Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Tienes asegurada tu casa? Conoce la importancia de los seguros para hogar

La probabilidad de sufrir un siniestro que dañe tu patrimonio es pequeña, pero el riesgo ahí está, por eso es importante asegurar tu vivienda y pertenencias.
vie 20 agosto 2021 05:49 AM
Seguro para hogar
El costo de un seguro para hogar oscila entre el 1 y el 3% aproximadamente del valor del inmueble.

Más vale tenerlo y no necesitarlo. Esta es una frase que aplica a la perfección para los seguros de hogar, pues aunque la probabilidad de sufrir un siniestro es relativamente baja, el riesgo ahí está, por eso es importante asegurar tu patrimonio.

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, solo el 5.5% de hogares en el país está asegurado y la mayoría de las pólizas surgen de los contratos de los crédito hipotecario, refiere Rolando Talamantes, asesor financiero.

Publicidad

Cobertura

En el caso de los créditos hipotecarios, las instituciones financieras o hipotecarias, como el Infonavit y FOVISSSTE, obligan a contratar un seguro contra daños que protege la vivienda en contra de incendios, explosión, terremotos o erupción volcánica; así como de fenómenos hidrometeorológicos como lluvias, huracanes, ciclones e inundaciones, explicó Natan Zetune, Director Ejecutivo de Líneas Personales en Sekura.

Los seguros contra daños pueden ser tan amplios como tú quieras, entre más te proteja más alta será la prima. A pesar de la importancia de este instrumento, una vez que se termina de pagar el crédito hipotecario, la gente deja contratarlo, comentó Víctor Manuel Alonso Inclán, especialista y docente de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

“El seguro para hogar está dividido en dos principales coberturas: Edificio, que cubre la estructura de la casa, el techo, las paredes y como tal la casa y Contenidos, que asegura las mejoras realizadas al inmueble como pintura, pisos, además de los electrodomésticos, los muebles”, detalló el directivo de Sekura.

Consideró importante que la cobertura incluya responsabilidad civil, ya que cubre daños que el titular del seguro, familia, trabajadores domésticos o mascotas causen a otros de manera accidental.

También es ideal incluir gastos extraordinarios que ampara la renta de otra vivienda mientras se realizan las reparaciones pertinentes.

¿Cómo contratar un seguro?

En este punto es importante contar con la asesoría de un experto que te explique punto por punto y busque la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

Cada seguro es único y va a cubrir tanto como tú quieras. De ello dependerá el costo, sin embargo, dependiendo factores como la cobertura y ubicación geográfica, pero oscila entre el 1% y el 3% aproximadamente del valor del inmueble.

Antes de firmar un contrato, revisa qué cosas no ampara, pon atención a las clausulas y a los excluyentes no se puede llegar a pagar, aconsejó Alonso Inclán, profesor de La Salle.

Publicidad

Rolando Talamantes recomendó que al renovar el seguro contra daños se actualice el valor del inmueble.

Otro punto importante, agregó, es considerar los deducibles y coaseguros.

¿Qué pasa si rento?

En este escenario no es obligatorio que asegures el inmueble, esto generalmente lo hace el dueño. Sin embargo, puedes asegurar los contenidos –arte, electrodomésticos, muebles-, pues para quien renta no resulta práctico asegurar algo que no le pertenece.

Como dueño y como arrendatario se recomienda tener la cobertura de responsabilidad civil cruzada, con lo que el inquilino cubre los gastos ocasionados por daños provocados y el dueño del inmueble cubre daños que ocasionados a la propiedad de quien renta, subrayó Talamantes.

Reclamos

Si desafortunadamente tu hogar sufrió algún daño y está asegurada, lo primero que tienes que hacer es acudir con la aseguradora o la institución con la que contrataste. Si esa instancia no te resuelve, puedes acudir a Condusef o Profeco –instituciones que dan el visto bueno a los contratos- y, por último, si no quieren pagar hay que iniciar un juicio civil, ante un juez, explicó Víctor Manuel Alonso.

Antes de llamar a la compañía es importante revisar el inmueble para que no se te pase ningún detalle que reportar.

Para hacer una reclamación luego de un percance, generalmente se necesita una identificación donde compruebes ser el dueño del inmueble. Además de entregar una carta formal de reclamación dirigida a la aseguradora explicando qué fue lo que sucedió y cuantificando el valor aproximado de los daños.

Después la persona especializada de la aseguradora solicitará la documentación necesaria para avanzar con el proceso, como por ejemplo, presupuestos de reparación, facturas, dictámenes técnicos, explicaron los especialistas Rolando Contreras y Natan Zetune.

Si tu casa sufrió daños por un percance ocurrido en otro inmueble o tu casa provocó daños en otras, entra la responsabilidad civil.

Ante un percance provocado por actividad humana, de manera dolosa o culposa, el responsable es quien tiene que pagar. “Si no, por la vía penal puedo pedir la reparación del daño”. dijo Alonso Inclán, profesor de La Salle.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad