Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La salida a Bolsa de Coinbase abre el apetito por los fondos de bitcoin

Los reguladores financieros en Estados Unidos han frenado la entrada del bitcoin a uno de los mayores mercados financieros del mundo. Coinbase puede cambiar la situación.
jue 29 abril 2021 05:06 AM
Fondos bitcoin
Cada vez más inversionistas de gran tamaño tienen interés por sacar fondos que sigan el movimiento del bitcoin.

Los reguladores financieros en Estados Unidos han frenado la entrada del bitcoin a uno de los mayores mercados financieros del mundo. Hasta ahora. Con el debut en Bolsa de Coinbase, una plataforma de comercio de criptomonedas que debutó a mediados de abril en el índice tecnológico Nasdaq, el apetito de los inversionistas por los activos digitales parece imparable.

Basta con mirar dentro de los bancos de inversión tradicionales que se oponían al bitcoin. El estadounidense Morgan Stanley, por ejemplo, reveló que uno de sus dos nuevos fondos privados con exposición al bitcoin levantó 29.4 millones de dólares de 322 inversionistas, de acuerdo con documentos publicados en la Comisión de Bolsa y de Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Goldman Sachs recientemente buscó la aprobación de la SEC para lanzar un fondo cotizado, o ETF, que tenga una opción de exposición indirecta al bitcoin. Hasta JP Morgan, una de las empresas de servicios financieros más antiguas del mundo, claudicó y ya prepara su primer fondo con exposición al bitcoin, según reportó la agencia de noticias Bloomberg.

Publicidad

Para algunos gestores de activos y académicos es cuestión de tiempo para que exista una multiplicidad no sólo de fondos, sino de ETFs (fondos cotizados) y otros productos apalancados que se beneficien de la volatilidad de las criptomonedas. “Así como veíamos poco probable los futuros en criptomonedas y al final salieron, yo creo que lo mismo sucederá con los ETFs en Estados Unidos”, dice María Concepción del Alto, directora de maestría en Finanzas, de la escuela de negocios EGADE.

La académica sustenta su argumento no sólo aludiendo a lo sucedido en el mercado de futuros de Chicago, sino a la “mayor liquidez” y “apetito” que hay por estos activos digitales que acumulan una capitalización de poco más de dos billones de dólares, el mismo valor de Apple, de acuerdo con el sitio especializado Coinmarketcap.

El bitcóin supera por primera vez los 50,000 dólares

Este interés en satisfacer la demanda por las criptomonedas se puede observar en los anaqueles de los principales proveedores de ETF, explica Pierre Savarzeix, gestor de renta variable de Seeyond, filial de la gestora Natixis IM. En Canadá, donde se aprobaron ya ETFs para criptomonedas, la firma Horizon ETF Management lanzó este mes un fondo cotizado que permite ir en contra del bitcoin. “Podríamos esperar mayores flujos de gestores de activos que no hemos visto aún”, señala Savarzeix vía correo electrónico.

Para Luis Gonzalí, director de inversiones del gestor de activos Franklin Templeton en México, la demanda puede derivar también en productos apalancados que en lugar de intentar acotar la volatilidad se aprovechen de ésta. Un ejemplo puede ser un derivado u opción que replique cierto número de veces el rendimiento o las pérdidas del bitcoin.

“Sin duda vienen más productos, lo cual no necesariamente es bueno”, comenta Gonzali en entrevista. La otra cara de la moneda a la que se refiere el especialista es que un descalabro de los activos digitales se convierta en un problema sistémico.

Publicidad

Esta preocupación está sustentada en la volatilidad que se ha visto en el precio de las principales criptomonedas. En cuatro meses, el bitcoin, la criptomoneda más grande por su capitalización, pasó de 28,768 a 53,559 dólares, con picos y valles que asemejan a un electrocardiograma.

“La dificultad en estructurar instrumentos financieros alrededor de criptomonedas es inherente a su volatilidad. Dada la alta volatilidad experimentada en todas las criptomonedas, permanece muy difícil estructurar una garantía de seguridad”, apunta Savarzeix.

¿Qué sucederá con las criptos en el futuro? No todo depende de los bancos y fondos de inversión, otra parte también recae en los bancos centrales y los reguladores financieros. Hasta ahora, la mayor parte de estas instituciones ven utilidad en el uso de la tecnología detrás de las criptomonedas e impulsar una moneda digital pero sin ceder el control; es decir, centralizada.

“Esto podría evolucionar si los bancos centrales cambian su política alrededor de las criptomonedas”, asegura Savarzeix.

Publicidad
Publicidad
Publicidad