Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Historias de amor y finanzas (para aprender de ellas)

En algunos casos tu pareja puede ayudar a ordenar tus finanzas... o todo lo contrario.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión).- El dinero juega un papel fundamental en una relación de pareja, tanto, que puede suponer la diferencia entre una ruptura o una relación feliz. En algunos casos, además, una persona puede llegar a poner estructura a tus finanzas y en otras puede traer problemas muy serios al presupuesto de la pareja y al núcleo familiar, advierte Patricia Ocampo de la Garza, catedrática en la Universidad Intercontinental y especialista en terapia de pareja.

Conocer historias que se asemejan a tu situación y los consejos de los expertos que brindan para estos casos podrían hacer que la relación con tu pareja y el dinero mejoren significativamente.

Cambié de hábitos y comencé un negocio

Hace más de seis años que Juan Vázquez y su esposa Alexa Flores decidieron formar una familia. Cuenta que de soltero ni el ahorro ni la inversión se encontraban en su cabeza. “Al principio estás acostumbrado a gastar todo”, afirma el integrante del área de comunicación social del municipio de Atizapán.

Fue hasta que se enteraron que iban a ser padres que su esposa comenzó con la idea de ahorrar para iniciar un negocio y, a regañadientes, él aceptó.

Lea: Tres opciones más para refinanciar tu deuda con el Infonavit

Publicidad

“Literalmente, cada quincena apartábamos para la compra de un brincolín con el que empezó el negocio. Luego una carpa, después más inflables. Ahora vamos a comprar otro terreno y hacer un salón de fiestas”, afirma.

Luis Vázquez, director de investigación de Invested, firma dedicada a planeación financiera, comenta que un gran error de las personas es darse cuenta de una correcta planeación y administración de las finanzas hasta que se encuentran en situaciones de estrés.

“Es importante crear hábitos como el ahorro, la inversión y la planeación desde una edad temprana para llegar bien preparados al futuro. Al final su empresa está creciendo, aunque una correcta planeación y estructura pudo llevarlos a ese punto más rápido”, reconoce.

Funcionar como equipo, clave para todo

Tiene más de una década que el matrimonio de Marcela Álvarez y Alejandro Delgado terminó. El motivo fueron las finanzas. Durante los primeros años de su vida en pareja, él era el encargado de llevar el dinero a la casa y ella era la administradora.

Marcela decidió entrar a trabajar y generar otro ingreso para la familia, lo cual hizo que su esposo dejará de aportar dinero y derivó en algunas discusiones que los orilló, en primera instancia, a separar todos los gastos, para después dar por terminado el lazo matrimonial.

Al dejar de verse como equipo y “remar para su propio lado”, mataron toda esperanza de salvar el matrimonio y las finanzas, señala Juan Orozco, líder de desarrollo de negocio de la aplicación de finanzas personales Fintonic México.

El problema radicó en la poca comunicación sobre la cantidad que aportaba cada quien al presupuesto. Algunas parejas les funciona juntar todo su dinero y otras separarlo, pero de manera estructurada, es decir guardar un porcentaje para sus gastos y metas personales, sin descuidar los gastos fundamentales del hogar.

Vivir apretados para comenzar un presupuesto
“Le hemos sufrido para poder llevar una vida financiera estable", reconoce Eréndira Quintero, quien desde hace más de un año decidió vivir con su pareja. Recuerda que cuando salió de casa de sus padres, el desafío era depender financieramente de sí misma. Esto hizo que reestructurara su forma de gastar dinero. Ahora, lo complejo es homologar sus finanzas con otra persona.

“Cuando empezamos a vivir juntos nos confiamos un poco porque teníamos diferentes fechas de pago y, al final, siempre teníamos dinero. Lo difícil empezó cuando a ambos nos comenzaron a pagar por quincena”, nos cuenta. En ese momento fue cuando identificaron el problema: la falta de un presupuesto.

Lea: 5 hábitos que te impiden tener dinero

María Concepción del Alto, directora de la maestría en Finanzas de EGADE Business School, campus Monterrey, recomienda dar la batuta del presupuesto a la persona más ordenada y responsable de los dos, sin que el otro se olvide de participar.

La especialista refiere que en el mercado existen aplicaciones que ayudan a llevar un control de los gastos, que puede ser más fácil que plasmarlo en papel.

“Sería bueno que tuvieran una reserva de al menos tres meses de gasto para hacerle frente a situaciones de emergencia y así no llegar a una situación de estrés financiero”, recomienda Luis Vázquez.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad