Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El amor entre Pemex y sus inversionistas está en crisis

La aversión al riesgo a los bonos de la petrolera mexicana ha disparado el precio de cobertura ante el temor de impago y la 'recompensa' a pagar a los tenedores.
vie 21 junio 2019 05:12 AM
Problemas para Pemex
La baja en la calificación agravará la situación de la petrolera.
Adrián Estañol
@adecas2000

La confianza que los inversionistas tienen en que Pemex cumpla con el pago de sus adeudos pasa por uno de sus peores momentos.

La aversión al riesgo de adquirir bonos de la petrolera estatal se reactivó con el recorte de la calificación crediticia por parte de la agencia de calificación Fitch Ratings, que quitó el grado de inversión a los instrumentos emitidos por Pemex, al pasar de 'BBB-' a 'BB+'

Después del recorte en la calificación crediticia a Pemex hasta la fecha, el precio de la prima que cubre a los tenedores de un impago (CDS) se disparó 20.89%, según cifras de Bloomberg.

Sin embargo, el precio de esta prima ha registrado una racha alcista desde el año pasado. Esta tendencia llevó a superar el precio del instrumento de deuda CDS de la brasileña Petrobras, cuyos bonos son considerados 'basura' o de alto grado especulativo, con notas de BB-, en noviembre de 2018-. Un mes después de que Fitch cambiara de perspectiva de estable a negativa, de acuerdo con datos de BBVA.

Lee: Hacienda 'pierde' oxígeno por Pemex

Ante esta aversión al riesgo, la ‘recompensa’ para los bonistas se elevó y, por ende, los precios de los instrumentos disminuyeron, tocando durante este mes niveles no vistos desde noviembre de 2018, cuando la consultas públicas de Andrés Manuel López Obrador y su eventual toma de protesta agitó el ánimo de los inversionistas.

Tan pronto Fitch recortó la calificación de Pemex, el precio de los bonos con vigencia al año 2027 cayó 2.23% con respecto al inicio de la jornada del día siguiente, con una cotización de 99.14 dólares. Mientras que el rendimiento trepó 40 puntos base, a 6.64%.

Hasta ahora, los inversionistas no están obligados a hacer una venta forzada de los 6,000 millones de dólares (mdd) que poseen en instrumentos de deuda de Pemex, considerados por Fitch como bonos ‘basura’. Sin embargo, si otra agencia calificadora como Moody’s o Standard and Poor’s (S&P) quitan el grado de inversión, los fondos de inversión internacionales estarían obligados a vender los bonos de la petrolera.

Publicidad
Gobierno de AMLO da detalles de refinería Dos Bocas tras iniciar construcción

“Habría una venta forzada. No queda de otra porque tienen que estar en grado de inversión”, explicó Benjamin Theurer, director de la oficina de investigación de Renta Variable de Barclays México.

Aún así, Barclays estima que este escenario sería un fuerte golpe para el tamaño del mercado, aunque no lo considera probable, algo en lo que han diferido otros bancos de inversión en estudios pasados, como JPMorgan y Bank of America.

Pemex carga con una deuda de 106,500 millones de dólares (mdd), con la que ganó el nombre de la petrolera más endeudada del mundo.

Tanto Moody’s como S&P revisan la nota crediticia de Pemex con perspectiva negativa. Ambas han dicho que la revisión tardará hasta 12 meses y que consideran el futuro a largo plazo de la petrolera.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad