Publicidad
Publicidad

El poder es la mayor motivación de Donald Trump

Con sus más recientes indultos, el presidente de EU muestra su gusto por ejercer un poder sin freno, de acuerdo con especialistas.
Uso político del indulto
Uso político del indulto Expertos indican que Trump podría estar usando el indulto de una manera que no se ha visto en la historia moderna de EU. (Foto: Reuters/Kevin Lamarque)

Hay múltiples explicaciones para la más reciente tormenta de indultos del presidente Donald Trump, pero todas están arraigadas en un rasgo característico del personaje: su gusto por ejercer un poder desenfrenado.

Al eliminar la convicción del cineasta conservador Dinesh D'Souza, y al insinuar perdones más controvertidos por venir, Trump muestra su voluntad de poner a prueba los límites de su poder y aplastar las convenciones y restricciones no escritas que rodean la Oficina Oval.

Los críticos están protestando porque su movimiento revela superficialidad política, subvierte el sistema de justicia y envía un mensaje a los ayudantes bajo coacción del fiscal especial Robert Mueller .

Pero Trump parece estar diciendo: "Tengo este poder, ¿por qué no usarlo?"

Publicidad

El perdón del presidente a D'Souza, y el posible perdón para Martha Stewart y la conmutación a Rod Blagojevich, no forman parte de una estrategia más amplia para enviar un mensaje a Mueller y al director despedido del FBI, James Comey, según dijo un alto funcionario de la Casa Blanca a Pamela Brown de CNN.

El funcionario dijo que a menudo la gente dirige la atención del presidente hacia los posibles indultos y luego comienza a flotar la idea internamente. El funcionario agregó, sin embargo, que el que Trump nombrara a Stewart y Blagojevich fue una sorpresa para el personal.

Recomendamos: Trump se dice con derecho a perdonarse si lo acusan de algún crimen

La pregunta no es si Trump hizo algo incorrecto legalmente, sino si su uso de esta autoridad suprema es oportuno y apropiado.

Publicidad

Lo primero que hay que señalar es que está actuando de acuerdo con el Artículo II de la Constitución de EU, que otorga al presidente el poder de "otorgar indultos y perdones por delitos contra Estados Unidos, excepto en casos de juicio político".

Esa autoridad representa uno de los poderes más ilimitados otorgados al comandante en jefe, una de las razones por las cuales los presidentes a menudo han sido cuidadosos en su uso, esperando con frecuencia hasta las últimas horas de sus administraciones para conceder sus perdones más polémicos.

Trump no ha mostrado mucho interés en la idea de que la oficina de la presidencia en sí es sagrada y necesita protección. Y le parece perfectamente correcto usar sus atavíos como un medio para promover intereses personales o políticos.

Lee: La economía, el lado fuerte de la Era Trump

Publicidad

¿Poder desenfrenado?

El indulto de D'Souza se suma a las crecientes preguntas, incluidos los ataques de Trump contra el Departamento de Justicia y el FBI, sobre la disposición del presidente a someterse a controles bajo su propia autoridad.

"Creo que el presidente va más allá de los mensajes: creo que está poniendo a prueba los límites de la presidencia", dijo Carrie Cordero, exasesora del fiscal general adjunto para la seguridad nacional, a Wolf Blitzer de CNN.

Publicidad

"Creo que está tratando de usar la presidencia potencialmente de maneras que no hemos visto en los tiempos modernos", dijo Cordero, y señaló que la mayoría de los otros presidentes desde fines del siglo XIX usaron el Departamento de Justicia para revisar las decisiones de indulto.

Un portavoz del Departamento de Justicia dijo el jueves a CNN que Trump no consultó el indulto a través de la Oficina del Procurador de Perdones, como también sucedió con los controvertidos indultos del exjefe de personal de Dick Cheney, I. Lewis "Scooter" Libby y el exalguacil de Arizona, Joe Arpaio .

"Lo que ha hecho este presidente, que no hemos visto en siglos, literalmente, es que el presidente tome decisiones unilaterales ... evitando por completo el 100% de ese proceso político". Creo que está buscando formas de expandir su presidencia y está viendo hasta qué punto las otras ramas del gobierno le permitirán salirse con la suya", dijo Cordero.

Corey Brettschneider, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Brown y la Escuela de Leyes de Fordham, dijo que el poder de indulto debe ser un gesto misericordioso para aquellos que han sufrido a manos de la ley.

Publicidad

"Parte de la idea de misericordia es mostrar respeto por los demás en lugar de interés propio", dijo. "La preocupación es que estos perdones no se refieren a eso; se trata de las propias ambiciones del presidente y su propio deseo de mostrar su poder y su deseo de no ser subordinado a las leyes o ideas constitucionales".

null"Me preocupa que sea una especie de gesto de amenaza y va a utilizar los poderes de la presidencia tan lejos como pueda", agregó Brettschneider, autor del próximo libro The Oath and the Office.

Motivaciones

Publicidad

Trump tiene muchas motivaciones políticas, legales y personales para ejercer su poder para perdonar a D'Souza, quien se declaró culpable de violar las leyes de financiamiento de campaña en 2014 después de ser acusado de usar prestanombres ilegalmente para contribuir con un candidato republicano al Senado.

El presidente explicó en Twitter que D'Souza había sido "tratado muy injustamente" por el gobierno.

Pero al perdonar a un vehemente agitador a favor de Trump, el presidente hizo una declaración evidente de que si otros partidarios que son tremendamente populares con su base se quedan a su lado, él los protegerá.

Lee: Donald Trump apelará decisión que le impide bloquear a sus críticos en Twitter

Publicidad

Esa dinámica estaba claramente en juego cuando Trump causó una tormenta el año pasado al perdonar a Arpaio después de que fue declarado culpable de desacato criminal en un caso relacionado con sus políticas de línea dura hacia los inmigrantes indocumentados.

Arpaio fue un defensor vocal de la campaña de Trump en 2016 y utilizó su notoriedad nacional para abogar por la postura agresiva de Trump sobre la seguridad fronteriza y las deportaciones.

Su indulto indignó a los grupos de derechos civiles y algunos críticos republicanos del presidente, como el senador John McCain, quien dijo que la medida socavaba el respeto por el estado de derecho porque Arpaio no había mostrado remordimiento por sus acciones.

Lee: Macron compara con una salchicha sus conversaciones con Trump

Publicidad

La decisión de Trump de usar su poder para perdonar a D'Souza también preocupaba a los defensores de la reforma electoral porque en el momento de dictar sentencia admitió que sabía que estaba violando la ley al usar prestanombres.

"Donald Trump ha enviado un mensaje a sus amigos y compinches de que si rompen las leyes para protegerlo o atacar nuestra democracia, él los apoya", dijo David Donnelly, presidente y CEO de Every Voice, un grupo de vigilancia de dinero en la política.

Sin embargo, el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, dijo que D'Souza había hecho la restitución y aceptado la responsabilidad de sus acciones.

Pero Shah, al hablar en Fox News, también insinuó un motivo partidista al decir que el héroe conservador fue objeto de un "enjuiciamiento selectivo" por parte de la administración Obama.

Publicidad

Lee: El enojo de Trump con el FBI llevará a una lucha constitucional

Y en un comentario que podría comenzar a hacer sonar las campanas de alarma, dijo que D'Souza fue declarado culpable de "infracciones y crímenes" que rara vez son enjuiciados.

Implicaciones futuras

Publicidad

No es imposible que una justificación similar se pueda utilizar en caso de que el abogado personal de Trump, Michael Cohen , sea declarado culpable de infringir las leyes de financiamiento de campaña con un pago a la estrella de cine adulto Stormy Daniels. Hasta el momento, Cohen no ha sido acusado de ningún delito, pero su oficina y residencias fueron allanadas por el FBI en abril.

Hay otra razón por la cual la decisión de Trump de usar nuevamente su poder de indulto en un caso tan políticamente delicado causará preocupación: podría interpretarse como una señal para Cohen y otros acólitos de Trump, como el ex presidente de la campaña acusado Paul Manafort, de que si no cooperan con los fiscales, pueden esperar una recompensa.

El representante Steve Cohen, demócrata de Tennessee, le dijo a CNN el jueves que un colega republicano le había dicho que esperara más indultos de la Casa Blanca.

"Lo que estaba diciendo, básicamente, era que tendremos una 'masacre de sábado por la noche', pues habrá varios indultos en un día. Creo que Manafort lo sabe. Creo que Michael Cohen lo sabe. Creo que Robert Mueller probablemente lo sepa", dijo Cohen.

Publicidad

La idea de que Trump podría perdonar a alguien que ha sido tratado "muy injustamente" por el gobierno podría servir en el futuro como una tarjeta general para salir de la cárcel para cualquier persona en su campaña, o incluso si su familia necesita un perdón, si Mueller asegura su condena.

Trump también ha demostrado que está dispuesto a utilizar el poder de su oficina para satisfacer sus resentimientos personales.

Esa es una de las razones por las cuales su comentario a los periodistas el jueves de que estaba pensando en perdonar al exgobernador demócrata de Illinois encarcelado Rod Blagojevich y a la gurú del diseño Martha Stewart, que dijo que votó a favor de Hillary Clinton.

Stewart fue procesada por el némesis de Trump, James Comey, cuando el ex director del FBI era fiscal del distrito sur de Nueva York. Blagojevich fue encarcelado por corrupción política por uno de los mejores amigos de Comey, el fiscal de Chicago Patrick Fitzgerald. Y Fitzgerald también estaba detrás de la condena de Libby.

Publicidad

Podría ser una gran coincidencia, por supuesto.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo el jueves a Brown de CNN que era dudoso que Trump siquiera supiera sobre la participación del ex director del FBI y su círculo en las condenas.

Pero seguramente disfruta de la idea de que podría usar el poder presidencial para destripar el legado legal de un enemigo político, Comey, tal como lo está haciendo en un sentido político con el expresidente Barack Obama.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad