Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gas y el petróleo se disparan por el cierre del suministro ruso a Europa

Rusia anuló el plazo para reanudar los flujos de gas por el oleoducto Nord Stream a Europa, lo que impactó el precio de los energéticos y presionó al euro.
lun 05 septiembre 2022 01:51 PM
(Tuberias de las instalaciones de recalada del gasoducto Nord Stream 1 se muestran en Lubmin, Alemania)
Rusia es uno de los principales proveedores de energía de Europa.

El precio de los energéticos se disparaba mientras que el euro bajaba por debajo de los 99 centavos por primera vez en 20 años, después de que Rusia dijo que el suministro de gas por su principal gasoducto a Europa seguirá cerrado.

Las entregas de gas debían reanudarse el sábado, pero Rusia anuló ese plazo el viernes y no dio uno nuevo para la reapertura. La noticia avivó los temores de una recesión en Europa, con las empresas y los hogares perjudicados por los elevadísimos precios de la energía.

Los precios del gas en Europa se dispararon hasta un 30% en la apertura del mercado.

Publicidad

Por su parte, el euro se hundía el lunes por debajo de los 0.99 dólares, alcanzando un nuevo mínimo de 20 años, después de que la interrupción del suministro de gas por parte de Rusia.

En los últimos meses, el euro está cada vez más correlacionado con los precios del gas natural, y el primero cae cuando suben los precios de la fuente de energía.

Europa se esfuerza por desprenderse de los suministros rusos y acumular reservas antes de los fríos meses del invierno boreal, pero los inversores consideran que el golpe para su economía será enorme.

Rusia canceló el sábado el plazo para reanudar los flujos de gas por el oleoducto Nord Stream, alegando una fuga de petróleo en una turbina. Esto coincidió con el anuncio por parte de los ministros de Economía del Grupo de los Siete de limitar el precio del petróleo ruso.

El euro llegó a caer a 0.9876 dólares en las primeras operaciones europeas, su nivel más bajo desde 2002, antes de recuperarse y cotizar con una baja de un 0.2% a 0.9939 dólares.

Otras divisas vulnerables a la espiral de precios de la energía también caían. En las primeras operaciones, la libra esterlina llegó a ceder medio punto porcentual a un nuevo mínimo de dos años y medio de 1.1444 dólares.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una cesta de divisas, alcanzó brevemente los 110.27, su nivel más alto desde junio de 2002.

En esta semana tan importante para el euro, los inversores también se preparan para la reunión del jueves del Banco Central Europeo (BCE) y los mercados han valorado en casi un 80% la posibilidad de una subida de las tasas de interés de 75 puntos básicos (pb), en un intento de combatir la inflación, que se sitúa en más de cuatro veces su objetivo del 2%.

Los funcionarios del BCE querrán que el euro, que ha perdido alrededor de un 8% de su valor en los últimos tres meses, se estabilice. Eso alimentará el deseo de tratar de domar la inflación mediante el endurecimiento de la política monetaria.

"Los elevados precios de la energía, el riesgo de escasez de gas y la respuesta fiscal y regulatoria determinarán las perspectivas del PIB y la inflación de la zona euro mucho más que cualquier cosa que el BCE pueda hacer con las tasas", dijo en una nota a sus clientes Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg.

 

El precio del petróleo sube 3%

Los precios del crudo subían mientras los inversionistas estaban atentos a las posibles medidas de la OPEP+ para recortar la producción y apoyar los precios en una reunión más tarde en el día.

Los futuros del crudo Brent avanzaban 2.99%, a 95.80 dólares por barril. El West Texas Intermediate en Estados Unidos ganaba 2.74%, a 89.24 dólares.

En su reunión del lunes, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, probablemente mantendrán sin cambios las cuotas de bombeo para octubre, dijeron seis fuentes de la alianza. Tres de las fuentes señalaron que podría discutirse también un pequeño recorte de 100,000 barriles por día.

"Se espera que el grupo deje sin cambios los objetivos de producción, pero es probable que al menos se discuta un recorte, lo que, si se lleva a cabo, crearía más volatilidad e incertidumbre en un momento de considerable malestar", dijo Craig Erlam, analista de mercado senior de OANDA.

Rusia, segundo productor mundial de petróleo y miembro clave de la OPEP+, no es partidaria de un recorte de la producción en este momento y es probable que el grupo de productores decida mantenerla estable, informó el domingo The Wall Street Journal, citando fuentes no identificadas.

Los precios del crudo han caído en los últimos tres meses desde los máximos de varios años alcanzados en marzo, presionados por la preocupación de que las subidas de las tasas de interés y las restricciones por el COVID-19 en algunas partes de China puedan desacelerar el crecimiento económico mundial y mermar la demanda petrolera.

Por otra parte, las conversaciones para reactivar el acuerdo nuclear de 2015 entre Occidente e Irán, que podría suponer un aumento de la oferta gracias a la reincorporación del crudo iraní al mercado, se han topado con nuevos obstáculos.

Con información de Reuters.

 
Publicidad
Publicidad