Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los taxistas, Waze y la nostalgia por la Guía Roji

¿Cómo Waze ha lidiado con las resistencias en el uso de la app? La plataforma de movilidad tiene cautivos a los conductores de Uber y Didi, pero no tanto a los taxistas tradicionales.
jue 07 abril 2022 04:33 PM
Waze
Waze fue lanzada en 2010, pero tres años después Google completó la adquisición de la plataforma por 966 millones de dólares.​

Ingrid Avilés está consciente de que puede llegar más lejos si está acompañada de aliados estratégicos como las empresas de movilidad. Sin embargo, la directora general de Waze México, reconoce que en su espectro de aliados no necesariamente están los taxistas tradicionales, quienes prefieren utilizar rutas conocidas o incluso sacar de la guantera un viejo ejemplar de la Guía Roji.

La ejecutiva asumió el cargo en julio del año pasado y desde entonces parte de su labor es estar al tanto de los resultados que deja cada apuesta de la aplicación de tránsito automotor en tiempo real y navegación asistida por GPS.

Una de las alianzas que más orgullo le da es la que tiene con las dos principales plataformas de movilidad en el país. “No hay ningún conductor de Uber o Didi que no use Waze, nuestra interfase está dentro de su aplicación”, expresa.

Publicidad

Esto permite que su mapa vivo, como ella lo define, esté presente en cada viaje, pero sobre todo en el top of mind de los consumidores. Tan solo Uber, con ocho años de existencia, es utilizada por más de 8 millones de usuarios y 200,000 conductores y repartidores en más de 70 ciudades de la República Mexicana.

Didi ha concretado más de 1,000 millones de viajes en los cuatro años que lleva de operación. En sus filas hay más de 350,000 conductores y repartidores, además de 10 millones de pasajeros activos en la plataforma, según datos de las mismas compañías.

Desde 2020, Didi se posicionó como la app de movilidad más usada por pasajeros y conductores. Además, es líder en descargas con 50% mayor volumen anual que el competidor más cercano, de acuerdo con data.ai (antes App Annie), una empresa en soluciones de análisis de datos de aplicaciones móviles.

¿Cómo Waze lidia con las resistencias en el uso de la app, por parte de los taxistas tradicionales que son baby boomers? “Es un tema generacional. Muchos de repente perciben que el mapa de Waze tiene varios elementos y prefieren interfaces que son más sencillas, pero cuando encuentran el valor de lo que ofrecemos, rutearte con lo que está pasando en ese momento, lo entienden”, dice Avilés. “Entonces, no tengo como tal una respuesta a la pregunta, pero puedo dar el contexto general de uso, con base en lo que observamos”.

No es que Waze lo esté haciendo mal, señala Luis Felipe Díaz Muñoz, especialista en mercadotecnia y profesor en Dirección de Negocios en la Escuela Bancaria y Comercial (EBC). Lo que pasa, dice, es que los llamados baby boomer fueron educados con cierta forma de pensar. Los baby boomer se resisten a usar Waze porque ellos traen una impronta de que tienen que hacer las cosas por su cuenta, de modo que no aceptan tan fácil que otro haga algo por ellos.

Y no solo pasa en cuestión de movilidad, agrega, hoy día es muy raro que un baby boomer lave su ropa en una lavandería, contrario a las generaciones más jóvenes que prefieren lavar en estos establecimientos en lugar de comprar una lavadora.

“Con la pandemia, estas generaciones tuvieron que utilizar cierta tecnología, por ejemplo, para hacer compras en línea, pero lo hicieron a través de un tercero, ya que siguen con esta desconfianza hacia la tecnología. Su lema es: si no lo hago yo, no va a salir bien. Si quiero hacer un arroz, lo hago. No veo un tutorial”, detalla.

La Guía Roji, ¿todavía existe?

Para el experto consultado, la Guía Roji podría ser una pieza de museo. Se trata de un cuadernillo con índice, que estaba acompañado de un mapa doblado que contenía el nombre y trazo de calles, avenidas, plazas, rutas de tranvía, etcétera.

Al escuchar Guía Roji, ésta se asocia con el mapa, pero en realidad es el nombre de una empresa de producción de planos que fue creada por Joaquín Palacios Roji Lara. En 1993, la compañía lanzó un mapa electrónico de la Ciudad de México en CD, cuatro años más tarde habilitó un portal electrónico y ofrecía ya los mapas de Guadalajara, Monterrey y la capital del país.

La empresa comenzó a tambalear en 2013, cuando uno de los socios falleció y no hubo un acuerdo entre los herederos del fundador. Tampoco logró hacer frente a la innovación de esos años, ni a la adopción de nuevas tecnologías para que su icónico mapa fuera más dinámico, aunque sí logró ampliar sus trazos a otros lugares de la República Mexicana como San Luis Potosí, Puebla, Querétaro, Cuernavaca, León, Toluca, Tijuana y Ciudad Juárez.

La empresa entró en concurso mercantil en 2017 y se declaró en quiebra ante el Juzgado 7° de Distrito en Materia Civil, en el Estado de Jalisco en 2018. “Tampoco es que el baby boomer haya estado muy apegado al uso de la Guía Roji”, apunta Díaz Muñoz. Pero la conexión que pudo haber tenido con esta generación es que los baby boomer no suelen preguntar cómo llegar a una dirección. “Para ellos todavía es más fácil leer una Guía Roji que confiar en una app porque es una forma de resolver por su cuenta”, reitera.

Publicidad

El reto de las marcas como Waze

El especialista asegura que las marcas, como Waze, tienen que buscar que su plataforma sea más accesible en el sentido de que se conviertan en facilitadores de tecnología, es decir, que en vez de que estén en un smartphone, apuesten por otros dispositivos.

“Hay que entender la parte física y biológica de la edad. Un baby boomer no tiene la misma capacidad visual que un joven. Tampoco tiene la misma coordinación al manejar y por eso no lo usa (Waze) porque siente que se distrae demasiado cuando está manejando. Escriben en el teléfono con un dedo, mientras que los millennials y centennials capturan mucho más rápido”, enfatiza.

El reto, entonces, es que haya interfases más sencillas, claras y con un rango visual más amplio que, en lugar de obstaculizar el uso para estas generaciones mayores, los invite a ser parte de ellas.

“Aunque esta población vaya a la disminución, las marcas deben considerar que siguen siendo clientes, y que económicamente muchos ya no tienen compromisos con los hijos. Ellos están interesados en encontrar artículos relacionados con su época. Ahí puede estar un área de oportunidad interesante”, advierte.

¿Y quién es ‘El Waze’?

Avilés asegura que, aunque sí hay una brecha, las generaciones mayores sí ubican a la plataforma, pero la ven como una persona: ‘El Waze’. Y esto también llega a pasar con generaciones más jóvenes.

“Hay generaciones que les cuesta un poco de trabajo, pero también es cierto que los más jóvenes lo entienden y ven el beneficio de Waze. Hay una transición generacional bastante acelerada. La pandemia abrió la mente de muchas personas que jamás iban a comprar en línea, y que hoy lo han experimentado, así que creo que cada vez vamos a tener a más consumidores de otras generaciones”, confía la directora.

Para lograr incrementar el engagement con los usuarios, Waze apuesta mucho por las voces de movilidad. El último que lanzó fue en alianza con Headspace, una empresa de meditación y mindfulness a nivel global. Así, los conductores podían escuchar frases como: ¡Peligro inminente! Conserva la calma, respira, o ¡Alto total! Observa tres cosas que no habías visto, entre otros mensajes positivos.

También ha hecho alianzas con marcas como Chetos y Bodega Aurrera para que las indicaciones del mapa las dé Chester o Mamá Lucha. En este tenor, tal vez algún día los baby boomers puedan escuchar las indicaciones de manejo en Waze, pero con la voz de Pedro Infante o María Félix. Todo puede pasar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad