Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Realmente vale la pena inscribirse en Cannes Lions?

Aunque la inscripción en Cannes Lions llega a los 900 euros por pieza, lo más ‘normal’ es no ganar, comenta Pablo Batlle, CEO de Rock The Agency.
lun 27 junio 2022 11:39 AM
Pablo Batlle
Pablo Batlle es CEO de Rock, una agencia de publicidad que ha trabajado con marcas como Cerveza Tecate, Oxxo, DosEquis, Alpura, Grisi, Espolon, Labello, Secret, Gillete, Procter & Gamble, Tangamanga y Bernina.

Por años, Pablo Batlle odió las matemáticas. El director general de Rock The Agency reconoce que no terminó la licenciatura de Publicidad porque le faltó cursar una materia: análisis cuantitativo. Sin embargo, “en esta industria, prevalecen más las buenas ideas que los títulos”, dice.

Con el tiempo, el argentino se reconcilió con los números. Cómo no hacerlo, si en el esquema publicitario las métricas y los resultados también son una parte esencial. Hoy, antes de inscribir una pieza creativa a festivales como Cannes Lions, Batlle primero saca las cuentas.

Publicidad

“Las grandes corporaciones invierten mucho dinero y si ganan un león de plata o un bronce ‘salen a pavonearse’ por haber ganado esos metales, pero si uno saca cuentas esa plata y bronce terminó saliendo en 80,000 o 40,000 dólares, según el número de piezas que inscribieron”, comenta.

Expansión (E): ¿Qué es lo que valoras al momento de inscribir o no una pieza?
Pablo Batlle (PB): Soy muy selectivo. El año pasado no inscribimos nada, el anterior una o dos piezas y este año dos. Yo no quiero perder la plata, regalarla tampoco y menos tirarla, la inscripción en Cannes llega a los 900 euros y lo más ‘normal’ es no ganar. Este año, leí que 25,464 piezas fueron inscritas.

Pero hay años donde sabes que puedes jugar con algunas piezas. Cuando estuve en Del Campo Nazca Saatchi and Saatchi siempre ganamos en Cannes. Gran parte del secreto es que traíamos el libro que te daban al inscribir tus piezas, ahí estaban todos los shortlist y los que se habían inscrito en el festival, entonces podías ver qué categorías eran más flojas que otras. Apuntábamos a clientes que estuvieran en esas categorías.

Pero si tú quieres ganar en Cannes tienes que trabajar para ello, y eso implica estar tres meses deteniendo la operación de la agencia, invirtiendo dinero, dejando de lado el trabajo de los clientes del día a día porque estás pensando en el festival, entonces se vuelve algo que no es lógico ni normal.

E: Como ganador de premios y ex jurado de Cannes, ¿cuál es el plus de ganar un león?
PB: Hoy solo inscribo piezas porque considero que mis creativos merecen la oportunidad de ganar y de sentir lo que yo sentí en su momento. Que muestren esa presea a su familia, que lo publiquen en la redes sociales y que sus amigos estén orgullosos de ellos, al igual que sus padres. A veces los creativos necesitan sentir el orgullo y los clientes también necesitan estar orgullosos de su trabajo. Es una experiencia que los puede motivar a seguir trabajando y a dar lo mejor de sí en cada campaña.

E: Además de la inversión, ¿qué desventajas percibes de inscribir piezas en un festival de esta magnitud?
PB: Le tomé un poco de odio a los festivales porque hay mucha presión y eso no es bueno para las personas. Además, hay mucho recelo, cuando en realidad el nivel de exigencia es absoluto. Fui jurado en la categoría de Televisión por Argentina y por México, y para que una pieza gane son muchos filtros, se ven las piezas unas 10 o 12 veces y cada miembro del jurado debe levantar la mano y argumentar por qué debe ganar.

Yo creo que la clave es ver más al cliente que al propio ego y orgullo por haber –o no– ganado. Pero lo cierto es que hoy día, si yo tengo 10,000 dólares prefiero invertirlos en la agencia que en un festival de publicidad. Contratar a más talento, comprar nuevo equipo, etcétera.

 
Publicidad
Publicidad