Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tesla cautiva a los inversionistas... pero para las agencias es 'basura'

El alza de sus acciones ha llevado a la compañía a valer más de 1 billón de dólares en Bolsa, pero las agencias calificadoras aún mantienen a la firma en grado 'basura'.
mar 23 noviembre 2021 05:01 AM
Centro de servicio de Tesla
Desde este año, Tesla se convirtió en una de las billonarias del mercado.

La empresa de vehículos eléctricos Tesla ha cautivado a los inversionistas en los últimos años. Prueba de ello es que en 2021 se unió al selecto club de las billonarias: la capitalización de la firma de Elon Musk ronda los 1.1 billón de dólares, alcanzando la marca superada también por empresas tecnológicas como Apple, Microsoft, Amazon y Alphabet.

Sin embargo, la confianza de las calificadoras no siempre está en sintonía con el clamor del mercado. A Tesla le tomó poco más de una década superar la marca del billón de dólares desde su debut en 2010. Hace dos años, la capitalización de esta empresa se ubicaba en 46,800 millones de dólares, esta alza de 23.5 veces es reflejo de la rápida escalada en el mercado de capitales. Sin embargo, la nota crediticia de Tesla aún no logra salir del grado de especulación, en contraste con las notas de “alta calidad” que registran los otros miembros del club del billón.

Publicidad

La calificación de Tesla ha estado empantanada, aunque este año parece ganar tracción. En octubre, la agencia Standard & Poor’s colocó la calificación en “BB+”, desde “BB”. Esta nota pone la deuda de Tesla a un escalón de la zona de inversión. También, en marzo, otra de las tres principales agencias calificadoras, Moody’s, mejoró la nota crediticia de “B2” al -aún grado especulativo- “Ba3”.

A diferencia de otros años, los analistas destacaron que las ventas de acciones de Tesla a lo largo del año pasado inyectaron liquidez y redujeron los riesgos crediticios. “Con más efectivo en su hoja de balance que deuda total, la compañía parece poder financiar fácilmente su expansión mundial”, señaló la calificadora S&P. “Además, ese colchón de efectivo ayudará a la empresa a sortear los cuellos de botella de la oferta a corto plazo”.

Esta presión en su deuda se alivió a finales de 2020, cuando Tesla salió a recaudar 5,000 millones de dólares con la venta de acciones, con miras a expandir la producción de sus vehículos eléctricos y construir plantas en Berlín y en Austin, Texas.

La racha positiva de Tesla en Bolsa también es impulsada por sus últimos resultados financieros. Al cierre del tercer trimestre de 2021, sus ventas aumentaron 72%, superando las estimaciones del mercado y a pesar de la crisis que vive la industria por la falta de semiconductores.

“No vemos que se ponga en duda la idea de que Tesla es el ‘asesino de la categoría’”, señaló en un reporte Barclays. Sin embargo, la nota crediticia y los análisis de entidades financieras aún reflejan ciertos riesgos. Para los analistas de Barclays, Tesla aún debe de superar los costos de materias primas, potenciales riesgos al escalar la producción en las plantas de Berlín y Texas, así como posibles retrasos en la producción de sus nuevos vehículos Cybertruck y la entrada de nuevos competidores que reduzcan su participación de mercado.

Publicidad

Para S&P y Moodys, más allá del ruido del mercado financiero, es importante mantener bajo análisis los volúmenes de venta, los márgenes y la cantidad de dinero en caja disponible previo a tomar una decisión sobre una calificación que entre en el rango de inversión.

Para mejorar este perfil, Tesla sigue retirando deuda con altos tipos de interés, según informó su director financiero Zachary Kirkhorn en su llamada para presentar sus resultados financieros. En el tercer trimestre, Kirkhorn optó por liquidar de manera anticipada deuda senior por 1,800 millones de dólares con vigencia en 2025.

Durante ese mismo periodo, la empresa destinó 1,500 millones de dólares para el pago de deuda neta y reembolsos de arrendamiento financiero, lo que le dejó un total de flujo de efectivo y equivalentes de poco más de 16,000 millones de dólares, un 11% por encima de lo reportado el mismo periodo en 2020.

Las metas de la empresa suenan ambiciosas y serán seguidas de cerca por las calificadoras y los mercados. En 2021, las entregas se plantean 50% por encima del medio millón de vehículos entregados el año pasado.

“De cara al futuro, estamos claramente por delante del ritmo necesario para alcanzar nuestro objetivo de crecimiento anual del 50% este año. La producción del cuarto trimestre dependerá en gran medida de la disponibilidad de piezas, pero estamos impulsando un crecimiento continuo”, dijo Kirkhorn.

Publicidad
Publicidad
Publicidad