si bien es parte de su consejo asesor de empresarios, no es Slim o algún otro empresario más cercano”, menciona César Salazar, investigador y doctor en Economía.

Este año hubo una discrepancia entre ambos personajes por las últimas modificaciones a la Ley Minera, a partir de la cual se redujo el tiempo de las concesiones de 100 a 80 años y que, para su proceso de obtención, se modificó el esquema del primer solicitante por el de oferta pública de adquisición.

Lo anterior no pudo ser menor para Larrea, quien ha amasado la mayoría de su fortuna a partir de la explotación de minerales, principalmente del cobre.

Publicidad

Pedro Tello Villagrán, consultor en Economía, resalta que no cuenta con una respuesta exacta sobre si fue el gobierno, Citibanamex o el propio Larrea quien decidió dar marcha atrás con el proceso de adquisición del banco, pero lo que es seguro, es que esto expone un escenario de discrepancias entre el “rey del cobre” y el Ejecutivo Federal. Un hilo que continúa tenso por la ocupación de un tramo de 120 kilómetros de vía de Ferrosur.

Sin compensación monetaria

Si bien, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que Ferrosur no recibirá una indemnización millonaria por la toma de vías férreas, el miércoles de esta semana señaló que ya están en conversaciones encaminadas a arreglar lo sucedido.

“Sí se va a llegar a un acuerdo, espero, pero no es dinero. Es permiso de paso y revisión de concesiones, sobre las mismas vías que están en poder de Grupo México”, añadió el mandatario.

Desde la perspectiva de Villagrán, aún quedan varias incógnitas que se deberán resolver antes de poner punto final a esta historia. Una de ellas es la explosión en la mina carbonera Pasta de Conchos en 2006, en el que perdieron la vida 65 personas, así como el derrame de 40,000 metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre acidulado en el Río Sonora que sucedió en 2014 y afectó a más de 22,000 personas de siete municipios.

“Serán de esas historias que difícilmente se van a contar de manera pública, pero tratando de hacer una cronología, uno puede intuir por dónde va el asunto”, añade.

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad